miércoles, 11 de noviembre de 2009

REGRESO AL NEGRO...


De la noche a la mañana nuestras calles se han llenado de jóvenes vestidos de lutos rigurosos y con presencias un poco extrañas, son los nuevos góticos, y que ellos se denominan EMO, una palabra que viene de “Emocionales”, sus apariencias en algunos extremos reflejan a los personajes de películas de serie B y programas de dibujos animados sobre todo del Manga Japonés en todas sus vertientes, donde en sus ropas y vestimentas predomina el color negro como casi único protagonista, con ello quieren mostrar sus soledades, tristezas, angustias y rechazos a la sociedad que les ha tocado vivir y sobre todo mucha estética, rodeados de flequillos acicalados, botas que desafían la ley de la gravedad, maquillajes cadavéricos, encajes almidonados, junto a cinturones y pulseras de clavos y remaches metálicos, collares de perros, sexys medias de rejillas y varios piercing colocados en los lugares más insospechados, en algunos casos “catálogos de ferreterías andantes”.

.

Mientras en sus iPod,s suenan Rammastein, Evanescence, The Cure, Marilyn Manson, Him, Bauhaus o Siouxie, o conversan sobre la última película de Tim Burton o de algún estreno de un director de “culto o alternativo”, que solo ellos conocen: son los góticos o siniestros. (Cultos, educados, estudiosos e instruidos). Halloween todo el año, juventud divino tesoro… ¡Me encantan los EMOS!

3 comentarios:

Adelaida Ortega Ruiz dijo...

Hola Mamé.
Curiosa tendencia ésta, aunque no creo que todos sus adeptos la sigan para mostrar angustias y soledades. Yo creo que como toda moda, muchos la llevan por estética (al que le guste).

A mí, de los "góticos" me gustan algunos detalles, y otros me parecen demasiado sombríos para chicos y chicas tan jóvenes.

Pero bueno... cada uno debe sentirse a gusto con sigo mismo, de la forma que sea.

Un saludo

Alfonso dijo...

Yo no sé porque hay gente que se sorprenda, cuando yo salía así en pandilla, jovencillo, hace veinte años (tenía yo 20) en mi pandilla la mayoría de mis amigas eran góticas, y el instituto estaba minado de gente vestida de negro. No es de ahora, es una moda, o un modo de vivir, antiguo. A mí no me molestan para nada.

arobos dijo...

No me molesta esa moda, ni ninguna otra; pero no me gusta. Bastante trsiteza hay en el mundo como para echarle otra encima. Pero, en fin, sobre gustos ya se sabe. Saludos.