lunes, 22 de octubre de 2012

METAMORFOSIS


MUJER ANTE EL ESPEJO- PABLO PICASSO (1937)

Esta es mi colaboración en el nuevo reto del “Blog de Mos en la Orilla”.

“Todo había concluido bien, eso creía ella… cuando ansiaba despertar de la anestesia, lo único que recordaba era la potente luz del quirófano y varias batas verdes en movimiento a su alrededor, una enfermera le acompañaría en el despertar… eso le habían prometido. Por fin se cumplía su sueño, “Juventud divino tesoro”, está deseando contemplar y deleitarse de su estrenado rostro en el espejo, sentía algunos pequeños dolores en las ingles, pero no le asustaba, sería un síntoma habitual…

Escuchaba voces pero muy distantes, todo estaba perfecto repetían una y otra vez, intentaba abrir los ojos pero les pesaban como si los parpados fueran de metal, a pesar de todo se sentía feliz.

La visión confusa poco a poco se iría transformando en cristalina como por arte de magia… de pronto reconoció en la lejanía una voz que le era familiar.

Abuela ¿Cómo te encuentras…? Vaya mala suerte tenerte que operar de apendicitis el mismo día que cumples 85 años…”.

13 comentarios:

Mos dijo...

Mamé, es increíble: has sido el primero en participar en el reto y, además, muy rápido en ponerte manos al asunto.
Gracias por participar y aportar tu relato.
Que la blogosfera despierte del letargo y deje de bostezar por unos días al menos.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Genín dijo...

Ole con tu generosidad colaboradora!
También es mala leche tener que operarse de lo que sea a los 85...
Salud

María A. Marín dijo...

Voy a ver de qué se trata lo de Mos.
Estupendo tu relato.
¡Qué vieja tan perra voy a ser! ¿Y si no tiene nietos, por qué le tienen que decir abuela?
En fin...

Saludos

José María Arroyo Bermúdez dijo...

Al principio me pareció que la cosa iba de cirugía estética... Apendicitis a los 85, csi podría decirse que le hicieron las ingles. Genial.

mariajesusparadela dijo...

Los sueños de la abuela, que quería ser más joven...cómo la comprendo.

Sara O. Durán dijo...

Hay que vivir intensamente cada día, para no desear juventud cuando ya no está. Está genial el desarrollo de tu historia en tan pocas palabras, eso es algo que admiro mucho de ti.
Gran abrazo.

Eastriver dijo...

La historia de la abuela me ha encantado, porque es conmovedora. El cuervo no me ha encantado tanto, vas bajando y te encuentras la cabezota inmensa...

Abuela Ciber dijo...

Magnifico, me levanto frente al pc y te aplaudo, me encantooooooooo

Cariños

Yo por las dudas no sueño, digo por las dudas no???

Cariños

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me parece una historia preciosa, Mamé.
Te leí en Mos y vengo a decírtelo.
Un abrazo.

Ceferina dijo...

Tus relatos me gustan mucho, deberías prodigarte más con ellos.
Oye, al jaloguín que le den calabazas, yo a mis muertos les pongo velas.
Bss.

Ceferina dijo...

Se me olvidaba decirte que "El principio del final" es muy bueno, para mi digno de una editorial en un periódico de primera, felicidades.
Y ya sabemos, el hombre es el único animal que tropieza y tropieza con la misma piedra.

Alicia dijo...

Pues fíjate que yo creía que se operaba de algo de estética, que jodienda apéndicitis con 85!!!!

Sindel dijo...

Muy buen micro!!! Lo leí en el blog de Mos, pero pasé por acá para poder dejarte mi comentario.
Me sorprendió mucho el final, es excelente!!!
Saludos.