lunes, 18 de abril de 2011

TORRIJAS DE LA "TIERRA MEDIA"





Manuela llevaba dos semanas “amenazando” con hacer torrijas, como siempre todo fue cuestión de tiempo, ayer domingo se cumplió la profecía, la cocina se convirtió en un laboratorio de misteriosa alquimia, los elementos secretos se mezclaron de la forma correcta, pan, huevo, miel, aceite y fundamentalmente vino moscatel de Chipiona y un ingrediente secreto que no hay forma de sacarle, ¡Ni la receta de la Coca Cola es tan misteriosa! ya solo quedaba realizar el hechizo, poco a poco el conjuro fue tomando forma como podéis apreciar en las fotos y el resultado no pudo ser más sorprendente y sabroso, teniendo en cuenta que hacía más de diez años que no ejercía ese tipo de “brujerías”.

Contento con el resultado guardé la bandeja de torrijas como si fuera “MI TESOOOORO”, pensando en la gran degustación que se produciría en los sucesivos días, pero lo ideado y deseado no ha sucedido como estaba previsto, ya que esta mañana cuando fui a buscarlas habían desaparecido como “por arte de magia”, en ese momento sonó el teléfono y su voz me daba el siguiente mensaje, “No te puedes imaginar lo que han gustado en mi trabajo las torrijas….”

19 comentarios:

María dijo...

Vamos, yo soy tú y cambio la cerradura para que no entre en casa...¡con la pinta que tenían las torrijas!
O mejor te la vas camelando para que te haga otra tanda y no tarde 10 años.
¡Manuelaaaaa !

Marta dijo...

Mamè
pero ni uan misera cata????
Manuelaaaaaaaaaaaaaa!!!!, por Dios preparale unas torrijas al niño, que pena!!!!.
Y menuda pinta tenian, ummmm, las huelo desde aquí!!!
petonets, molts

María dijo...

Hola...jajaja

A mi me salen muy ricas, pero estoy algo lejos.

Un beso y feliz semana

Anna Jorba Ricart dijo...

jajajajaja,mamé te has quedado conlas ganas....pídele que te haga para ti como sacrificio de Semana Santa.... jajajaja

mariajesusparadela dijo...

Sorpréndela, Mamé: prepárale tu a ella una buena fuente de torrijas, verás qué vergüenza le da.

josefina dijo...

Que jugarreta, yo que me las como solo de verlas en foto.
Un abrazo

Jose Vte. dijo...

Pues si que lo siento por tí, Mamé, porque las torrijas tienen una pinta deliciosa. Esto si que es una penitencia.

Un abrazo

nocheinfinita dijo...

Maméeeee, eso no se hace... que pinta más deliciosa tienen esas torrijas. No me extraña que hayan desaparecido, pero alguno se habrá chupado los dedos, jejej

Besos

Mos dijo...

Qué buena pinta!!!
Yo no sé si le perdonaría esa fechoría. Se me hace la boca agua de ver la foto.
Aquí, como pesamos más de la cuenta, no hay torrijas que valgan. ¡Y eso duele!
Todavía estás a tiempo de que te haga alguna. Eso no se hace; qué lástima de Mamé.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

emejota dijo...

¡Sácale el secreto y hazte una buena ración! Mmmmm que ricas, ni nombrarlas puedo sin ponerme a babear como Zola. Un fuerte abrazo.

Anusky66 dijo...

manuelaaa!! por favor otra fuente de torrijas para el pobre Mamé ,que no vale semejante tortura de catarlas y perderlas a la vez.
Unbesazo

SEMA MIRANDA dijo...

Pero si Manuela no ha hecho en su vida torrijas¡¡¡¡ ¡ah¡ bueno sí pero eso era cuando ella conducia, cuando no le daba miedo la carretera, cuando venia a chipiona.....en fin, que recuerdo que les salian muy buenas.Un abrazo.

Dilaida dijo...

Lo siento, tenían un pinta muy buena y si tienes que esperar otros diez años va a ser mejor que practiques, es cuestión de paciencia y práctica, las primeras lo mismo no salen bien, pero al final ya verás..., seguro que la envitas a ella.

Genín dijo...

Mi vecina es especialista en torrijas, y ya está llegando el momento de ponerme morao...jajaja
Menos mal que me cuidan tanto...
Salud y besitos

Princesa115 dijo...

Mamé eso suele pasar hasta en las mejores familias, jajajaj.
Es que tendrían que estar riquísimas.

Un abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

¡Pues vaya, con la buena pinta que tenían!
Manuelilla, unas torrijas para Mamé y, si sobran, para mí, que las cosas con ingredientes secretos y magistrales siempre están riquísimas.
Yo sólo hice torrijas una vez, hará como veinte años, y me salieron ricas. No repetí porque nos las zampamos de una vez todas y no veas el empacho, jajaja.
Un beso, Mamé.

Alfonso dijo...

Yo no soy muy torrijero, me empalagan, pero el moscatel de Chipiona , uf, hace poco estuve allí en una cooperativa no sé que católica ponía, y me tomé unos vasitos y estaban de escándalo :)

Encarni dijo...

Que pintan tenían las torrijas, se me hace la boca agua nada más verlas, pero no te preocupes después Manuela te va a mimar haciendote otra bandeja igual para ti solito, sino te las ha hecho ya...

Anda, disfruta.

Feliz Semana.

Sara dijo...

Canela, un poquitín de jengibre y nuez moscada... 'Mmm! Deliciosas.