domingo, 20 de diciembre de 2009

PROHIBIDO NO ENTRAR...



No se que me está pasando últimamente pero todo los comentarios que realizo terminan transformándose en muy espirituales y conceptuales y yo no tengo ni ganas ni pretensiones de que así sean, no soy el más indicado en dar consejos y mensajes a nadie, en mis modestos artículos actuales, me gustarían e intento pretender: lo primero que sean entretenidos o por lo menos “un poco interesantes” y lo segundo y lo más importante es que yo me lo pase bien cuando los estoy redactando y satisfecho una vez terminados, porque sino “apaga y vámonos”, tengo que tener muy claro que yo escribo para mi y no para un público, porque este puede ser un gran error si pongo caras a los futuros lectores, porque ahí empezaría mi autocensura, por querer intentar gustar o caer bien a un número indeterminado de personas y con ello callar mis ideas, ocurrencias, creencias o ideologías, por no pretender “herir la sensibilidad” del osado lector. (Artículos estos algunas veces acertados y otras muchos erróneos).
.
Quizás estemos jugando a “ser periodistas o informadores” ¿Qué no se si esto será bueno o malo? Pero lo que si está claro es que en la variedad de opiniones de las que tenemos acceso podremos sacar la nuestra propia e intransferible, dentro de toda la “libre expresión” que nos dan nuestros blogs, lo que si tengo claro es que no quiero dominar el mundo ni ahora, ni dentro de una semana…

6 comentarios:

__MARÍA__ dijo...

Esto de los blogs tiene "cacaruca"
Yo estoy en la etapa "lo voy a dejar, lo dejo, ya no escribo más..." he pasado por otras anteriormente, pero lo que sí es seguro que el mundo no se puede dominar desde un blog, ¿o sí?

MIGUEL ANGEL dijo...

Pues claro que no Maria.Nadie puede encauzar la sociedad desde un blog, pero sí como dice Mamé poder plasmar lo que sientes y opinar sobre temas de actualidad pero desde un punto subjetivo y no para captar audiencia en los blogs. Es verdad que puede resultar cansino a veces poder publicar algo pero creo que a la larga estasmos creando un gran familia de blogueros que estamos ahi cuando pasamos por malos momentos, bueno y no tan buenos.
Lo importante de todo esto es que lo hace uno lo hace por placer no por obligación.
Felices fiestas a todos.

maile dijo...

Escribió esto en su primera entrada...

"Esta vida es una sinfonía agridulce y en algunas ocasiones los extremos se tocan tanto que somos nosotros mismos los que nos ponemos las trabas para ser felices, con tanto perjuicios, complejos y menosprecios a nuestra persona al intentar rozar la perfección impuesta por una hipócrita y falsa sociedad donde abunda la doble moral".

Estos nuestros blogs, pueden ser los reflejos de esos extremos, de nuestros complejos y menosprecios, tambien de nuestros sueños, deseos y más íntimos pensamientos, porque no tenemos que atenernos a esa "doble moral" hipócrita y perfecta. Nuestro estado de ánimo, nuestras opiniones, conceptos, creencias y esencias, las reflejamos aquí, si es eso lo que queremos hacer.
Leemos los blogs de otros, que tienen vivencias distintas y, quizás, nos dan a conocer cosas que no sabíamos ni que existían o nunca habíamos pensado en ellas. Y opinamos con entradas o comentarios.
¿Es más importante que te guste a ti, o a los demás?,¿Es más importante comentar o ser comentado?... Creo que si lo que escribes es lo que crees, lo que piensas, lo que sientes... y si encima te has esforzado en hacerlo bien, buscando las palabras adecuadas y, al final te gusta...¡¡¡chapó!!!
Este mundo es un riesgo... o tu vida se enriquece, o tus sueños se desvanecen... nadie domina al mundo, ni hoy, ni la semana que viene, ni dentro de un año...

Sigua usted escribiendo como hasta ahora, o como quiera. si nos gusta le leeremos y si no, pues no. Que eso no le preocupe que a todos nos pasa igual.

Besos señor Mamé.

Alfonso dijo...

El blog es nuestro. Somos libres de escribir. Los demás somos libres de entrar. Y nos gustará o no nos gustará. Pero lo más importante es eso, que sea libre, que nos haga disfrutar.
Si sentimos que el blog, nos estresa, nos preocupa y nos hace coartarnos a la hora de escribir, es que nos importa demasiado la opinión de los demás, y entonces, pienso que nos estamos equivocando.
Somos como somos y nuestros blogs son como son, reflejo nuestro.
Ea :)

María Jiménez V. dijo...

Sigue escribiendo como hasta ahora,
con sinceridad, con credibilidad, con libertad, con todo tu sentir y con criterio y con esas palabras que salen desde lo más hondo de tu ser.
Porque es lo que crees, lo que piensas y lo que quieres.
Ya cada quien es libre de escoger que leer o no leer.

Un saludo desde la otra orilla del atlántico.

Angel dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Maria J.
Cada persona que empieza un blog es porque tiene algo que contar o decir, nos guste a los lectores o no. Si no me gusta dejo de entrar y basta y lo comento.
Pero de la única manera de seguir escribiendo es desde tu punto de vista y tus convicciones. Yo puedo estar probablemente con muchas cosas en desacuerdo pero eso no me impide de leer lo que alguien escribe y aprender o convencerme de lo contrario . No pareis(si Maria, tu tambien) aunque se que en algunos momentos os puede ser difícil.
Solamente queda dar os las gracias.