domingo, 11 de noviembre de 2012

¿DÓNDE ESTÁN LAS BUENAS NOTICIAS?



Estamos faltos y escasos de buenas noticias, nuestro humor está restringido y la sonrisa la tenemos limitada, desde hace ya algunos meses (bastantes) no hay tertulias y reuniones en las que no se hablen negativamente de un futuro próximo y del lejano.

La moral se arrastra por el suelo, familiares, amigos, vecinos y nosotros mismos lo vivimos a diario, desahucios, despidos, recortes, embargos… y la luz de final del túnel cada vez se aleja más, como si de un espejismo se tratara.

Necesitamos nuevos y óptimos datos que nos esperancen y tranquilicen, pero esto está claro que por ahora no suceden, no hay informativos y noticiarios que no nos quiten las ganas de apagar la televisión o la radio.

¿Dónde están las buenas noticias…?

16 comentarios:

Dilaida dijo...

Nos pasó como a Sabina con el mes de abril, nos las han robado.
Bicos

Sara O. Durán dijo...

Es que no hay buenas noticias...

Isabel Martínez Barquero dijo...

Tendremos que inventarlas, Mamé, no nos queda otra: asirnos a lo que nos levanta la moral para levantar el país que tantos ineptos han hundido.

ARO dijo...

La verdad que es un martirio escuchar o leer las noticias de cada día. Parece que se ha perdido la esperanza, que según se decía es lo último que se pierde.

Genín dijo...

Si que hay: hoy he meado menos veces...jajaja
Salud

mariajesusparadela dijo...

El otro día oí en la tele que en noviembre había bajado la gasolina.
Y esa es una buena noticia.
Pero, cuando fuí a llenar el depósito me dijeron que no...

José Vte. dijo...

Desgraciadamente en la actualidad no las hay. Parece ser que hoy lunes se reunen el PP y el PSOE para llegar a acuerdos que paralicen esa verguenza inhumana que son los desahucios. Esperemos que se convierta en una buena noticia, aunque no estoy yo muy seguro...

Un abrazo

Mos dijo...

A este paso nos van a quitar hasta la alegría innata de los españoles.
No sé, no sé,...

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

José María Arroyo Bermúdez dijo...

Tienes razón, las buenas noticias brillan por su ausencia, y la luz del túnel... yo veo una, la de una locomotora Santa Fe, que viene directa para arrollarnos... otra mala noticia. Un abrazo de consuelo.

María A. Marín dijo...

Una buena noticia: ¡Estamos vivos!
¿Te parece poco?

Besos

Naranjito dijo...

La buena noticia es que por la mañana, cuando me miro al espejo, me digo eso de "joé, otra cana más, pero hoy será un gran día".
Al final termino con las tripas un poco revueltas, pero mañana tendré otra cana, chiquitita pero otra cana.
Un abrazo.

nocheinfinita dijo...

Una noticia es sobrevivir en este loco mundo, lo que ya no sé es si eso es bueno o malo ;)

Un saludo

Montserrat Sala dijo...

Ay! Mamé. Ya me gustaría a mí oir una buena noticia. Pero me temo que hasta el 28 de Diciembre, no creo que la tengamos, aunque sea una broma de los Inocentes.
Estos regalos ya no se estilan. Ahora toca sufir por todo:
ante la idea de no seguir cobrando, las jubilaciones.
Ante el peligro de perder la salud y no disponer de cuidados sanitarios.
Ante la imposibilidad de encontrar un trabajo digno para nuestros hijos y nietos.
Ante la perspectiva de que a tu vecino, lo echen a la calle y subasten su vivienda.
Y que a ti aunque la tienes pagada, alguien se invente una ley para arrebatártela.
No sigo y sabes bien que podría.
Saludos.

Eastriver dijo...

Hace año y medio, cuando cenaba con amigos, la gente decía que tenía miedo. Tal cual. Ahora ya no lo dice. No porque estemos mejor, sino porque ya nos hemos acostumbrado. Porque ya pensamos que peor no podemos ir. O porque al final nos decimos que si vamos peor, mientras lo podamos contar ya podemos estar contentos.

Esta puede ser una buena noticia. Que el ser humano es un superviviente.

Ceferina dijo...

Sera porque no las hay Mamé, bueno si hay una. Somos los terceros en desigualdad social, nos superan Lituania y Letonia, estos están peor que nosotros... Ahí es nada.

Maripaz Brugos dijo...

Uff, las buenas noticias no estan de moda...pero aún asi no nos queda otra que subsitir.