jueves, 10 de febrero de 2011

LA NUEVA COCINA CREATIVA (REEDICIÓN)



Gazpacho de cerezas con milhojas de anguila y foie con salmón y reducción de soja, o ravioli tibio de cañaíllas glaseadas en patatas confitadas y polvo de almendra. Ese es el resultado del esfuerzo en la presentación de los platos de la nueva cocina creativa en bares y restaurantes de moda que se precien como tales. Así, detrás de esos pequeños fragmentos de cefalópodos espolvoreados con harina tamizada y semurgidos en néctar de oliva a punto de ebullición, se encuentra una jugosa tapa de “chocos fritos”.
.
Los no iniciados en la materia, a veces sentimos cierto pudor para acercarnos a la barra y repetir toda esa retahíla, por lo que se suele optar por lo más fácil, es decir las “papas aliñá”, pero como el caso es sorprender al cliente, terminamos degustando una pegajosa sustancia verde dentro de una probeta sin saber muy bien si pedir una cuchara o beber como chupito, no sin antes mirar alrededor, por si algún otro ingenuo ha caído en la trampa de lo seguro, generalmente no hay respuesta y la decisión es clara, si el altivo camarero no ha puesto cubiertos, es que hay que beberse “las papas” a morro.
.
Se está llegando a unos extremos de creatividad gastronómica que los chefs además de dar clases y nombres a cátedras deben de tener algo de malabaristas y presentar sus pequeñas obras escultóricas dentro de toda una parafernalia, que a veces concluyen en la boca de algún desaprensivo a golpe de “miajón” y engullidas en décimas de segundo.
.
Tal vez, un día no muy lejano, todo vuelva a la normalidad, y los famosos restauradores galardonados por la Guía Michelín ofrezcan en sus afamadas cartas los típicos platos de antaño con las célebres recetas de la abuela, cuyos platos estrellas serán las degustaciones de pucheros, berzas o lentejas con chorizo, sin más, sin pretender ser la vanguardia mundial en la alimentación porque desgraciadamente llamémosle como le llamemos queda poco por inventar, todo lo tenemos delante de nuestras narices, unos huevos fritos con patatas es un manjar suculento y gastronomía de toda la vida.
.
Hay un refrán que dice “dime lo que comes y te diré quién eres” y parece que a todos nos ha dado por ser “snob” o refinados a golpe de plato, pero ¿Dónde está la línea? ¿Quién dice que no se puede ser un perfecto sibarita degustando un potaje con garbanzos sin denominación de origen, muy alto en colesterol y sin verduritas de abril? Si me dan a elegir prefiero una buena “pringá” sin espuma de hidrógeno en recipiente sin forma de triángulo, para poder sopear a gusto, lo del amarillo fosforito como que me da igual, lo más innovador que pido es que la morcilla sea ibérica.
.
(P.D. Esta es mi colaboración en la semana de “El Sentido del Gusto” en el blog de PARADELA DE COLES de nuestra amiga María Jesús, que os aproveche…)

15 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Yo también prefiero la tajada de siempre y saber lo que como.
Pero, dicen que "en la variación está el gusto"

felicitat dijo...

Es muy divertido este post Mamé! La verdad es que soy una glotona, y también me gusta la cocina, me gusta saber como cocinan, y probar cosas nuevas, pero probar cosas nuevas puede ser hacer unas albóndigas, o una tortilla diferente a la que hago siempre. También puedo probar esas recetas suculentas, pero no huele igual la cocina cuando las hago. El olor más bueno que desprende la cocina, es el de un buen caldo, y las tartas al horno, y esos garbanzos que tienes en el plato!, eso es buen manjar! Besos.

Anusky66 dijo...

la nueva cocina y yo no nos llevamos bien , me gusta ver lo que como y si solo ocmo los pures que hago yo , no me imagino comidas tan des estructuradas y aun menos esas que son casi aire.
Unas lentejas con chorizo, un cocido me da igual madrileño,maragato o del quinto pino ,pero con sus garbanzos,patatas , canes, verduras,.....
ya paro que se me hace la boca agua y voy a estropear el teclado .

Un besazo hoy con sabor a dulce de leche

Dilaida dijo...

Probar de vez en cuando cosas nuevas, no está mal, a mi me gusta.
Bicos

Ceferina dijo...

Provar no está mal,incluso puede ser interesante; pero al final todos acabamos comiendo lo de siempre y que quieres que te diga, yo me quedo con el plato de garbanzos de la foto que menuda pinta tienen...

Besos

Adelaida Ortega Ruiz dijo...

Pues verás, Mamé, de vez en cuando está bien probar platos innovadores, que de "to quiere el cuerpo"; pero hace un par de años estuve de viaje y cada día comíamos platos suculentos y que no formaban parte de mi dieta habitual.
Al principio los cogí con ganas, pero cuando llevaba una semana así, tenía unas ganas locas de llegar a mi casa y comerme un plato de lentejas....

Saludos.

Anna Jorba Ricart dijo...

En el ambito de la comida por probar que no quede...
pero ese plato de potaje de garbanzos de esta entrada es lo que me comeria ahora mismito....

emejota dijo...

Ahí estamos unos cuantos. ;). Un fuerte abrazo.

ana dijo...

A mí lo que me va es la cocina tradicional, paso de pizzas, hamburguesas y chorradas varias, me quedo con la tortilla de patatas, el salmorejo, el bocata de jamón, la sopa de ajo, y un buen arroz con habichuelas.

UN BESITO.

Pasto dijo...

¡Qué bueno, Mamé!
Soy de los tuyos. Me gusta probar el último berrido culinario, pero para comer, garbanzos en potaje o en una buena comida con pringá ( el pan que sea de cundi)
Como única cursilada aceptada, llamar trompos a los garbanzos.
El texto lo has bordao y los garbanzos me han puesto malo del hambre que me ha entrado.
Un abrazo.

Jose Vte. dijo...

Yo supongo que todo eso de la "Nueva Cocina", con sus probetas, su nitrógeno líquido, sus tortillas desestructuradas, debe de estar muy bien para probar una nueva experiencia..., un dia.
Yo prefiero una buena paella bien hecha a leña o una tortilla de patatas con un poco de cebolla, sin desestructurar y con una pizca de ajo-aceite.

Que le vamos a hacer

Genín dijo...

Menos mal que ya he cenado, de lo contrario se me caería la baba...
Salud

caritabaston dijo...

Siempre es bueno probar la nueva cocina, pero para mí donde va la cocina tradicional, no va ninguna y si para colmo me ponen un plato de garbanzos como los de la fotos, es para dejarlo rebañaoo…Un saludo…TONY

antonilópez dijo...

Hola Mamé: para mi no hay nada como una tortilla de patata con un par de anchoas encima. Partiendo de este elemental manjar, podemos empezar a hablar de gastronomía. Gusto en saludarte de nuevo, pásate por casa cuando quieras. Buenas noches.

yraya dijo...

Siempre es bueno cambiar e innovar, pero yo también prefiero un buen potaje de garbanzos, con espinacas y bacalao, que no saber si el chorrete amarillo que rodea el plato es solo de adorno o sirve para mojar pan...
Muy buen post.
Saludos