viernes, 19 de octubre de 2012

¡BIENVENIDO MISTER MARSHALL...!





“Americanitis Aguditis Crónica” eso es lo que parece que padecen algunos. Todo comenzó con la Festividad de Navidad, de la noche a la mañana apareció un señor gordo, con larga barba y vestido de rojo y blanco, conocido por Santa Claus que poco a poco ha ido desplazando a “empujones” a los Tres Reyes Magos de Orientes con camellos y todos…

Ahora cada año que pasa celebramos menos el Día de los Difuntos y pregonamos más las fiestas de “Halloween”, ya no hay bares, discotecas o centros comerciales que se precien de ir a lo último, que en estas fechas no lo llenen todo de brujas, fantasmas, muertos vivientes y muchísimas calabazas. ¿Dónde están las castañas, las nueces y los huesitos de santos?

Dentro de poco también alabaremos “El Día de Acción de Gracias”, donde suegros, cuñados y demás familiares compartiremos un gran banquete alrededor de una mesa con un pavo gigantesco asado y peleándonos para ver quien lo trincha… como en las típicas películas americanas.

Con el transcurso del tiempo también caerá aclamar “El Día de Pascua”, ya me veo por parques y jardines con una cestita recogiendo huevos de colorines y conejos de chocolate.

Y para terminar “La Independencia de los Estados Unidos”, el famoso “4 de Julio” viendo a todos nuestros pueblos y ciudades engalanadas de banderas de barras y estrellas. Ya lo veremos… todo será solo cuestión de tiempo. 

No me molesta en absoluto que se exporten cualquier tipo producto comercial que aquí carézcamos de ellos, lo que si me fastidia es que tomemos como propias tradiciones y costumbres que no son las nuestras y encima olvidemos la autóctonas y originarias de aquí, valorando de una forma entusiasta y apoteósica a las extranjeras, foráneas o exóticas, y lo que es peor incluso despreciando o desechando las que nos dejaron de herencias nuestros ancestros. Pronto correremos por las calles celebrando debajo de un dragón de tela y papel el Nuevo Año Chino…

“Os recibimos americanos con alegría, olé mi madre, olé mi suegra y olé mí tía…”

15 comentarios:

María A. Marín dijo...

¡Como si no tuviéramos bastante con las comidas navideñas, llenas de cuñad@s insoportables!
Sí Mamé, yo no soporto el jaloguin ese de importación.
Nosotros tenemos nuestras costumbres de castañas, membrillos y nueces. Y visitar a nuestros muertos.

¡Ah! Gracias por lo del correo. ;)

José Vte. dijo...

Muy irónico pero muy certera tu entrada. Estoy de acuerdo contigo, nos exportan tradiciones que asumimos sin que haya nada detras.

Un abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Olé, Mamé.
Donde esté Don Juan Tenorio que se quiten todos los Halloeeen esos estúpidos, qué caray.
Pero no, por favor, el día de acción de gracias, no, es demasiado, agggg.

joaquin dijo...

nos invaden hijo, que le vamos a hacer, en vez de dar culto a nuestros difuntos que es la tradición pues ya américa hasta en la sopa... total

Genín dijo...

¡Que razón tienes!
Es verdad, que penita, cuantos imitamonas hay en esta piel de toro...
Que se le va a hacer, los españoles siempre le hemos dado mucho mas valor a lo de fuera que lo de dentro,no nos damos cuenta que por algo mas que el clima nos invaden los turistas...
Genial entrada!
Salud

Farero dijo...

Pues,vayamonos preparando para cuando vengan ahora a ocupar de nuevo la Base Naval de Rota (OTAN).
además de miles de americanos seremos centro y diana de cualquier enemigo.
Y ahora pregunta en Rota y verás cómo todo el mundo está a favor !!!
¡La crisis es la crisis!.
eso de halowi(ni idea cómo se escribe)es otro ... entreterlos !!!
Nunca lo entendí como se coló aquí
¿serían los chinos de todo a cien?

Anónimo dijo...

Magnificent! (As usual. :-P )

Alfonso Saborido dijo...

Estoy contigo, hasta el gorro del jaloguin de las narices.

Enry Baskerville dijo...

Son ganas de quedarse con lo de fuera, teniendo tan estupendas tradiciones dentro. De acuerdo contigo, Mamé.

Saludos

Anna J R

Pasto dijo...

Me pillas vaciando cucurbitáceas para venderlas en el bar...¿Sabes sí en Cádiz hay algún lugar donde vendan pinturas y maquillajes para disfraces de zombis? Si se puede vender, se pone de moda.No falla.Venga de donde venga.Saludos.

Mos dijo...

Todo se pega menos la hermosura, Mamé.

El otro día echaron la noticia de unos chinos de Shangai comiendo churros. Al parecer hacen furor allí nuestros churros con chocolate. ¡Ele!

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

fus dijo...

Esta sociedad de consumo es lo que tiene, no solo exporta la fiesta, es que tambièn exporta el consumo que conlleva esa fiesta.

un abrazo


fus

Maripaz Brugos dijo...

De acuerdo contigo, no podemos olvidar nuestras tradiciones y cultivarlas.

mariajesusparadela dijo...

También yo estoy de acuerdo.

Alicia dijo...

Jajaja, eso mismo pienso yo1 que me veo trinchando el pavo con salsa de arándanos, celebrando....celebrando qué????
Tengo un niño de ocho años y le encanta hallowee; pide caramelos, se disfraza de monstruo,hacen una fiesta terrorífica, duerme con sus amigos y cuentan historias de miedo....es el jayogüin a lo jerezano!!!! ¿que puedo hacer si ya me han colonizao?