martes, 17 de mayo de 2011

LA NUEVA COCINA CREATIVA



Gazpacho de cerezas con milhojas de anguila y foie con salmón y reducción de soja, o ravioli tibio de cañaíllas glaseadas en patatas confitadas y polvo de almendra. Ese es el resultado del esfuerzo en la presentación de los platos de la nueva cocina creativa en bares y restaurantes de moda que se precien como tales. Así, detrás de esos pequeños fragmentos de cefalópodos espolvoreados con harina tamizada y semurgidos en néctar de oliva a punto de ebullición, se encuentra una jugosa tapa de “chocos fritos”.

Los no iniciados en la materia a veces sentimos cierto pudor para acercarnos a la barra y repetir toda esa retahíla, por lo que se suele optar por lo más fácil, es decir las “papas aliñá”, pero como el caso es sorprender al cliente, terminamos degustando una pegajosa sustancia verde dentro de una probeta sin saber muy bien si pedir una cuchara o beber como chupito, no sin antes mirar alrededor por si algún otro ingenuo ha caído en la trampa de lo seguro, generalmente no hay respuesta y la decisión es clara, si el altivo camarero no ha puesto cubiertos, es que hay que beberse “las papas” a morro.

Se está llegando a unos extremos de creatividad gastronómica que los chefs además de dar clases y nombres a cátedras deben de tener algo de malabaristas y presentar sus pequeñas obras escultóricas dentro de toda una parafernalia, que a veces concluyen en la boca de algún desaprensivo a golpe de “miajón” y engullidas en décimas de segundo.

Tal vez, un día no muy lejano, todo vuelva a la normalidad, y los famosos restauradores galardonados por la Guía Michelín ofrezcan en sus afamadas cartas los típicos platos de antaño con las célebres recetas de la abuela, cuyos platos estrellas serán las degustaciones de pucheros, berzas o lentejas con chorizo, sin más, sin pretender ser la vanguardia mundial en la alimentación porque desgraciadamente llamémosle como le llamemos queda poco por inventar, todo lo tenemos delante de nuestras narices, unos huevos fritos con patatas es un manjar suculento y gastronomía de toda la vida.

Hay un refrán que dice “Dime lo que comes y te diré quién eres” y parece que a todos nos ha dado por ser “snob” o refinados a golpe de plato, pero ¿Dónde está la línea? ¿Quién dice que no se puede ser un perfecto sibarita degustando un potaje con garbanzos sin denominación de origen, muy alto en colesterol y sin verduritas de abril? Si me dan a elegir prefiero una buena “pringá” sin espuma de hidrógeno en recipiente sin forma de triángulo, para poder sopear a gusto, lo del amarillo fosforito del plato como que me da igual, lo más innovador que pido es que la morcilla sea ibérica.

15 comentarios:

emejota dijo...

Ahí estamos, lo que pasa es que en los tiempos que corren, la gente siente que tiene que "vender la moto".

Genín dijo...

Bueno ya sabes, las modas que pueden durar mas o menos, pero las comidas de cuando eramos niños y no tan niños, esas, nunca desaparecerán...
Salud

Alfonso dijo...

Rollo. Un bocaíllo de jamón y ya está. Nada de platos grandisimos con cuatro pegotes de sabe Dios qué.
Me gusta lo que has escrito. Un saludo.

María dijo...

¡Dichoso tú que puedes!
Y que te aproveche...me voy antes que las babitas me electrocuten.

Besos

felicitat dijo...

Rico,rico!!!! Besos.

BB dijo...

Me hizo reír este escrito... es verdad lo esencial es lo m{as rico
Un abrazo
BB

Mos dijo...

Acojonante, Mamé. Suscribo al cien por cien toda esta entrada.
Algunos platos creativos y de diseño son ridículos en tamaño. Se te debe quedar una cara de "pringao" cuando te muestran el plato que pa qué. Y más cuando te viene la cuenta.
Volvamos a la cocina de la abuela de calidad y se chupará los dedos el más pintao.
Un abrazo de mos desde mi orilla.

Eastriver dijo...

jeje, tienes razón en lo del snobismo, pero como yo soy poco de plato y cuchara, esta nueva cocina me divierte y, en algunas cosas, me sorprende muy gratamente. En otras reconozco que es una tomadura de pelo, pero algunas mezclas y texturas son sorprendentes.

Tenía un amigo maitre en un restaurante de este tipo que yo, obviamente, no me podái costear (en mis tiempos de estudiante). Nos invitaba a los amigos algún domingo. Íbamos, fingíamos que no le conocíamos, pedíamos lo que él nos sugería (es decir, lo que sobraba) y cuando no había ya nadie nos largábamos sin pagar tras echar unas risas y unas copas. Pues bien, algún plato había de poner los ojos en blanco, va en serio. Sabores, mezclas, una verdadera aventura.

Y así, contándote un pedacito de mi vida, aprovecho para saludar a los amigos...

nocheinfinita dijo...

Jejjje Mamé, a mi me pasa lo mismo que a ti, prefiero los guisos de siempre.

Besos

Abuela Ciber dijo...

Que rico querido amigo: recetas de la abuela!!!!
Realmene se hace agua a la boca.

Yo con más años, trato de concurrir, cuando salgo, a comer donde ponen platos semihechos a la antigua.

Con ese frio: una rica buseca o guisito de mondongoooooo

Cariños

caritabaston dijo...

Mamé, que la morcilla sea ibérica, y el plato hondo, que se pueda hacer pie como en el muelle je, je,...Un salud..TONY

Sara O. Durán dijo...

Mamé, que rico y justo cuando estoy pensando en que hacer para cenar. Pero yo necesito algo muy rápido por hoy.
Saluditos.

Alicia dijo...

Totalmente de acuerdo, somos todos muy modernos, hasta que dejamos de serlo. Hay un localen Cádiz que me encanta, tapas de las de siempre, con una presentación, digamos que innovadora,a veces te sirven una especie de torta de queso de varios pisos en una tabla, sin un cubierto y sin un pico pa´´empujá y nmo sabe una ni como meterle mano...

Marta dijo...

Mamè
cuanta razón tienes, lo de la cocina creativa como eso...esta muy bien.
Se puede probar, incluso se puede disfrutar un dia con ese menu....pero creo que ha llegado a unos extremos exagerados, sentar catedra!!!!anda ya!!!!.
Apuesto por la cocina casera, la de mi madre, la de mi abuela, la cocina de mercado, con productos frescos, con productos de mercado.
Que anda que no tenemos buenos ingredientes....!!!!
Petonets, sempre

Por cierto tengo tambien un blog de cocina, un poco olvidado, por que aqui la madame esta a dieta, pero te dejo el enlace por si te apetece echar un ojito.

http://fentxupxup.blogspot.com

Anónimo dijo...

Mmmmm...hay que innovar y ser creativos en la cocina, pero donde va un buen guiso no va nà. Un saludo. Carol.