jueves, 25 de abril de 2013

TENGAMOS LA FIESTA EN PAZ...



Está claro que hasta el último día de nuestras vidas esto es un aprendizaje... y por esa experiencia el ser humano tuvo la genial idea de concebirse y revelarse dogmas y credos pensado que en ese final tendríamos que “sacar buenas notas” para filtrarse al siguiente curso: cielo, paraíso, edén, Olimpo, gloria, nirvana…

Doctrinas que cada devoto cree que la suya es la correcta y verdadera, teologías por las que la gente mata y muere, cuántas atrocidades y cuánta barbarie en nombre de Dios, adoraciones extremas, convicciones enfermizas, cultos fanáticos…

Fervores que a diario llenan de fatídicas noticias este mundo, todo porque el hombre requiere tener fe en atisbos que no pueda ver ni tocar y así conseguir agarrarse y consolarse ante el vacío que le puede producir el tránsito de la existencia, el cuerpo desaparece y brota el espíritu, tenemos la necesidad de que algo o alguien nos juzgue y que se nos premie o se nos castigue.

Está claro que el Todopoderoso tendría que prohibir todas las religiones por su propio bien…   
  

6 comentarios:

Alicia sánchez dijo...

O con moderación. Como dices, es normal aferrarse a algo, pero ¿tanto? ¿hasta el punto de matar?
Todas las grandes guerras de la Historia fueron en nombre de algún dios, a causa de alguna religión....
Pero no sabemos se moderados, en cuestiones de fe,(y de fútbol) nos volvemos locos...

María A. Marín dijo...

Por "Todopoderoso" ¿a quién te refieres? ¿A Obama? ¿A Merkel?
Bromas aparte.
Nos acunan con cuentos y nos siguen manejando con cuentos hasta el día en que nuestro cuerpo se convierta en carne muerta.
¿Alguien sabe seguro que después de morir hay algo más?

Fiaris dijo...

Ayer aqui pasaron un programa sobre esto.abrazo amigo

Genín dijo...

Como soy un ciudadano del mundo que pretende ser imparcial, no voy con ninguna religión ni creo en ellas, en ninguna :)
Salud

Farero dijo...

... lo que si está claro, es la existencia del diablo,de satanás...
(suena a miedo). éste, habita en la mente de la humanidad y se deposita en el lado más libre que el creador nos proporcionó y es justamente ahí donde gana el mal,cuando se educa y se vive en la semilla del "divide y vencerás" y ésta es la obra maestra del mal.Somos cómo un imán, el mal nos atrae y la libertad nos repele.
Pero ahí estamos... aportando gotas de agua y que al final(no lo veremos),pero el amor,su excelencia,vencerá, y llenará el Mar de la convivencia del ser humano...

Mos dijo...

Mamé, si Dios se diera una vuelta por el planeta...
Un abrazo de mos desde la orilla de las palabras