domingo, 29 de enero de 2017

TABERNA EL OCHO


Después de más de 40 años La Taberna El Ocho cierra sus puertas. No se la fecha exacta de cuando la visité por primera vez, calculo que sería en el 2007 o 2008 pero desde el primer día me sentí muy a gusto en tal lugar tan especial, donde en todo él se podía palpar la historia del mismo, sus paredes son testigo de su memoria: fotos, recortes de prensas, carteles y toda clase de utensilios de un pasado reciente pero a la vez olvidado, nunca un lugar tan diminuto y pequeño ha dado para tanto…

Pero aparte de todo lo anterior mencionado, el corazón y la mente de La Taberna El Ocho, sin lugar a ninguna duda han sido sus propietarios Mari y Paco, que más que ejercer de tenderos o taberneros eran amigos, dos personas especiales y excepcionales y todo aquel que los conozcan saben que no he exagerado ni un ápice, solo fue cuestión de tiempo para sentirme como en mi propia casa como si a esta gran pareja los conociera de toda la vida, es increíble que en tampoco tiempo los he considerado como mi familia de Cádiz.

Siempre que he tenido invitados que ha sido en muchas ocasiones para pasear por Cádiz, la visita obligada era tan singular espacio y de eso sé que darán fe muchos de mis amigos que han estado La Tacita de Plata.

Mari y Paco han dado por finalizada su vida laboral y con ello La Taberna El Ocho pasará a otros inquilinos que desde aquí les deseo lo mejor en esta nueva aventura empresarial.

Nuestros amigos seguro que no se aburrirán ni un solo instante porque los dos son gente inquieta y dinámica con infinidad de aficiones que durante muchos años no han tenido tiempo para realizarlas, y ahora es el momento de que todos sus sueños se hagan realidad… gracias a los dos por ofrecernos vuestra amistad, simpatía y cariño… por todo ello muchas GRACIAS. 





  

2 comentarios:

Genín dijo...

Mas bien parece un colmado, al menos en las fotos se ven muchos productos......
Salud

Alfa Fon-Amor dijo...

Abrazos.