jueves, 14 de junio de 2018

ADIÓS AMIGA AMALIA


Ayer nos decía adiós nuestra amiga Amalia, mi gran amiga… ella ha sido una de las mejores personas que se han cruzado por mi vida, casi veinte años de amistad ha dado para mucho, porque ella siempre ha estado ahí para lo bueno y para lo malo, jamás me ha fallado y eso que en un principio éramos totalmente diferentes, no coincidíamos en edad, ideas religiosas o políticas y en muchas esencias más… pero a pesar de todo nos unía más las cosas en común que las diferencias.

En muchas experiencias personales ella fue mi cómplice, protectora, defensora… sus reflexiones las aceptaba y admitía por su certeza y seguridad que me daban, nunca la vi triste siempre radiaba alegría y felicidad y encima la trasmitía a los demás, su generosidad fue siempre su carta de presentación, a pesar de venir del norte de España de Pamplona en Chipiona tenía gran cantidad de amigos y siempre se adaptaba a las costumbres y hábitos locales, aprendiendo y asimilándolos en todo momento para sentirse aún más Chipionera, siempre acompañada por su inseparable Rafael…

Para mi Amalia ha sido mi gran y leal amiga, nunca dejó de sorprenderme con su amabilidad y su cariño, siempre estuvo pendiente de mi y sobre todo en los malos momentos que por desgracias fueron algunos, continuamente había llamadas de teléfonos y cuando me visitaba era normal llevarnos horas hablando convirtiéndose en mi consejera y guía personal durante sus estancias en Chipiona.

Quizás nos ha faltado una última y larga conversación, pero no ha podido ser y pero la dejaremos pendiente… espérame en el cielo…  ya te echo de menos amiga Amalia…


4 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Un abrazo para ti, la vas a extrañar mucho. Amistades así, pocas.
Descanse en paz.

Maripaz dijo...

Que emotivo, Mamé. Siento mucho su marcha. Conociéndote un poquito describes muy bien tu sintonía con ella, pues te caracteriza ese respeto y cariño por cada una de las personas que conoces.
La gente de Pamplona me tiene fascinada.
Un abrazo querido amigo.

Genín dijo...

Que en paz descanse...
Salud

Ana Irurita dijo...

Mamé, muchisimas gracias por tu escrito y tu cariño. Tú sabes que era mutuo y recíproco. A mi Madre la conquistasteis desde el primer viaje que hizo Chipiona y desde entonces suspiraba por vuestra tierra, vuestra geste y sus amigos del Chusco. Gracias por todos estos años de amistad que le disteis y le hicisteis muy feliz. Ana, la hija de Amalia