martes, 2 de febrero de 2010

Y DE FONDO SONABA SERRAT...


.

Es increíble y impredecible lo que cambian las ideas y los pensamientos del ser humano a largo del transcurso de la vida, y es que este comentario que hago hoy, lo escribí en su momento muy entrada la madrugada y de fondo sonaba la música de Joan Manuel Serrat, quien me iba a decir a mi hace algún tiempo atrás que yo sería capaz de redactar artículos y mucho menos de verme capacitado para dar a conocer mis mediocres textos sin sentir pudor y vergüenza y para colmo de fondo sonando los temas de Serrat.

.

Durante muchos años, mi propia vida fue un vacío que no conseguía llenar nunca, y cada noche en la oscuridad de mi habitación me prometía a mi mismo que todo cambiaría y como dice la canción “mañana podría ser una gran día”, cosa que nunca sucedía. Está claro que para cumplir los sueños lo primero y más importante es despertarte y luchar por ellos, cosa que muchos desconocemos, con el tiempo nos vamos dando cuenta que los cambios se producen por un motivo o una causa y no de una forma espontánea como queremos que ocurran, por supuesto siempre que sean para mejor, porque los malos ya vienen solos.

.

Ya de nada vale lamentarse ni arrepentirse de las cosas que no hicimos en el pasado, por eso hay que hacer balances emocionales más a menudo y valorar nuestros actos y obras, es muy gratificante cuando el saldo que resulta es positivo, gracias sobre todo, a toda esa gente que nos rodean y que fabrican la materia prima con la que funciona este triste y gris mundo, pero es el único que tenemos, esa energía que por desgracia escasea en los momentos que corren, no es otra que el amor y la amistad, que es la que realmente hace que poco a poco se vaya modificando nuestros destinos de una manera más afables y gratificante, consiguiendo abandonar las sombras y la penumbra viendo como después de la fría noche vuelve a brillar el sol y la vida nos sonríe, es difícil pero no imposible si lo intentas, en muchas ocasiones hay que poner más el corazón que cabeza.

.

Mis dedos acariciaban las teclas del ordenador portátil como si de un gran piano de cola se tratara, mientras en el aire como un susurro sonaba de fondo Serrat… Cantares, La mujer que yo quiero, La saeta, Para la libertad, Tu nombre me sabe a hierba, Penélope, Romance de Curro el Palmo, Señora o Mediterráneo…



7 comentarios:

Maripaz Brugos dijo...

Mamé, estoy segura de que has sabido luchar por tus sueños, a juzgar por la constancia que has tenido para enlazar mi blog. Muchas gracias!!

Las canciones de Serrat que describes,me traen bellos recuerdos,cuando era una jovencita que vivia en Malaga.

Gracias por compartir lo que llevas dentro. Es muy valioso

Un abrazo

Alfonso dijo...

Fue banda sonora de mi vida, Serrat, en una época. HOy, lo recuerdo con cariño, pero sus canciones me suenan lejanas, utópicas.
Aunque aún conservo la capacidad de erizarme el pelo cada vez que escucho Paraules d'amor.

belijerez dijo...

Me alegro que sientas alegría.
Te describes en la madurez de los días, siempre podemos seguir esperando tiempos mejores viendo aquí y ahora.
Tus textos me gustan, los disfruto aunque no siempre comento, son sentimientos, experiencias, autenticas hechos con el corazón y eso transmite siempre vida.

Gracias por compartirlos.

belijerez dijo...

Quería decir "viviendo aqui y ahora"

Eastriver dijo...

Por un blog se llega a otro blog, por un amigo a otro amigo... Me encanta ese fondo que comparten tus blogs, tus textos, tus anhelos, la escritura y las exposiciones. Y me encanta Serrat, claro.

tirititran dijo...

.-Al fin y al cabo:
¿Que es la vida si no un lento ascender por la escalera de los días para inspirarnos e ir asomandonos a las ventanas las cuales nos hacen ver la luz del sol?.

AROBOS dijo...

Serrat... ¡Con la iglesia hemos topado! No puedo dejar de escucharlo. Lo hago prácticamente a diario. Tengo toda su discografía. Lo conocí personalmente en 2003 y tuve con él cierta relación durante su gira "Serrat sinfónico". Es además de un genio, una excelente persona.