lunes, 13 de febrero de 2012

NARANJAS ÁCIDAS O...





El pasado fin de semana lo he pasado en Benamahoma, no hay ocasión en que no descubra algo que me llame la atención cuando paseo por el pueblo, está vez en una de sus calle.

Siempre había escuchado de los injertos que se hacen a los cítricos, en algunas ocasiones he podido apreciar que en un mismo árbol daba distintas variedad de frutos ya fueran de naranjas o limones, pero nunca de uno que diera los dos al mismo tiempo, está claro que lo de hacer injertos es un arte o ciencia, porque la verdad es prodigioso el resultado, es una visión un poco extraña que de un mismo tronco surjan dos ramas y cada una de ellas dé unos productos tan diferentes. ¿Naranjas ácidas o limones dulces…?

18 comentarios:

Dilaida dijo...

La naturaleza nos da esas sorpresas.
De todas formas es como entre los seres humanos, no hay más que fijarse en los hermanos, hijos del mismo tronco, pero tan diferentes entre ellos. Las necesidades de cada uno son distintas y los defectos y las virtudes también.
Bicos

jesus dijo...

Puede que a los frutos de color más pálido nos les haya dado tanto la luz del sol ; da la sensación por la foto que sean naranjas ya que es dificil que de un mismo tronco haya más de dos variedades por mucho injerto contranatura que se le haya aplicado ; a todo esto , espléndido día cuando se tomó la foto , se hace raro ver cielo tan despejaado en estos días...
Saludos!

María dijo...

Me he descargado la imagen por su curiosidad. Jamás había visto eso.
Y son limones y naranjas...
¡Madre mía!
Como sigamos jugando con la naturaleza veremos a ver.

Besos

Mos dijo...

Pues yo digo que es todo un arte esto de los injertos. Lo suyo sería probar el resultado de tal hazaña. Igual son naranjas ácidas con regusto a limón y limones dulces con un toque de naranja. ¡Qué guay!

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Fiaris dijo...

Interasantísimo!!!
cariños

Eastriver dijo...

De no creerse, Mamé...

Ya en plan más normalito si me preguntan qué es lo que más me sorprendió de Sevilla, al menos en el primer momento, es los naranjos por todas las calles, con sus naranjas luminosas. Luego ya lo ves normal pero al principio dices, caray, cuánto naranjo por todas partes... Y entendí lo del olor a azahar, claro.

Sara O. Durán dijo...

Lo que la naturaleza es capaz de darnos, si la sabemos tratar con la ternura que ella nos trata a nosotros... ¡Qué lindo, verdad?
Abrazo cítrico.

nocheinfinita dijo...

¡qué árbol más curioso¡
Naranjas ácidas y limones dulces, qué ricas...

Un beso

mariajesusparadela dijo...

No es difícil naranjas y limones o diferentes variedades de una misma fruta (peladillos y melocotones, por ejemplo).
Pero creo que normalmente uno de los injertos es más fuerte y anula al otro (además de la fuerza del patrón, que , si se entierra demasiado, brota).
La naturaleza hace maravillas.
(Lo difícil serían peras y manzanas, ya lo dijo la botella el día que se emborrachó)

genetticca dijo...

El hombre juega a ser dios y lo único que hace es burlarse de su obra.

Saludos

http://visceral-genetticca.blogspot.com/

M.Carmen H. dijo...

Hola Mamé!! Que curioso,nunca vi algo así. Ya sabemos que la naturaleza es sabia y .... con ayuda del hombre ya ves.
Me ha encantado. Gracias por compartirlo.
Besos

Encarni dijo...

La de zumos que me haría yo con un árbol así enfrente de mi casa, madre mía, con lo que me gusta el limón y la naranja. Muchos.

Un saludo.

Genín dijo...

Tengo una bolsa de pomelos que me voy zampando y que me ha traído mi vecino. En el pueblo muchas calles tienen naranjos amargos de adormo, el de enfrente de su casa lo ha injertado de pomelos y yo me beneficio de mi costumbre venezolana de comerlos para el desayuno con azucar...jajaja
Besos y salud

Maripaz Brugos dijo...

Que curioso eso de los injertos. Siempre se aprende algo nuevo.
Me encantan lo naranjos y los limoneros. Ahora los extraño mucho, por esta zona no se ven.

emejota dijo...

¡Debería ir aprendiendo a injertar, lo que cuenta Genín, mola!
Me gusta ese arbolito. Bs.

Montserrat Sala dijo...

hola Mamé: en el jardín de una casa de un familiar. habia un ciruelo, que daba ciruelas de color amarillo y ciruelas de color vino. Eran las dos de excelente calidad, y tamaño. Cuando estaba con el fruto, había que ponerle, un soporte porque no habria
podido sujetar todo. Duró el ciruelo, muchoa años. pero al final tan agotado estaba, qeu un buen verano, ya no dió mas ciruelas, y murió.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

No, no, limones riquísimos y naranjas sabrosas, mi media naranja anda trocando un limonero de todas las lunas en naranjo de rico azahar y ha prendido de las 2 injertas, 1... eso sí, el limonero da una penita, ja ,ja... me lo tiene espatarrao!! Bss,

Alicia dijo...

Nunca lo hubiera imaginado!!!