viernes, 13 de mayo de 2011

ESPACIO METROPOL PARASOL








En mi último viaje a Sevilla he tenido la oportunidad de visitar la céntrica Plaza de la Encarnación, allí se ha levantado un edificio que se llama El Metrolpol Parasol pero más conocido por lo propios sevillanos como “Las Setas” obra del arquitecto alemán Jürgen Mayer, su creación ha estado llena polémicas desde sus inicios hasta su final y todavía siguen.

Su dimensión es lo primero que impresionan al visitante, y más cuando tienes la oportunidad de acceder a las pasarelas y al mirador, dentro del mismo está ubicado el Mercado de la Encarnación, así como en sus bajos alberga el Museo Antiquarium donde se pueden apreciar los restos arqueológicos encontrados allí mismo.

Está claro que Sevilla se va transformando en una gran capital Europea, gracias a las herencias de la Expo-92 y los nuevos logros como el metro o el tranvía, la imagen de este pasando por la Plaza de la Catedral rodeado de transeúntes y decenas de bicicletas a su alrededor hace que la capital Hispalense sea más moderna, funcional y cosmopolita.

19 comentarios:

emejota dijo...

No lo conozco, no vivo en Sevilla, no tengo opinión al respecto. Escucharé y si puedo lo visitaré. Beso.

María dijo...

¡Rica seta si se pudiera comer!

Besos

mariajesusparadela dijo...

Con setas así, menudo revuelto...

Jose Vte. dijo...

No conozco Sevilla, algún día habrá que solucionar eso.
La verdad es que esas "setas" tienen un aspecto más que impresionante.

Saludos

Genín dijo...

Me has sorprendido, porque he estado en Sevilla últimamente, la semana que viene voy al Aeropuerto, y no he ido por la Plaza, así que no lo he visto, es la primera vez que lo veo gracias a ti, y que quieres, tiene un no se qué y un que se yo, que me gusta...
Salud

nocheinfinita dijo...

Nunca me gustaron esos edificios tan enormes, no les encuentro ninguna belleza arquitectónica, pero si le han dado utilidad y atrae a turistas, bienvenido sea. Hace tiempo que no voy por Sevilla, pero es una ciudad que me gusta.

Un besito

noche

Mos dijo...

Pues a mí me gustan estas setas con polémica y todo. Tienen algo que las hace prácticas y con lo que es Sevilla en verano, seguro que evitan mucho mal paseo de calor.
Modernidad sí, aunque cueste admtirlo. El Gugenheim en Bilbao fue mal recibido pero ahora es uno de los emblemas de la ciudad.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Dilaida dijo...

Sevilla es preciosa, no conozco esas setas, espero que no desentonen y contribuyan a engrandecer esa gran ciudad.

Alfonso dijo...

Pues tendré que ir a verlas, no las conozco, y siempre es un buen motivo ir a Sevilla, tan cerquita. Bueno estuve allí por cuestiones de trabajo hace tres semanas, pero estuve en La Cartuja.
No hace falta que me digas a quiénes no les gusta :)

SEMA MIRANDA dijo...

SENCILLAMENTE ¡¡MARAVILLOSO¡¡¡UN ABRAZO

Sara O. Durán dijo...

Muy espectaculares y contrastantes con el entorno. Mmm... No estoy segura de que me gusten. Recién estrenaditas esas obras impactan, pero con el paso del tiempo, terminan siendo unos cacharros estorbosos. Las abejitas construyeron sus panales en forma de setas.
Saludos,

Alfonso dijo...

Mira, ha resistido tu entrada, pero los comentarios se han ido al garete, porque yo escribí y ha desaparecido.
Que díita con blogger medio muerto!

mariajesusparadela dijo...

Pues yo también había comentado ya.

Maripaz Brugos dijo...

Pues yo no pude hacer el comentario por el problema de Blogger Mamé, pero tambien visité ese lugar, a lo mejor estuvimos cerca y todo...
Ya me voy de Sevilla el lunes ,me lo he pasado fenomenal, cada año mejor.Mi próxima visita será desde Guardo.

ARO dijo...

¡QUÉ PENA! Y yo también estaba en Sevilla los días que has estado con Maripaz Brugos. Podríamos habernos visto los tres.

Genín dijo...

Curioso, yo ya comenté, debe de ser en medio del problema con blogger.
En fin, que no la conocía, pero que a mi me gusta la seta...
Salud

caritabaston dijo...

Yo también he tenido problemas y no he podido ni entrar en el blog, bueno las fotos de la seta muy buena, habrá que ir a conocerlas...Un saludo...TONY

Mos dijo...

Veo que ha desaparecido mi comentario. Ahí va de nuevo:
A mí me gustan las setas mucho y estas sevillanas también. Le dan un toque moderno y singular. Aparte de que me da que quitan un poquito de sol y a los paseantes les va a venir de lujo.
En Bilbao no daban un duro por el Guggenheim y ahora se pirran por él y están encantados que sea uno de los símbolos de la ciudad.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Antonio Rueda dijo...

Es una de las pocas cosas originales que tenemos en Sevilla, a mi me fascinó ya cuando la estaban construyendo. Decía Kandinsky que la arquitectura debía ser moderna y de acuerdo con las estéticas de los tiempos. En este sentido creo que es un acierto absoluto. Para nada rompe el marco arquitectónico del entorno tan denostado históricamente y sobte todo en la época franquista. todo lo contrario, realza la estética de la " Plaza de la Encarnación" muchos sevllanos lo critican, sobre todo estos rancios que han ganado las elecciones del 22M., esperemos que no la quiten... También he de decir que no es una obra para verla panorámicamente es una arquitectura-escultura para verla desde distintos puntos de vista de ahí su grandeza y las múltiples interpretaciones de la misma. El espectador queda como parte imprtante de la obra. No olvidemos lo que ha dado de sí la misma con los " indignados" del 15M. Po otro lado parece ser que es una obra efímera, dura 90 años. Debajo de la seta podemos visitar ruinas romanas y mosaicos, y circundando la misma tenemos el mercado de abastos de la Encarnación además de un mirador en la zona más alta.