jueves, 14 de noviembre de 2013

DE LA DICTABLANDA A LA DEDOCRACIA



Son muchos los que reprochan y critican la situación actual haciendo responsable a nuestra democracia, como si este estado de derecho nos hubiese tocado en una tómbola o sorteo.

No distingo dictaduras de izquierdas o derechas, no comparo las de tiempos pasados y las actuales, me da igual China, Argentina, Rusia, Chile, Cuba o España.

Para que la libertad triunfe han sido muchos los que fueron humillados, exiliados, torturados o asesinados.

En estos momentos tenemos cada cierto tiempo la “bendita” posibilidad de dirigir nuestro futuro, escogiendo a nuestros mandatarios, que en muchas veces erramos a la hora de la elección…, quizás se falla a la hora de aplicar las leyes, lo importante sería modificar la legislaciones y que ningún dirigente cuando realice su mandato y cometa cualquier tipo de infracción o ilegalidad quede impune, pero no por ello debemos culpar a la democracia…

El que quiera absolutismo y feudalismo, yo se lo regalo…

4 comentarios:

María A. Marín dijo...

Democracia = Gobierno del pueblo.
La palabra lo dice:
Tonelada = Mil kilos.

Pues eso.

Saludos

Genín dijo...

ADEMÁS ES UN SISTEMA GENIAL PORQUE VOTES A QUIÉN VOTES TODO SIGUE IGUAL, CON CORRUPTOS Y MANGANTES POR DOQUIER!!!
Pero desde luego donde va a parar, al menos tenemos esperanza de cambiar las cosas sin dejar el pellejo en una cuneta.
Totalmente de acuerdo contigo.
Salud

mariajesusparadela dijo...

No es democracia votar cada cuatro años: tienen que darnos la opción de pedir explicaciones y responsabilidades. Tienen que hacer una ley electoral diferente, con listas abiertas en las que podamos elegir a quien nos de la gana, sea del partido que sea. Una persona un voto y con el mismo peso para todos loss partidos.
Y un largo etc.
Lo de hoy no es democracia empezando porque la legislación habla de la separación de los tres poderes (Ejecutivo, legislativo y judicial) y hoy los tres son uno. Y lo sabemos.

Maripaz dijo...

Es difícil elegir sin equivocarte, pero por lo menos podemos elegir.