domingo, 18 de septiembre de 2011

"LA BALA QUE RETORCIÓ LA ESQUINA..."



No tengo ni idea como me ha venido esta frase a mi cabeza y además no de donde salió, pero yo la recuerdo desde cuando era pequeño.

Una de las distracciones veraniegas que teníamos los que fuimos niños en los años 70, era la de ir a ver “las carteleras de los cines” que por increíble que os parezca en Chipiona había cuatro salas de veranos, y casi todos los días hacíamos el mismo recorrido, y soñábamos con todos los filmes que íbamos a ver y que casi nunca vimos, cuando terminaba la peregrinación y llegábamos a casa siempre había algún familiar o amigos que nos preguntaban que películas echarían esa noche, y la frase en plan cachondeo con la que respondíamos casi siempre era la de “La bala que retorció la esquina”, como comenté antes no se de quién es la autoría, e imagino que intentaba imitar el título de un western con la historia de un duelo al sol o de una de policías y ladrones con tiroteo incluido, pero no veo por ningún sitio un proyectil girando en una esquina.

Otras de las cosas que vienen a la memoria era que había mucha gente que llevaban en sus bolsillos una pequeña novela de la colección “Estefanía” que hacían furor en aquellos años, que leían en sus ratos libres y lo curioso es que no se compraban, se cambiaban aún precio módico en casi todos los kioscos de España y si lo pensamos ahora fue la antesala de los videos club que tanto en boga estuvieron en décadas posteriores, y por supuesto reconocer la labor cultural que desempeñaron, siendo una de las pocas ocasiones donde el “Españolito de a pie” leía. Desde aquí un pequeño homenaje a esas carteleras que nos hicieron soñar y a esas novelas que fueron los mejores guiones de cine que se han escrito, ya que en nuestras mentes dirigíamos a actores, decorados, sonidos y a veces hasta la misma historia… THE END.

15 comentarios:

Pasto dijo...

Muy buenos recuerdos, Mamé. También era muy frecuente que el título de la película fuese "Dos por tres calles" y "Las lágrimas de un chorizo".
Yo leia novelas de Marcial Lafuene Estefania y no me quedaba dormido ninguna noche antes de que Donovan acribillara a balazos a un par de docenas de malhechores.
Saludos.

Jose Vte. dijo...

Por aquí por el Este conocemos la frase como "la bala que dobló la esquina", pero el significado era el mismo, los que ya peinamos canas hace unos cuantos años, sabemos mucho de carteleras de películas en cines de reestreno y los sueños que nos traían.
Esta entrada me ha traido grandes recuerdos de una infancia ya pasada hace mucho tiempo y que poco tiene que ver con la que vemos en nuestros hijos hoy en día.

Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Yo siempre había oído "dobló " o "torció", pero "retorció" solamente se usaba para la ropa, al escurrirla.

El Naranjito dijo...

En mi pueblo tambien colgaban, junto a las carteleras, fotogramas de la pelicula anunciada. Uno de nuestros pasatiempos era ir a la entrada del cine a ver si habia fotos nuevas.
Otra cosa: ¿que me dices del tamaño de las novelas de Marcial Lafuente Estefanía? ideal para llevarlas en el bolsillo.Recuerdo a un vecino que siempre le asomaba una, pero cada día distinta.
Un saludo.

Mos dijo...

Las novelas de Estefanía eran verdaderos western que no tenían nada que envidiar a las películas del género. Aunque, la magia del cine es algo que se graba también en la memoria.

Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Genín dijo...

Nuestro titulo era..."La mano que aprieta se vende a peseta" jajaja
Salud

Eastriver dijo...

Mamé, qué risa... Como somos de la misma quinta, te entiendo tanto, chico... Yo lo de la bala, no sé. Pero sí de Marcial Lafuente Estefanía, que es la colección que comentas. Eran libros que se hacían como churros, como los del género rosa. Pero al menos mucha gente leía, es cierto.

Del cine de mi infancia recuerdo, por ejemplo, el reestreno preferente. En esas sesiones, que eran dobles, llegabas y la peli estaba empezada. Te ponías a verla hasta que, como en un bucle, había acabado la que ponían, habían puesto otra, y finalmente ponían de nuevo la primera. Entonces te marchabas. "Esto ya lo hemos visto", decíamos. Y en silencio, salíamos del cine.

Sara O. Durán dijo...

Hola Mamé, tienes un manera tan divertida de refrescar ese tipo de cosas, que ah! como disfruto, de tus entradas.
Saludos afectuosos.

Montserrat Sala dijo...

HoLA: yo he sido una gran aficionada al cine, seguramente una generación antes que vosotros, pero no recuerdo esta expresión que debió de acuñarse mas tarde. por si que recuerdo muy buenas pelis del Oeste, Horizontes Lejanos, el último tren de Gun Hill,
Centauros del Desierto, Rio Bravo. etc etc.
Maravillosas tardes de domingo.
Cuanto la echo de menos!.

ARO dijo...

Más de una novela de don Marcial me leí. De aquellas lecturas debe provenir mi afición a las películas del oeste.

Encarni dijo...

Recuerdas aquella de ' La muerte tenía un precio', o 'El guapo, el malo y el feo', a mi abuela le encantaban todas las pelis del oeste.
En cambio a mí, las veía, pero no eran mi debilidad.

En cuanto a las novelas de Estefanía, las he visto por casa porque mi hermano las compraba como rosquillas, alguna habré leído, seguro, pero mis gustos eran otros.

Un abrazo sin doblez.

Abuela Ciber dijo...

Con que placer he evocado mis años de juventud!!!!

Mi padre tenia libreria y junto a "Estefania", que mas de una vez lo lei je je!!!
Pedian las mujeres de todas las edades a Corin Tellado, novelas rosas de miel empalagosa.
Que tiempos querido Amigo, que tiempos!!!!!

Cariños

impresiones de una tortuga dijo...

Justo hace unos días he rescatado del cuartito de mi padre (al que ya no sube), varias novelitas de ése tipo.
¡Qué tiempos aquellos!.
Un saludo, Mamé.

caritabaston dijo...

Cuantas veces hemos hechos esos recorridos Mamé, y cuanta veces he ido al quioquisto de Manolin, para cambiar las novelas del oeste, que fue la entresala para mi afición, a la lectura...Un saludo...TONY

fus dijo...

Me ha gustado tu entrada porque nos hace recordar aquellas sesiones de cine de verano con peliculas doble....acabo de conocer tu blog y me ha gustado mucho, me quedarè por aqui para leer tus pròximas entregas y te invito a que pases por el mio.

un fuerte saludo

fus