miércoles, 26 de enero de 2011

CANCIONES DE MI VIDA VOL XIX


.
1973, Un verano para el recuerdo, el que relata esta entrada estaba apunto de cumplir 10 años, fueron mis inicios musicales de una forma un poco ortodoxa, os cuento: Mi tía Angelita mientras le terminaban las obras de su casa alquiló un piso en una tercera planta que daba a una discoteca-terraza muy famosa en aquella época en Chipiona que no era otra que la conocida “Las Lanzas” desde el balcón de la vivienda se divisaba todo el local, era un gran jardín lleno de plantas y árboles, se podía ver toda la barra de lo que era el bar, las mesas veladores y los más interesante la pista de baile.
.
La cercanía de la base militar americana situada en Rota hacía que en ella hubiera muchos clientes estadounidenses aparte de mucha gente de la colonia veraniega que visitaba el pueblo en periodo estival. Pues en aquel balcón me cené 31 bocadillos de tortilla correspondientes al mes de julio y los 31 del mes de agosto no dejé de ir ningún día de acudir a aquel palco privilegiado para un niño de mi edad, todo acompañado de una Pepsi-cola ya que mi tío Manolo era el representante y distribuidor en el municipio.
.
Me quedaba maravillado y sorprendido viendo a los osados bailarines sobre todos a los negros americanos (Los muchachitos de color como decía mi tía) allí mismo descubrí que el ritmo lo llevaban en la sangre era innato y natural en ellos, pero lo que más me gustaba era la música del local que por supuesto por aquel entonces desconocía los títulos de las canciones tanto como a los interpretes, pero para mi eso era lo de menos (Ya tendría yo tiempo para descubrirlos) con el paso de los años todos esos temas los fui adquiriendo según fueron cayendo en mis manos.
.
Con el transcurso de los días ya me sabía el repertorio del disc jockey y hasta por el orden que lo pincharía. Podría hablaros de muchos de aquellos éxitos pero sólo voy a destacar un disco, que durante muchos años desconocí su nombre ni quienes lo interpretaban, no era otro que “Mama Loo” de un grupo multirracial llamado “Les Humphries Singers” que aún están en vigencia, la banda estuvo formada siempre por una cantidad indeterminada de miembros que entraban y salían, llegando a representar a Alemania en el Festival de Eurovisión en 1976 (esa es ya otra historia), la canción “Mama Loo” era de lo más festiva y alegre, toda ella giraba alrededor de un musical y repetitivo estribillo que recordaba aquellas canciones vocales de mediados de los 50. Cuando mi hermano pasaba a recogerme siempre le decía espérate un poquito aún no habían puesto “Mi canción” y así transcurrió aquel verano del 73. 

(P.D. De aquel lugar solamente queda el nombre de una urbanización de adosados que lleva el nombre de “Las Lanzas”). Hey hey hey hey! Ma-ma-ma-ma-ma-ma-ma Loo.

18 comentarios:

Ceferina dijo...

Ma-ma-ma-ma-ma-ma-ma loo,
Me encanta la canción, no la conocia, otra que me apunto.Gracias

Besos.

Pasto dijo...

¡Oh, Mamé!¡Qué tiempos!¡Qué recuerdos me trae también esa canción! Las Lanzas estuvieron también en el cerro donde construyeron los pisos de Rojas.
Los americanos bailaban bien, pero tenían muy mal beber...Recuerdo que cada dos por tres llegaba "la pica" de la Policía Naval y se llevaba una remesa de alborotadores, metidos a granel y "a batazos", para la base.
Aquello era un "chou" cada noche. Un abrazo.

felicitat dijo...

Me encanta, me encanta jajajaja :), sobre todo el humor que hoy se nota en tus palabras!!. Yo no recuerdo esta canción, ni el grupo, pero suenan geniales. Y los bocadillos de tortilla, qué gracia me ha hecho. Estás de niño de un gracioso que se sale!jaja. Besos.

mariajesusparadela dijo...

Hey, Ma-mé-lo-co

Mos dijo...

Pues fíjate que a mí me gusta la música tela pero no, no conocía este tema aunque sí al grupo que lo canta.
Bonita anécdota esta de tus diez años y los bocadillos de tortilla.
Todo un privilegio escuchar música de fuera gracias a los clientes americanos de la Base.
Los negros bailan de la leche; llevan el ritmo en el cuerpo, son atletas auténticos y cantan también como los ángeles. (Aunque, como decía Machín, sean angelitos negros).
Muy bueno el toque musical que le das a tu blog.
Un abrazo de Mos desde su orilla.

Dilaida dijo...

La recuerdo y no estaba nada mal.
Bicos

Genín dijo...

Cuando leí el nombre del grupo me dije que no tenia ni idea de quien eran, pero claro en cuanto me puse a ver y escuchar el vídeo, enseguida me acordé claro, fue famosisima, no recuerdo en que época pero si que la conozco y mucho, si...jajaja
Gracias por recordarla.
Te ponías morao de bocatas de tortilla, seguro que estaba buenísima!!!
Salud

ana dijo...

Yo tampoco conocía estas "músicas", pero me gustan gracias por el regalo.

besitos

Abuela Ciber dijo...

Que grato y regrato visitarte y encontrarme con estas palabras y musica que compartes!!!

Cariños

yraya dijo...

Por el nombre no los reconocía, pero en cuanto la he oido, como no me voy acordar, una canción muy pegadiza y bailable.
Que suerte tener la discoteca de distracción.
Un saludo

ARO dijo...

Había olvidado por completo esa canción. Si no la escucho aquí hoy hubiera seguido en el cemenerio de mi memoria.

Maripaz Brugos dijo...

Ahora comprendo como sabes tanto de música...jejeje, empezaste a una edad muy temprana a tomartela en serio.

Me ha encantado como lo cuentas, te imagino comiendo tus bocadillos de tortilla en la terraza, y me parece de unaternura impresionante. Toda una aventura, para un chavál de esa edad.

impresiones de una tortuga dijo...

¡Hola, Mamé!, que bonitos recuerdos y que buena la música de entonces.
He leido la entrada anterior y me ha encantado el final.
Buena pregunta ¿qué sería de nuestras vidas sin...?.
Un abrazo

caritabaston dijo...

También recuerdo las lanzas del cerro, o del arenal, como le decíamos nosotros y la canción más de una vez la hemos bailado, pero desde fuera, por no poder entrar, jejeje…Un saludo…TONY

emejota dijo...

Ya casi no la recordaba. Ja,ja, 1973 el año en que nacio mi primogénito.
Los diez años de cualquier crio es la antesala de su juventud, básicos a la hora de iniciarse en la música de su tiempo. Al menos así lo viví a esa edad. Un fuerte abrazo.

josefina dijo...

Aquí en Lleida puedo abrir los videos y he disfrutado de esta canción, que conocía.
Yo como bailona era súper patosa, siempre he admirado el buen ritmo de los negros
Un abrazo

Princesa115 dijo...

No, no lo conocía pero la canción me parece súper rítmica y pegadiza.

Un saludo

Pasto dijo...

A ver si se te pasa la enguñipaera de tortilla de papas y te puedes pasar por mi blog para recoger el premio Arte y pico, de La Gata Coqueta, que Patricia Palleres ha tenido a bien compartir con el blog de Pasto y que yo quiero compartir con los tuyos. Un abrazo.