martes, 10 de junio de 2014

OTRA ETIQUETA MÁS...



Desde que tengo uso de razón siempre he tenido gentes a mí alrededor que me han etiquetado, unos con más aciertos que otros y también unos con “un poco” desprecio y otros en cambio con deferencias.

Por mis pensamientos, amistades, creencias, estética, etc, etc…, la cosa es que unas veces con resentimientos y otras por curiosidad, mi persona en muchas ocasiones ha estado en el punto de mira de algún francotirador.

Desde las pasadas elecciones europeas en más de una ocasión, ya me han preguntado por la novedosa formación política PODEMOS, os puedo asegurar que hasta esa misma noche que conseguían cinco eurodiputados, no tenía  conocimiento de este partido y menos de su líder Pablo Iglesias, resulta que este candidato era ya famoso como contertulio en programas televisivos, pero reconozco que de ese tipo de emisiones, soy un poco “alérgico” así que ni idea de dicho personaje.

No lo he votado, quizás por mi propio desconocimiento o simplemente porque su programa no me convenciera sí lo hubiese tenido en mi poder, pero que no le quito yo mérito a este hombre…

Pero por llevar coleta y perilla que te marquen o quieran adivinar tu ideología, me parece un poco penoso y triste ¿Hasta cuándo…?

6 comentarios:

carol mellado dijo...

Tu eres auténtico. Además estas antes. Un saludito.

Genín dijo...

Así es, pienso como tu, lo curioso que además me pasó lo mismo con Podemos, solo me desayuné por la prensa al día siguiente de las elecciones "europedas", y si, aunque reconozco que lo miro con desconfianza por unas cuantas cosas que han dicho que considero populistas, habrá que tenerlos en observación, quien sabe, los otros ya sabemos lo que son, nada recomendables por cierto y los que menos los que mandan ahora.
Salud

emejota dijo...

Ay, ay es que en esto de política soy muy cínica...jajjj es que no me fio del poder. El chavalote se ha montado un pingüe tinglado europeista muy bien pagao.... Besos.

mariajesusparadela dijo...

Pues yo pecaré de inocente , pero no solamente voté a Podemos sino que empujé a otros a que lo hicieran. Al menos ya han dicho que iran en clase turista a representarnos y que ninguno de ellos cobrará más de 1900 euros. Y lo han dicho alto y claro. ¿por qué los demás parlamentarios europeos no hacen lo mismo?

José María Arroyo Bermúdez dijo...

Tienes razón, incluso yo he incurrido en esa ligereza. De todas formas tendemos más a simplificar, y no tanto a etiquetar de un modo consciente, sobre todo en España, mientras más al Sur, donde siempre ha prevalecido el denominado mote o el apodo. El coletas, el perilla, el calvo, el barbas, el orejas, el largo, el manco, el cojo… Eso no implica necesariamente colocarle una etiqueta ideológica, pues no será la primera vez que veo a un neonazi o a un ejecutivo con coleta. Si el de Podemos no tuviera coleta, pero tuviera orejas de soplillo, seguramente acabaría siendo el orejas, el orejón, o el Dumbo.

En España lo de los apodos es un clásico que ha prevalecido en los anales de la historia. Tenemos a José I de España (Pepe Botella), a Felipe IV de España (El Pasmado) a Enrique IV de Castilla (El Impotente)… incluso había un malo, un jorobado, un oso…
A Aznar, Fidel lo llamó el Füercito, y si mencionamos a Montgomery Burns, está claro que nos viene a la cabeza cierto Ministro de Hacienda con apellido de nombre de pueblo cordobés, Montoro. Al tal Pablo, le ha tocado el Coletas, por su rasgo físico más distintivo, y podemos decir que no ha salido mal parado después de todo.

En cualquier caso no debería preocuparte demasiado. Tú eres tú, con coleta o con perilla, y yo no me considero neonazi cuando me pelo al cero, porque algunos neonazis se rapen también. Se supone que tenemos nuestras ideas bien definidas, y que la gente que nos conoce y nos aprecia, también las tienen acerca de nosotros, así pues, no hay por qué preocuparse, menos en la tierra de las chirigotas, donde somos expertos en esto de bautizar a la peña con apodos y toda la pesca.

Un abrazo, torero… (Lo digo por la coleta)

alisamanzano dijo...

Si. Desafortunadamente la cosa funciona así; tú eres un "podemos" y yo parece que soy una "ariascañete"
manda cojonesssss!!!