miércoles, 21 de noviembre de 2012

TATUAJES...


FOTO ENCONTRADA EN LA RED 

Reconozco que algunos tatuajes son verdaderas obras de artes pero hay otros que dejan mucho que desear…

Tengo un amigo que es tatuador y suelo visitar su lugar de trabajo con frecuencia y veo como los realiza, siempre me pregunta que cuando me voy animar a hacerme uno. Nunca se me ha pasado ni por la mente, aparte del dolor que conlleva hacérselo, no sabría por cual decidirme, no me veo con un duende, con el escudo de un equipo de fútbol  o unas letras chinas que no sé ni lo que pondrán.

No hace mucho llevar tatuajes significaba ser “casi un fuera de la ley o un rebelde” ¿Quién no recuerda aquello “De amor de Madre” o el retrato del Ché Guevara? Hoy esta técnica la usan desde amas de casas a jubilados.

No hay persona de cualquier condición social que no los lleve y eso hace que estén tan en bogas, pero claro está es una moda que viene para quedarse de por vida, pasarán los años y serán muchos los que se arrepientan de dicho grabado en el cuerpo, por el mismo dibujo, el color, la parte  donde se tatuó o el deterioro físico con el paso de la edad… 

En esta época de crisis que vivimos, doy una idea para ganar dinero dentro de poco, es montar un lugar para quitar o borrar tatuajes, porque seguro que dentro de unos años no les va a faltar clientela…

15 comentarios:

Ceferina dijo...

Que mal gusto no? eso si, el gato esta muy bien hecho pero....
Llevo años queriendo tatuarme un lince, pero nunca encuentro el momento ni el dibujo que me guste. Todos son muy exagerados.

Ceferina dijo...

Se me olvidaba, si la RAE dice que la soberbia es una cualidad se equivoca, para mi es un defecto y muy feo.

Genín dijo...

Yo soy de los tuyos, asi pienso yo también, pero en fin, cada loco con su tema.
Supongo que los que sepan que hacer para quitarlos serán los mismos que los ponen...
Salud

Maripaz Brugos dijo...

Uff, tiene que doler un montón...no soy partidaria de esas modas que perduran en tu cuerpo por largo tiempo.

Naranjito dijo...

Humildemente me tatuaria, en mi musculoso biceps...
!enseguía! ¿Pa toa la vida? Ni mijita Mamé, cuando mi tersa piel empiece a chuchurrise el tatuaje sería como el ecce homo de borja.
Un abrazo

Mos dijo...

Yo creo que son modas y como modas pasarán. Como han pasado todas las demás. Ahora, eso sí, doble gasto y doble negocio si luego te lo quieres borrar.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Alfonso Saborido dijo...

No me gustan los tatuajes, ni en mí ni en nadie.. me dan sensación de suciedad y ya ves, que no tiene nada que ver, pero es lo que me provocan.. en fin, los respeto, pero jamás me lo haría. Además, un amigo mío se lo hizo la hermana que estaba aprendiendo.. se le infectó... y p'a que te voy a contar...

Fiaris dijo...

¡Que asco!!!!de tatuaje
abrazos

Fiaris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
impresiones de una tortuga dijo...

Una amiga mía se tatuó un delfín en la tripa y le quedó precioso, pero se quedó embarazada y aquello parecía una ballema azul, de las grandes y encima le ha quedado el pobre delfín lleno de estrías. ¡por cuento en la vida me haría yo algo así!, pero el gusto es como los culos, que cada uno tiene el suyo. Un abrazo.

Dilaida dijo...

Me gustan las modas pero no soporto las que perduran en el tiempo y por encima tienes que sufrir.
Bicos

José María Arroyo Bermúdez dijo...

Completamente de acuerdo contigo. Cuando las cosas se desvirtúan, dejan de tener sentido. Es como lo del pendiente en la oreja. Antaño se lo ponían los marinos cuando doblaban el Cabo de Hornos, y si se lo veías a alguno podías decir... ahí está el tío,con dos cojones. Hoy se lo ves al frutero, que lo más que dobla es la esquina de la calle Plocia, y claro, como que no es lo mismo. Lo del sieso gatuno... la mar de mono

Marta C. dijo...

Hola, Mamé. Los tatuajes son milenarios, aunque no sé si los indelebles también. Yo, ciertamente, no le veo la utilidad ni la gracia, pero como todo, es cuestión de gustos. Hay tatuajes que son realmente obras de arte andantes. Eso sí, el que se lo hace se arriesga porque creo que quitarlos es muy doloroso. Besos.

José Vte. dijo...

Un tatuaje discreto igual no está mal, pero siempre he pensado que muchos de los que se los hacen, no piensan en que algún día las carnes se vuelven flácidas y ya no lucen igual.

Un abrazo

Anusky66 dijo...

sois un poco exagerados con lo del sufrimiento , eso si hay que saber elegir el sitio ,tanto por el dolor como por la evolución del cuerpo con los años.
Yo llevo un unicornio en la espalda y con el tiempo cada vez me gusta mas habérmelo tatuado.

Para gustos colores!!
personalmente el de la foto nunca me lo hubiera hecho ( esta muy bien dibujado,pero no me gustaría verlo a diario ) y aun menos en la barriga ,con lo que cambia con los años.

Unbesazo