miércoles, 7 de abril de 2010

JAQUE MATE




El ingenio gaditano no deja de sorprenderme, en uno de mis paseos por la Tacita de Plata y más concretamente muy cerca del Castillo de San Sebastián, descubrí este original tablero de ajedrez o de damas ¿No sé para que lo utilizarán sus jugadores? Está realizado en uno de los bancos que hace de baranda o viceversa, baranda que hace de bancos y que al mismo tiempo sirve de mesa como de asientos para los dos contrincantes, pocas veces se jurará una partida tan cerca del mar, porque os puedo asegurar que cuando la marea está alta, los salpicones de la olas me han puesto en más de una ocasión pasado por agua cuando realizo mi habitual visita a uno de los sitios más bonitos y entrañables que tiene la capital gaditana, por un lado el abierto océano y por el otro la coqueta playa de la Caleta.
.
Me puedo imaginar a los dos ajedrecistas con fruncido ceño, uno enfrente del otro, moviendo sus ejércitos de piezas blancas y negras, al ritmo del mar y pasando las horas acompañados de gaviotas y chorlitos, para al final disfrutar de una magnífica puesta del astro rey, dando por terminada la partida, guardando peones, torres, alfiles, caballos, reinas y reyes, dejando solo y abandonado “El campo de batalla” hasta un nuevo combate... 

JAQUE MATE en Gades o lo que es lo mismo “Rey vencido en Cádiz”.

8 comentarios:

María N. Arteaga dijo...

Hola.

Bonita tu entrada, la ciudad y la playa.

Yo recuerdo esos lugares que disfruté en el verano del 1998.

Preciosos lugares y buenas gentes.

Un beso.

AROBOS dijo...

Buenas partidas deben jugarse frente a La Caleta. Ahí no me ganaría ni Karpov.

maile dijo...

Suerte la de un Rey ser vencido en Cadiz, que yo fui Reina vencida, y en sus orillas me rendi en pleitesia.
Si me reta a volver,Dios lo quiera,volvere y jugare. Mi reino, vencido antes de empezar la partida, seguira siendo suyo.
Mi señor Mame... sin ser gaditana parte de mi se quedo en esa padereta.

mariajesusparadela dijo...

Difícil concentrarse con el mar de fondo y la hermosura del entorno.

Ramon.Eastriver dijo...

Un lujazo jugar ahí. Siempre pierdo porque me desconcentro. Imagínate ahí... Me pondría a mirar el mar y el rey me duraba menos que Amadeo de Saboya. Un abrazo.

Isabel Martínez dijo...

Qué hermosura ese mar añorado, esa vista desde La Caleta.
Creo que jamás me concentraría en el tablero, sino que me sentaría en el banco a contemplar el mar. Nunca me canso de mirarlo.

Anna Jorba Ricart dijo...

Yo tambien me sentaría en el banco de al lado a contemplar el mar y este lo dejaría para los aficionados al juego de damas o ajedrez...
Curioso dato Mamé.

elfarodelajument dijo...

Oh Cádiz!