lunes, 6 de febrero de 2012

AQUELLOS 7O...










De vez en cuando repaso mi colección de vinilos, (tengo más de 2500 discos), los he ido adquiriendo desde mediados de los 70 cuando llegó a mi casa el primer tocadiscos un COSMOS, y desde ahí hasta el día de hoy. Mientras mi hermano compraba los LP de 33 RPM yo compraba los SINGLES de 45 RPM, en aquellos primeros años escuchaba a Deep Purple, Led Zeppelín, Slade, The Sweet… era más de canciones en inglés y de rock duro con melenas al viento, pero de la noche a la mañana fueron cayendo en mis manos baladas cantadas en español, pero sus cantantes y compositores nos venían de la romántica Italia que poco a poco fueron adueñándose del mercado discográfico español a finales de la década, hoy haremos un pequeño homenaje a aquellos temas.

Una de aquellas primeras canciones fue “Bella sin alma” 1974 de Richard Cocciante, le siguió Sandro Giacobbe con su gran éxito “El jardín prohibido” 1976 y en su cara B se escondía “Señora mía” que antigüedad lo de la cara B, otro de los grandes fue y sigue siendo Claudio Baglioni que triunfaba con “Sábado por la tarde” 1975, y como no hablar del señor Umberto Tozzi con una gran lista de exitosos singles pero destacar el primero “Te amo” 1977, y no dejar de mencionar al melódico Drupi con “Sereno es” 1975, y para terminar evocar a otros dos de los clásicos Gianni Bella con “De amor ya no se muere” 1976 y Fausto Leali con “Yo caminaré” 1976, la lista sería interminable, todas aquellas canciones hablan de amor y desamor, con voces desgarradas y roncas y un dulce acento italiano, hacían el delirios de la juventud de la época que soñaban son sus princesas y príncipes azules, cuando aun en las discotecas se “bailan lentos”.

Hoy gracias al prodigio de internet se pueden recuperar las canciones, las actuaciones y como no las portadas de aquellos discos, motivo principal por el cual hoy estoy escribiendo este comentario, me encanta la estética y los diseños de aquellos años que se quedan reflejadas en las mismas. Que buenos recuerdos me vienen a la memoria, ya que forman parte de la banda sonora de mi vida.

13 comentarios:

Ceferina dijo...

Que buena colección tienes Mamé, más de una pagaría una fortuna, pero creo que hay cosas en la vida que no tienen precio, verdad.
Todas las canciones que dices son clásicos, algo tendrán cuando aun, de vez en cuando se escuchan y se siguen haciendo versiones.
Saludos.

Eastriver dijo...

Buffff, es que tú sabes mucho de música, muchísimo más que yo, pero mucho más. De acuerdo que en aquellos años la música era un poco como una religión para nosotros, pero yo nunca fui demasiado sacerdote de esa religión, sencillamente me dejé llevar para no desentonar. Y ahora, cuando amigos míos rememoran aquellos años, muchas veces debo callarme porque me caló lo principal, lo fundamental, pero no entré en la letra pequeña.

Mos dijo...

Pues yo, amigo mamé, no tengo tantos vinilos como tú aunque sí mucha música y muchos recuerdos de la banda sonora de nuestra vida. Claro que cada uno tiene la suya, por supuesto pero esa etapa romántica de cantantes italianos fue todo un boom en aquellos años y más si coincidía con la etapa adolescente, enamoradiza y tierna a más no poder.
Cuánto echo en falta el bailar lento en las discotecas. (Ya no voy, claro, porque con tanto chunda, chunda y bacalao pues no).

Una agradable entrada, Mamé.

un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Mercedes Pinto dijo...

Yo también tengo grandes recuerdos asociados a esa música en vinilo. Por ejemplo, me acuerdo que cuando mi padre salía del trabajo, casi a diario, pasaba por una emblemática tienda que había en Granada, llamada “Callejas” y compraba el último single de moda. Luego pasábamos gran parte de la tarde escuchando música… Todavía me sé las letras de muchas de las canciones que hoy citas. Algunas hasta las canté a la guitarra.
Un placer visitarte cada dos semanas.
Un abrazo.

Genín dijo...

Increíble, de los que pones con portada, no conozco a nadie!
Claro que por esos años no estaba en España...creo...jajaja
Salud

midala dijo...

Llegué aquí por casualidad y...aquí me quedo con tu permiso!!!!!Vayaaa colección que tienes más chula.Esos los tenía yo todos pero..a saber donde están.Sin embargo, si conservamos tooodos los de los Rolling y Lezzepelin y algunos más. Es unnnnplacer el haberme pasado por aquí. Un saludooooooo

nocheinfinita dijo...

Recuerdo muchas de las canciones que dices, y el "baile lento", jeje, ¡qué tiempoooo tannn feliz, laralalala¡ :)

Un beso

Dilaida dijo...

Recuerdo muchas de aquelas canciones, fueron unos felices años para la música.
Me encanta el vídeo de las chirigotas.
Bicos

Alfonso dijo...

uff me encantan todos... pero hay una , bueno algunas, que me hacen flotar:
Margarita, de Richar Cocciante, por ejemplo :)

felicitat dijo...

A mi también me traen muy buenos recuerdos Mamé! Sobre todo el jardín prohibido, hasta he llorado al recordarla muchas veces... jaja. Gracias por compartir esos momentos, un saludo :)

José Vte. dijo...

Una entrada llena de recuerdos de una juventud ya pasada pero siempre recordada. Yo también era más de aquellos rokeros duros y melenudos, pero reconozco que tampoco le hacía ascos a una buena balada, y en eso los italianos eran únicos.
¡Vaya colección de vinilos!

Saludos

genetticca dijo...

Me gusta mucho "Quando si vuole bene" de cociante, y "E Tu" Baglioni...Huy, los tengo todos. Pues no he bailado arrambado con ellos y algunos besos, de esos que
la música proboca.

Estás tu muy retro ultimamente...Un abrazo

Sara O. Durán dijo...

Y los guardas todavía? qué increíble y que envidiable. Yo no soy apegada a nada. Tenía cientos ¡Cuánto invertía de mis primeros sueldos en discos! jajaja, y los regalé cuando cambiaron los formatos, luego las cintas, luego los cds. Estoy por darles aire a los MP3.
Me encantan estas entradas que haces que nos pones a recordar, jajaja ¡GRACIAS! y un gran abrazo para tí y otro para tu compañera linda.