sábado, 4 de diciembre de 2010

EL DÍA QUE ME CAÍ HACIA ARRIBA...



-
A veces pienso cosas extrañísimas pero en ocasiones creo que no lo son tanto, ¿Quién no ha soñado alguna vez que podía volar? Y si podemos andar, correr, oír o ver ¿Por qué no podemos volar? ¿O respirar debajo del agua? ¿O ver en la oscuridad? ¿Oír los sonidos más escondidos? Son poderes muy especiales que nos convertirían en superhéroes, pero si los tuviésemos todos al mismo tiempo seríamos personas normales y no lo valoraríamos, por eso llego a la conclusión que después de todo tenemos suerte, porque son muchos los que carecen simplemente de los básicos, me refiero a esas personas que padecen ceguera, son sordos o tienen problemas de movimientos de sus miembros o cualquier otra minusvalía física o psíquica que los hacen ser especiales pero no diferentes.
-
No consigo imaginar un mundo en silencio, sin luz, sin voz, careciendo de una cosa tan básica como la independencia que representa el poder moverte o valerte por ti mismo, sin tener la necesidad de ayuda de ningún tipo, y dejar de ser seres autosuficientes por lo menos en lo elemental. El ser humano siempre tiene la tendencia a no estar de acuerdo con muchas de las experiencias que les toca vivir, porque como dice la canción “Siempre queremos más y mucho más”, a veces nos quejamos por vicio, tendríamos que mirar más de una vez a nuestro alrededor antes de quejarnos tanto, y ver que hay mucha gente, que desgraciadamente está en condiciones más lamentables que nosotros, que viven en situaciones precarias e inestables tanto físicamente como social y aun así son ejemplo de lucha y constancia para todos los demás.
-
Siempre comentamos más las cosas que no salen como pretendemos y pocas veces resaltamos cuando todo nos va bien, dedicándoles en nuestras conversaciones más tiempo a los fracasos que a los éxitos. El título de esta entrada quizás os resulte extraño o raro, “El día que me caí hacia arriba” pero tiene su explicación siempre una caída será hacía abajo pero lo primero que hacemos es mirar hacia arriba con intención de levantarnos y eso es lo que tenemos que intentar realizar siempre ante las adversidades que nos depara el destino.
-
Esta vida es una sinfonía agridulce y en algunas ocasiones los extremos se tocan tanto que somos nosotros mismos los que nos ponemos las trabas para ser felices, con tanto perjuicios, complejos y menosprecios a nuestra persona al intentar rozar la perfección impuesta por una hipócrita y falsa sociedad donde abunda la doble moral. De todas formas dicen que solo hay tres cosas importante en la vida la salud, el dinero y el amor, eso si, el orden los escoges tú. 

P.D. (El video que cuelgo hoy es de lo mejor que he visto en You Tube en mucho tiempo, y cada vez que lo veo algunas lágrimas caen de mis ojos…)

15 comentarios:

emejota dijo...

El vídeo es verdaderamente enternecedor. Solamente añadiré un nombre, "Stephen Hawking". No nació pero acabó como todos sabemos y se encuentra donde conocemos. Un fuerte abrazo.

Anna Jorba Ricart dijo...

Siempre que miro el video a mi tambien me emociona y me estremece...
Por más avatares y embistes que dé la vida...una actitud positiva no debe de faltar. De eso va mi entradade hoy en el blog...
Mamé cuanto más nos cuestionemos cosas...meno respuestas encontramos...hay personas que son un ejemplo a seguir ...ellas nos han de empujar "palante"...

impresiones de una tortuga dijo...

Mamé, estoy totalmente de acuerdo contigo, ¡qué infelices podemos llegar a ser, a veces, buscando la felicidad!. Y la tenemos tan cerca cómo es, dentro de nosotros mismos, aceptándonos y valorándonos.
Me parece una reflexión, estupenda, de vez en cuando, es bueno recordárnoslo, para que no se nos olvide.
Abrazo.

Anusky66 dijo...

Tomara que tu viera , la fuerza de algunas personas ante la adversidad!!

Un besazo

María dijo...

Poco se puede añadir a tu reflexión.

Saludos

Pamela dijo...

QUé lindo el vídeo, y qué razón que tienes en tu planteamiento de hoy. Pensar que hay los que tenemos piernas y no sabemos caminar, los que tenemos ojos y no vemos o los que teniendo oídos no aprendemos a escuchar. Un abrazo y buen fin de semana

ARO dijo...

Tu reflexión es profunda y sencilla. Debemos sentirnos superhéroes porque vemos, oímos, sentimos... y hay quien tiene carencias y sin embargo las supera. Todos las tenemos y, de una u otra manera, las superamos y sobrevivimos por encima de ellas.

El vídeo es toda una lección de superación.

Adelaida Ortega Ruiz dijo...

Aquí estaba yo esperando la hora de sábado por la tarde,salir a dar una vuelta, arregladita, maquilladita...
En esto que me he dicho "Voy a dar una vuelta por los blogs de mis amigos".

Y ahora voy a tener que pintarme de nuevo. ¡Se me corrió el rímel!

Marta dijo...

Mamè
viste, la cara de felicidad????,estoy segura que a muchos de nosotros la hemos puesto en contadas ocasiones.
Que poco se valora lo que se tiene, ya se sabe, solo cuando lo estas perdiendo, o lo perdiste definitivamente.
Lagrimas compartidas....
petonets, tambè

Maripaz Brugos dijo...

Mamé hoy nos has hecho reflexionar...cuanta razón tienes. La mayoria de las veces no valoramos lo que tenemos y nos complicamos la vida con tonterias.

El video emocionante!!

Genín dijo...

Yo quisiera querer y que me quisieran así...
Me has puesto a pensar...
Salud

mariajesusparadela dijo...

Yo cambio dinero y amor por trabajo.
La salud, toda, a poder ser.

josefina dijo...

Mi padre siempre decía "No hay persona más feliz que la que se conforma con lo que tiene" desde luego era una buena persona pero muy conformista y a veces tienes que pensar en los que tienes a tu alrededor y buscar mejorar en todo lo que te puede dar la vida, salud, cultura........
Un abrazo

Anónimo dijo...

La superación personal cuando tienes una discapacidad es fundamental para conseguir la integración en la sociedad es en definitiva lo que te ayuda a incluirte en la llamada "normalidad social". No es fácil, por que las barreras son muchas y variadas pero como persona discapacitada que soy ante videos como estos y conocedora de historias personales de gente dicapacitada me quito el sombrero y me hace ver mi "problema" como una cosa insignificante. Siempre hay gente que te hace sentir en este mundo muy afortunada.

Alfonso dijo...

Por eso me río yo de la gente que se sulfura porque tiene 'problemas'.
Vete a un hospital y te enteras de lo que son problemas.
Yo continuamente soy feliz porque estoy vivo.