jueves, 16 de mayo de 2013

COMUNIÓN DE YAGO








El pasado fin de semana mi amigo Yago hizo su Primera Comunión, no le podía faltar a la cita así que hice de camarero en el gran evento, (recordando tiempos pasados que dentro de unos días volverán).

La celebración fue en el restaurante de sus padres, así que tanto su madre como su padre (como buenos profesionales) lo tenían todo preparado y sólo tuvimos que seguir sus instrucciones.

Todo salió perfecto en todos los aspectos, y sobre todo rodeados de amigos, y lo más importante... un día que Yago nunca olvidará… 

6 comentarios:

Montserrat Sala dijo...

Como va creciendo tu Yago, Eh? Ya se le ve hecho todo un hombrecito. Bonita fiesta. Felicidades a todos.

Saludos desde las tierras del N.E.

Genín dijo...

Si, ese ambiente especialmente agradable lo imprime la familia y los amigos para poner cada uno su granito de arena y que todo sea inolvidable para el niño :)
Salud

mariajesusparadela dijo...

En nada, ahí estareis, celebrando su boda...

María A. Marín dijo...

Ya está muy mayor.
Me alegra verte tan bien.
Saludos

Mos dijo...

Pues eso es lo importante, que Yago nunca lo olvide.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Encarni dijo...

Estas cosas ocurren por mayo, cuando los jovenes están en su incipiente primavera. Hay que ver como van creciendo...

Un abrazo