miércoles, 5 de septiembre de 2012

DE NUEVO SEPTIEMBRE




El haber nacido y vivido en un lugar de costas, siempre me ha hecho tener la sensación de que el año tenía dos comienzos, uno como es normal a principios de Enero y el otro a mediados de Septiembre, un mes donde hay una infinidad de cambios y nuevas transformaciones que no suceden en otros meses.

Las variaciones suelen ser tan grandes, que parecen un inicio y preámbulo de un ciclo totalmente diferente: la luz, las temperaturas, la duración de los días, los colores, el vestuario, el hecho de la finalización de las vacaciones, los niños y jóvenes con las vueltas a los estudios… en definitiva es la modificación de las costumbres.

Las calles y plazas de ciudades y pueblos se transforman de una forma metódica y ordenada sin apenas darnos cuenta, comenzando un naciente período de alteraciones y renovaciones al que vamos aceptando poco a poco sin más remedio, y ya solo nos queda recordar un verano reciente que se despide como si no quisiera dejarnos…

11 comentarios:

Eastriver dijo...

Lo de los dos inicios del año a mí también me ha ocurrido. Viene de la época de la escuela, o en todo caso influye. Imagina yo que pasé de la vida escolar a la vida profesional... docente. Toda mi vida ha sido así casi de forma literal.

Feliz año nuevo, jeje, ya puestos.

María A. Marín dijo...

Este verano no se quiere acabar de ir. No te veas la calor que hace con este levante.
Estuvimos el domingo en Cádiz, pero no tuve posibilidad de llamaros.
Nos veremos...espero.

Besos

Sir Enry Baskerville dijo...

Mame, yo me resisto a que se acabe el verano y quiero disfrutar de lo que todavia nos queda de él. El otoño vendrá despues pero todavia falta un poco.
Tambien he asociado septiembre a un mes de cambios, aunque ahora que no trabajo, los meses se me diluyen más que antes.
Recibe mis saludos.

Genín dijo...

Si, sobre todo ya va cambiando la luz del atardecer, empezamos a adaptarnos nosotros, yo espero que esta vez sin tristezas otoñales cuando llegue...
Salud

Mos dijo...

Estoy de acuerdo con esos dos ciclos del año que nombras.
Septiembre va dejando atrás al verano y nos ponemos en marcha de nuevo.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

mariajesusparadela dijo...

El inicio del otoño es el fin de muchas cosas: no se van solamente las vacaciones, los amores y las canciones del verano. Se va la vida.
Y la luz.

Dilaida dijo...

Pues tienes razón, yo creo que a la mayoría nos pasa lo mismo que a ti.
Felices fiestas de la Virgen de Regla.
Bicos

Sara O. Durán dijo...

El haber nacido y vivido en un lugar de costas te hizo ser un hombre más libre y desenfadado.
Qué rico! la costa más cercana de donde vivo queda a 15 horas... Sin embargo, la montaña también brinda maravillas al espíritu en libertad.
Abrazos.

nocheinfinita dijo...

Aun queda el veranillo de san miguel :))

Saludos

Montserrat Sala dijo...

El inicio del curso escolar y académico, marca el rimo de todo: Cambio de estación, cambio de vida, de costumbres, de luz. Es como llegar al princio de algo. La vuelta a la rutina salvadora, porque en verano, todo parece provisoneal, efímero.

En cambio al entrar en el curso, también se entra como en la seguridad. en lo positivo. En lo serio.
No sé es un sensación...
un abrazo.

ARO dijo...

Este tiempo para mí es especialmente bello, aunque me llena de nostalgia.


(El cartel ha quedado precioso.)