jueves, 5 de noviembre de 2009

LA FOTO DE LA SEMANA


Esta instantánea la realicé en mi último viaje a Sevilla, concretamente en el Puente de Triana (Patrimonio Artístico Andaluz), donde una nueva moda está haciendo estragos en el mismo, para “mosqueos” de los sevillanos que no quieren que se deteriore tal monumento, y no es otra que llenar de candados las dos barandas, donde los “enamorados” se hacen juramentos eternos en prueba de sus amores, cerrándolos y luego tirando las llaves al río. (Hacía menos de un mes, que habían quitado más de mil).



4 comentarios:

Alfonso dijo...

Culpan a los Erasmus... por lo visto lo han copiado de un puente de Roma...

__MARÍA__ dijo...

Y el de la ferretería del barrio forrándose, jejeje.
Eso es buena señal, por lo menos son candados que "cierran" una promesa de amor. Y de amor anda este mundo algo falto ¿no?

juanito mellado dijo...

Mamé, muy curiosa la historia de los candados. Aunque la lógica impondría que los candados se los pusieran ellos y ellas donde todos nos figuramos y tiraran luego la llave al río o en su defecto se tiraran ellos mismos. El problema también podía solucionarse poniéndose ellas un lacre... y ellos un poco de silicona...

TONY dijo...

El dia que se rompa esa promesa de amor ¿que? a cortar el candao con una segueta¿no?