jueves, 12 de febrero de 2015

EL MALAJE DE TURNO...



Nunca me ha gustado trabajar la noche y en eso he tenido mucha suerte, en contadas ocasiones he terminado mi trabajo demasiado tarde…

Al tener un horario tan estándar, no tengo que “torear” con la fauna noctámbula, y es que la noche confunde y perturba, y como por arte de magia aparecen personas que no son tu clientela habitual, (por supuesto es un tanto por ciento muy bajo pero que se hacen mucho de notar…).

Aquí incluyo a malajes maleducados, borrachos groseros, insolentes desvergonzados, malhablados incultos, impertinentes vulgares, cínicos obscenos, viciosos libertinos, degenerados juerguistas, escandalosos inmorales, descocados calaveras...

Dios los cría y ellos se juntan… y aquí está el camarero para ejercer de psicólogo, psiquiatra, consejero, asesor, especialista, experto y sobre todo mediador de emergencia.  

5 comentarios:

Alfa Fon-Amor dijo...

Uyyyyyyyyyyyyyy,por todo el mundo hay,abrazos.

Genín dijo...

Cierto, la fauna nocturna es todo eso y mas, no me gustaría lidiar con ellos...
Salud

Eloisa Garcia dijo...

Que razón tienes, Mamé...además tienen la habilidad de tocarte los bemoles justo la noche que menos tocables los tienes...tendrán un radar?

mariajesusparadela dijo...

¿Incultos que se hacen mucho de notar?

Anónimo dijo...

Con lo bien q se esta compartiendo alegria, pasando buen rato entre amigos, y sin mete patas...