lunes, 11 de junio de 2012

REBELDE CON DUDAS...



En los tiempos que corren, muchas veces se me va un poco la cabeza y pienso cosas que no sé de donde vienen…

Me asusta cuando veo gente tan segura de sí misma y yo sigo tan lleno de dudas, me sobresalta el gentío al insultar al presentador de los informativos como si él tuviera la culpa de lo que nos comunica, me sobrecoge el griterío de los campos de fútbol atestados a reventar, me conmueve las calles llenas de mendigos e indigentes, me alarma que todo gire tan rápido y sin rumbo fijo, me acongoja tantos “palos de ciegos”, me preocupa la cola del paro no tenga final, me impone tantas preguntas y tan pocas respuestas, me espanta que los de arriba siempre estén arriba, me hace temblar los cambios con los que aun vamos para peor, me intimida el futuro, me angustia el presente, me turba un pasado no tan pasado...

13 comentarios:

Eastriver dijo...

Es que nos preocupa el futuro, eso es lo que pasa. Pintan bastos, Mamé. A mí también me asquean muchas cosas... (Eso sí, a los de la roja les van a dar una prima que no veas... jodido país)

Genín dijo...

A mi me conmovió ver ayer en el partido de fútbol de la selección española, el palco con el primer ministro de Polonia, lleno a rebosar de peperos con Rajoy a la cabeza y los Principies de Asturias...
Para estos no hay crisis, todos estaban riendo y felices, y eso que empataron, pero a estos les da todo igual, mientras ellos se lo pasen bien a costa del pueblo, genial!
Salud

Dilaida dijo...

Estamos en manos de unos desalmados.
Bicos

Mos dijo...

Estamos todos con demasiadas incertidumbres, Mamé.

El futuro pinta oscuro y para los nuestros ya ni te cuento.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

nocheinfinita dijo...

A mi me pasa igual Mamé, me identifico con ese rebelde con dudas.

Un abrazo

felicitat dijo...

A mi no me gusta el fútbol... jeje Marx dijo de la religión el opio del pueblo, hace años lo es el fútbol. Al menos así lo creo yo. Cuanto menos culturizado esté el pueblo, mucho mejor. Besos y ánimos. Estar seguro de que tu actúas bien contigo mismo, es un punto a favor, la crisis se solucionará a largo tiempo, hay que tener paciencia y nadar y guardar la ropa como dice mi madre... jeje. Besos,

Fiaris dijo...

Alli acá en todos lados igual!!!
cariños

Ceferina dijo...

Así estamos todos Mamé. Son malos tiempos los que corren, nos dan palos por todos lados sin saber muy bien de donde vienen y no acabamos de ver la luz al final del túnel.

Sara O. Durán dijo...

Hay gente muy pudiente e indiferente. Hay gente que no padece y que no le falta nada. Hay gente que tiene todo y sufre por lo que otros padecen. Pero también hay gente muy mentirosa que finge que todo va bien.
Pero tú. Nunca dejes de ser un rebelde con dudas. Y ayuda a muchos si puedes, eso de inmediato te repone a ti la fuerza. Y tú, no desesperes, no dudes, no te debilites. El mundo está malo malo,
pero también hay muchos lindos lindos, como tú, como yo, como muchos, en quienes brotarán los mejores mañanas.
Abrazo.

Marinela dijo...

No hay que ser impaciente, hay que dar tiempo y confianza para ver si esto se arregla. Todo está muy liado y no es fácil arreglarlo.
Lo mejor es no leer la prensa ni oír las noticias,todos están comprados, cada uno dice una cosa, lo que quieren es meternos el miedo en el cuerpo.Así ¡Que se vayan a la porra!

Saludos,

Maripaz Brugos dijo...

Mame, me uno a tu rebeldia. También me atenazan los miedos y las inseguridades. Solo nos queda confiar en que saldremos de esta.

María A. Marín dijo...

El miedo es libre.
Los que cometen las tropelías económicas, sociales, y demás, cuentan con tu miedo y el de tantos otros.
Como decía el rondeño, que quizás conozcas, Cayetano Arroyo:
¿Miedo a qué? Si hemos nacido sin nada, nada podemos perder.

Saludos fresquitos.

Lola Rubio dijo...

Coincido contigo. No sé que pasará en este país, en que algo parece que huele a podrido. Cada vez más parados, lisiados mendigando en los trenes, inmigrantes explotados, españoles que tienen trabajo para encontrar su primer empleo.
La Cultura, en este país no hay sitio para la cultura, ni para exposiciones, ni subvenciones para el cine español, y para el teatro. En este país sólo unos pocos viven bien. El resto... vamos tirando.
Un saludo.