jueves, 1 de marzo de 2012

¿QUÉ ESTÁ PASANDO...?


¿Qué es lo que está pasando en la blogosfera? ¿Qué ocurre? Eso es lo que yo me pregunto, con blogs que se cierran y desaparecen, otros en los que sus autores cuelgan una entrada muy de vez en cuando y en otros casos solo son pie de fotos o temas sin mucha trascendencia o importancia.

En el otro extremo (los menos) están unos blogs tan comprometidos que resultan tan sinceros y reales que dan que pensar en tiempos tan dificultosos y complicados que vivimos, puede que este mundo “virtual” esté muy a la deriva y se aleja por lo menos de lo que fue mis inicio en 2009 y ya no le dedicamos las ganas y fuerzas de los momentos de sus comienzos. (Yo también me incluyo en esa desgana y apatía).

Esperemos que esta situación sea momentánea y que en la blogosfera se respire aires nuevos de cambios a nuestro favor, me siento muy a gusto en este peculiar universo pero quizás le falte algo que no se describir…


25 comentarios:

emejota dijo...

Todo se desgasta, envejece, pero por mis patas de gallo que no permitiremos que el desánimo nos arrúge más aún. A veces un pequeño respiro resulta necesario cuando una experiencia dolorosa hace mella en el corazón y se necesita compartirlo con los congéneres para sanarla. Eso también une y enlaza, te lo aseguro, los corazones de los más sensibles. Bssss.

Eastriver dijo...

Supongo que la gente se cansa. O lo que es peor, se quema.

Quemarse no es lo mismo que cansarse. Quemarse implica un desengaño, por algún motivo.

Yo no me he cansado nunca del blog aunque tuve una época, hace un año, en que sentí que esto había dejado de tener sentido, o no tenía tanto como pensaba. Digamos que me quemé. Mi opción fue dejarlo, de la noche a la mañana, sabiendo que volvería. Me sentí cansado, como si me hubiera chupado la energía. Necesitaba un tiempo, un descanso, pensar qué era lo que había hecho mal. Y llegué a una conclusión.

La blogosfera, como todo, puede llegar a ser obsesiva, y si nos entregamos mucho y trabajamos también mucho y por tanto tenemos poco tiempo puede llegar a provocarnos un cierto stress. Eso fue lo que me pasó a mí. Así que cuando volví, creo que hacia verano, lo hice sabiendo dos cosas: que el blog es una afición, y que por tanto no es necesario obsesionarse con él, que era lo que me pasaba, que quería no perderme ninguna entrada vuestra. Me dije que si no leía algo que no pasaba nada. ¿Que va a pasar? Uno llega hasta donde puede... Y otra cosa, que para intentar no obsesionarme publicaría sólo una entrada cada seis días. No más.

Y mira, creo que ha funcionado: hay días en que ni pienso en el blog, porque no tengo tiempo. Y otros en que tengo tiempos dispersos que los dedico gozosamente a leeros, o a preparar una entrada, pero sin prisas.

Anónimo dijo...

Es verdad! Yo creo que el blog personal, el que no se dedica a nada especial que no sea escribir lo que te de la gana y cuando te de la gana, puede llegar a ser como un diario de pensamientos, aunque haya veces que lo expreses con imágenes y texto, con poemas, cuentos, narrativas, con una frase o una pregunta. En mi caso particular, abrí el blog para eso, y en cierta manera es lo que hago. Tomado de esta forma puede ser un antiestresante y todo, valga decir que muchas personas se han creado ellos mismos una obligación para si o para los demás y entonces, en ese caso, es posible que decaigan las ganas, las ilusiones y es por eso que muchos cierran. Yo opino que los que cuelgan poca cosa es por su forma de expresarse, se sienten bien así y sin crear ni crearse ningún tipo de obligación, a no ser que cobres por ello o tengas un blog lucrativo, eso es otra cosa. Todo tiene su derecho y su revés, la moda también pasa de moda... jeje. Un beso

Felicitat

mariajesusparadela dijo...

Los blogs son, creo yo, como las personas: pasan por momentos. Y, como la vida, hay que dosificarse y darle un lugar. Para mi, lúdico y experimental. Y en ello lo utilizo.

Dilaida dijo...

Si tenemos en cuenta que todos tenemos otra vida, trabajo, familia y que el blog, al menos para mi, es una forma más de entretenerme. Esos momentos de ocio que le dedico dependeran mucho de como marche el resto de mi vida, mis responsabilidades, que por supuesto son los primero y lo más importante.
Bicos

Mos dijo...

A veces me han dado ganas de tirar la toalla y cerrar el blog. Otras, veo que me gusta que me visiten y me gusta visitar y leer entradas de los demás. Todo un mundo de buena gente que te engancha.
Lo mejor es intentar moderarse y no abandonar por desgaste.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

María dijo...

En mi humilde opinión, esto de los blogs (incluyo aquí también a plataformas del tipo facebook, twitter, etc) es algo que se pone de moda y todo el mundo tiene que ir a la moda.
¿Cuántas veces se ve una prenda que se pone de rabiosa actualidad y todo el mundo se compra? ¿Cuántos terminan con esa prenda olvidada en el fondo del armario para toda la eternidad?
Conozco a gente que abrió un blog en su momento. Escribía de vez en cuando, ponía información, documentación, vídeos, etc. Estaba entusiasmado con esto de ser un bloguer.
Hoy ya no actualiza y ni siquiera entra para darse una vuelta por él. ¡Ha pasado la rabiosa moda!
Esos blogs impulsados por el esnobismo, han pasado a formar parte del fondo de lo etéreo, en el que se quedarán para siempre jamás.
Yo sigo...de momento.

Besos

Alicia María Abatilli dijo...

Hace mucho, mucho que vengo bregando porque no cierren los blogs ¿Qué mal hace un blog abierto? ¿Y qué pasa con aquellos que dejan sus comentarios? ¿no merecen respeto? Si están desconformes con lo que escriben,creo que al cerrarlos demuestran que también están desconformes con aquellos que dejaron lo mejor de sí en cada entrada.
Por eso, cada tanto publico una entrada como la que te envio el link http://enelpaisdealiciamaria.blogspot.com/2011/05/por-favor-amigos-no-cierren-jamas-sus.html
Pero igual, día a día, noto que los blogs son cerrados.
Quedaremos algunos, los fieles. Al menos el mío mientras exista esta posibilidad (no digo yo, porque eso uno no lo tiene escrito)seguirá abierto.
Me gustó encontrarte, Mamé.
Regresaré.
Alicia

José Vte. dijo...

Yo hace ya bastante tiempo que abrí el blog como una necesidad de expresarme y sobre todo para tener la mente ocupada. Poco a poco ha ido girando hacia otros derroteros, pero me gusta, puede ser una herramienta muy interesante tanto para expresar las propias inquietudes como para gritar cuando algo te quema.
Pero comprendo que ha veces puede ser algo estresante, como todo en la vida, puede llegar a convertirse en algo adictivo y dificil de separar de la vida cotidiana.

Saludos

Sara O. Durán dijo...

Vine a decirte que regreses, porque te puse una contestación a tu comentario que te sirve mucho... Y mira que me encuentro, con que estás algo desanimado, así que doble razón para que vengas a mi casa. estás obligado obligado!
Sí hay pesimismo en el aire!!, no es para menos, también hay gente poco comprometida, pero paralelamente hay gente con gran compromiso, con unas ganas enormes de poder influir globalmente para iluminar a otros a través de los blogs y la calidez... Yo me incluyo en este sector. tengo mucha incertidumbre esterna, pero una gran certidumbrte interna. Estoy segura de que saldremos adelante como una comunidad humana, como LA RAZA HUMANA, muy grande muy fuerte amorosa y feliz. Para eso sirven las experiencias como esta, que parece un retroceso, no lo será, porque trascenderá nuestra conciencia por la vía del amor. El amor que es de verdad, el que se da a cualquiera, con la cara que sea, con el idioma que sea, con la circunstancia que sea. Pues si no lo hacemos así de todas formas mas adelante estaremos unidos por la desgracia (las hambres, las sedes, las erosiones de las tierras, en que ni con dinero obtendremos nuestros satisfactores BASICOS) asi que más vale actuar antes de eso.
No te preocupes, solo es falta de dinero en el globo... Pero eso siempre nos despierta a otras oportunidades, que no se compran con dinero y que son las fundamentales.
Un abrazo y ven a ver tu respuesta.
Saludos para tu compañera de vida.

Sara O. Durán dijo...

La gente busca la evasión y el desinterés, para ocultar el miedo. No te preocupes por eso, ni exijas a los demás, lo que de momento no pueden dar... mejor ponte a darles y verás cuántos ánimos levantas y te sentirás millonario en afectos. Yo soy muy cálida, el blog lo abrí para dar amor, esa fue mi intención inicial y ahora me causa gracia, que recibo muchísimo más amor del que doy, todos los días. A manos llenas, por ejemplo de personas tan hermosas como Jose Vicente, a quien considero un gran amigo, aunque no le conozca en persona. Para mi es entrañable ya.
p.s. disculpa que me extendiera tanto, me inspiraste. ¡Ánimo y manos a la obra!

Anusky66 dijo...

por alusiones!!!
ya que últimamente solo pongo vídeos , apenas escribo y cuando lo hago es sobre cosas sin importancia,pero es que mi vida real esta en un punto que roza lo insoportable y escribir un blog personal sin soltar negatividad en cada palabra me resulta imposible así que mejor callar.ademas callada gano seguidores ( ironías crueles de esta vida virtual)
espero que sea temporal
Un besazo

Genín dijo...

Siempre ha pasado, lo que pasa es que tu ahora te fijas por lo que está pasando seguramente contigo mismo, pero es natural, las cosas a veces se toman con entusiasmo y luego de un tiempo se reposan y adquieren otras tonalidades, otras necesidades, en la medida que como te sucede se ven desde otro punto de vista.
No se debe hacer lo de Anusky, hay que soltar lastre, escribir lo que sintamos, y unas veces tendrá negatividad y otras dulzura, otras mas, aburriremos a las ovejas, pero es lo que hay, la vida misma es así...
Salud y abrazo, amigo

MariluzGH dijo...

Mamé todo tiene su tiempo y un blog es un diario, donde recoger el acontecer de nuestra vida y la vida de los demás y darla a conocer... todos hacemos lo mismo; algunos lo hacen para no sentirse solos y llegan a estar tan acompañados que tienen que cerrar puertas para recuperas sus propias vidas... hay días que los dedico sólo a leer a todos los amigos que sigo, a los nuevos que me van llegando y los que busco para mi propio divertimento; lo hago por y con placer... el día que deje de encontrarle el gusto, cerraré puertas y con la maleta a otra calle...

Todo es cíclico, amigo. Ahora la gente está volcada en las redes sociales, el vivir "en directo" las 24 horas del día y de cara al mundo, sin intimidad ni tiempo para mirarse uno mismo... ¡una lata! según mis gustos :)

No te desanimes, chico; la primavera la tenemos a la vuelta de la esquina ;)

dos abrazos

María dijo...

Hola MAMÉ.

Corren tiempos de prisas y agobios. En mi caso he comentado alguna cosilla sobre cine porque los versos se quedaban pegados en mis labios.
Un beso desde Murcia.

María

Alicia dijo...

Como cantaban GOLPES BAJOS, "Corren malos tiempos para la liríca...", en realidad para casi todo....

El Naranjito dijo...

Me puse como meta pasarmelo bien con esto del blog y "jugar" a escribir. Aprender de los demas y dejar mi puntito de ironía sobre la vida cotidiana, que en realidad es la única vida que tenemos. Los comienzos fueron un desastre, pero poco a poco, y grácias a otros blogs que tengo la suerte de seguir, la Bodeguita tiene cada día más sentido para mí. No tengo los conocimientos y la sabiduria de la mayoria de los blogueros, pero grácias a ellos este eterno aprendiz, en cada una de las poquitas veces que accede a las páginas de los demas, disfruta como un cochino en un charco.
Esperemos que ahora con la primavera a la vuelta de la esquina, se se renuvan las ganas y las ilusiones de todos.
Un abrazo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Yo no veo como algo malo el que la gente cierre un blog o dosifique sus entradas. Este mundo virtual chupa mucho tiempo, tiempo que se resta a leer, pasear y otras actividades también muy placenteras, a las que no debemos renunciar por el hecho de tener un blog.
En cualquier caso, que cada uno haga lo que le apetezca en un momento dado, Mi respeto hacia la libertad individual. Quien deseé sacar 7 entradas semanales, que las saque; otra cosa es que se pueda acudir a leerlas. Sin reproches, que cada cual actúe como quiera.
Un abrazo, Mamé.

Duendes dijo...

Hola ,
tu blog me encanta !!!
besitossssssss.

Tati Galiano dijo...

Hola Mamé

Este mundo tan nuevo de los blogs, es como cualquier otra actividad en nuestras vidas, uno comienza con mucha ilusión, conoces a otras personas con las que compartes cosas interesantes, y es muy estimulante. Pasando el tiempo las cosas se calman y el ritmo se hace mas lento, es inevitable, porque al ser tan absorbente, si no te separas un poco, acabas dedicado solamente a ésta actividad, y a lo mejor la calidad decae... En el punto medio está virtud. Y el tiempo del que disponemos es el que nos marca el ritmo.

No te desanimes, ya verás como llegan aires nuevos!

Un fuerte abrazo

Mercedes Pinto dijo...

Yo creo que han perdido la fuerza y el ímpetu del comienzo, como todo, con el tiempo los blogueros se han serenado, además de que han aparecido más opciones para comunicarse en la red, más inmediatas y directas, que requieren menos tiempo.
De todas formas, tu blog no es precisamente un ejemplo de lo que nos cuentas, cada vez lo encuentro más ameno y concurrido.
Me alegra verte de nuevo.
Un abrazo y hasta dentro de dos semanas.

midala dijo...

Pues espero que no os canseis y podamos seguir deleintanos con tantos blogs distintos de temas opuestos y sumamente interesantes.Millll besitos y adelanteeeeee

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Quedamos algunos, amigo, aún... Bss

Alfonso dijo...

Por un lado comparto todo lo que se dice, en especial, lo que ha comentado Ramón Eastriver y por otro, están las redes sociales, la gente se ha dispersado mucho.
El fenómeno del microbloggin, (blogs de sólo 140 caracteres, o sea, twitter) es estupendo, aunque no sustituye al blog como web en sí.
Yo lo llevo todo para adelante, pero tengo claro que no puede provocar estrés. Hago lo que puedo y eso es lo que hay, y felices todos :)
Abrazos!!

Montserrat Sala dijo...

Hola Mamé Valdés.
Respecto a lo que comentas de la falta de entusiasmo de los blogueros, pues pienso como la mayoria: que todo tiene su tiempo y un momento. Y que además als personas somos cambiantes y caprichosas. Ahora quiero esto, ahora quiero lo otro. ni caso!!!
Tu y cada uno a lo suyo. ¿Que hoy me apetece lloRAR? pues lloras. ¿Que todo lo contrario?... pués ya sabes a reiiiiiiirrrrrr!
Recbe un afectuoso saludo