viernes, 29 de abril de 2011

PIANO... PIANO...




Tengo la necesidad de escribir como casi todas las noches ya de madrugada, como siempre acompañado de música muy bajita, hoy le toca el turno a la cantante y pianista irlandesa “Enya” su voz tan etérea y envolvente hace que parezca que en vez de cantar susurre, me relaja y aleja de mi cabeza pensamiento negativos que me martillean y me obsesionan, las notas del piano crean aún más ambiente de misterio del que produce la magia de la noche…

Delante del teclado de mi ordenador me enfrento al frío vacío de la página en blanco, las ideas no brotan muchas veces como quisiéramos, me faltan frases para describir lo que me gustaría expresar no encuentro la forma exacta y el mensaje se queda falto de contenido, me pierdo entre tantas letras que no dicen nada, se amontonan como los trastos viejos en un desván, llenas de polvos y olvido se van deteriorando, palabras que podrían formar parte de una carta de amor, de un poema, de la letra de una canción…

Recojo mis armas, la batalla hoy la doy ya por perdida, las musas de burlaron de mi, la inspiración pasó de largo en esta ocasión y la música sigue sonando piano… piano

19 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Cómo me reconozco en tus palabras, estimado Mamé. Porque no siempre apresamos lo que queremos expresar... Menos mal que Enya es un bálsamo para el espíritu.
Ah, que sepas que la entrada es preciosa: intimista, sincera. Aunque la inspiración no la hayas visto, te ha invadido y has descrito su fuga de forma muy inspirada.
Un abrazo.

Genín dijo...

Difiero amigo, has ganado la batalla, sin duda de una forma brillante.
Es una entrada genial!
Esta mujer tiene un voz preciosa.
Salud

mariajesusparadela dijo...

Tu has ganado.
Nosotros también.

María dijo...

¡Bravo, bravo!
Lo bueno si breve, dos veces bueno.

Saludos

josefina dijo...

No he podido escuchar la música, aqui Internet sigue siendo pobre,
pero tus palabras son una muy buena entrada.
Un abrazo Mamé

ana dijo...

Yo creo que has estado genial, a veces cuando nos enfrentamos al escritorio de nuestro ordenador, nos quedamos en blanco, pero cuando menos lo esperamos "zas" sale una entrada preciosa como ahora. Me quedo con la frase de Alejandros Sanz: escribo de noche, aunque la luna tenga las manos frías.

Un abrazo.

Jose Vte. dijo...

Pues para haber pasado las musas de tí, yo creo que ha quedado como muy inspirado.
Me ha gustado mucho la reflexión

Un abrazo

Anna Jorba Ricart dijo...

Mamé...las musas no te han abandonado para nada...A mi me ha gustado mucho tu franqueza...

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

No hay nada como la sinceridad con uno mismo para transmitir la belleza de un momento, aunque éste no sea el deseado.

Nos has dado tu íntimo momento, y tus palabras nos han llegado al corazón. Las musas no se han burlado de ti, estaban disfrutando de lo que estabas escribiendo!!.

Gracias Mamé!.
Un fuerte abrazo

Cristóbal S. dijo...

Pues "sin querer queriendo" te ha quedado una entrada bastante bonita Mamé. Las musas a menudo son burlonas, pero sólo con reconocer sus poderes, a veces, podemos darle un capotazo a sus burlas. "Sin querer queriendo".

Sara O. Durán dijo...

Por allí un escritor muy reconocido dijo alguna vez: "El escritor cuando tiene algo que decir, escribe; cuando no, escribe".
Y con tu permiso que me llevo a Enya pa' casa.
Abrazo.

Farero dijo...

Mamé,perdona que te diga no puedes decir que la inspiración de largo,cuando en realidad la inspiración vive en tí.

y Gracias,
por compartir y ser un espejo transparente desde tu Faro.

El Naranjito dijo...

!Ostras! Amigo el día que las señoritas musas te acompañen será glorioso.
Un saludo

SEMA MIRANDA dijo...

Vaya como te quieren tus seguidores¡¡¡Bueno me imagino la situación seguro que es bastante relejante, conozco tu zulo y a esas horas de la madrugada se debe estar muy agusto, cuando Cádiz duerme y todo parece mas tranquilo.

Princesa115 dijo...

Pues podría hacer mía tus letras porque me pasa lo mismo, muchas noches y muchos días.
A mi también me gusta el silencio de la noche, la soledad, para escribir; pero no siempre llega la inspiración, por eso decidí tomármelo con más calma y realizar entradas sólo cuando me llega la inspiración.

Un saludo

Maripaz Brugos dijo...

Pues para no tener inspiración, te ha quedado un trabajo muy bueno.
Eres grande Mamé!

Alfonso dijo...

Enya... cuánto tiempo que no la escuchaba, tuve mi época new age jeje

MALIBU dijo...

Es bueno a veces dejar las palabras a un lado y buscar en nuestro interior,dejandonos llevar por esos "SONIDOS DEL SILENCIO" que a todos nos llega en la noche y a cada uno nos dice ALGO.
Un abrazo Mamé.

María Eleonor Prado Mödinger dijo...

Claro que si, eso pasa mucho, me pasa a mí muy seguido, yo tb. escribo con música pero es con la barroca. Enya es indiscutida, una joya, pero de repente hay que dejar que las musas salgan a parrandear sin tener obligadamente que pegarse la lata de estar siempre serviles,jajajaj, claro que el autor, tú en este caso quedas bajoneado, y tantos de nosotros pero va en la madurez de una buena obra verdad?.

Saludos cordiales.

mepm