miércoles, 20 de julio de 2011

NOCTURNIDAD Y ALEVOSÍA



El que pronunció la frase de que “El ser humano es un animal de costumbre” no erró nada, y esto me lo aplico a mi mismo, he descubierto que poco a poco todos mis textos los realizo bien entrada la madrugada como si de un hábito o rito se tratase y es que la luz del sol no me inspira para nada, recurriendo a la serenidad y paz que me da la oscuridad, por lo menos eso es lo que pienso, y ahora estoy condicionado de alguna manera a que llegue la noche para llevarlos a buen término, donde me transformo en una especie de visionario o chamán que entra en un duermevela o trance que hace que los pensamientos e ideas fluyan de una forma espontánea y natural y voy transmitiendo lo que me dictan los espíritus de las letras, las ánimas de las palabras y los duendes de las frases, resultando comentarios que al otro día leo y me sorprendo porque casi no los reconozco como míos. Pero en ellos voy dejando de alguna forma algo de mí, en estos viajes astrales innovadores y creativos… mientras saboreo mi gin tonic nocturno.


La magia está hecha y el conjuro en el aire, ideo, navego, vuelo, recuerdo, evoco, vivo, presiento, imagino, siento, lamento, celebro, deleito, sueño y como no, disfruto… ni un día sin una sola línea. (P.D. Solo tengo un premio o galardón y este es que tú estés leyendo esto).


17 comentarios:

María dijo...

Que sea por muchos años, Mamé.
Y yo que lo lea.

Besos

percival dijo...

Cada maestrillo tiene su librillo...a ti te va muy bien.Saludos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ya sabes que hay noctámbulos y diurnos, alondras y búhos, seres cuyos biorritmos se alzan en la noche y otros en el día. El caso es escribir con ganas. Lo que menos el momento en que se haga.
Brindo por tu noche, Mamé.

Anna Jorba Ricart dijo...

Pues me encanta que la noche te inspire y nos regales tus textos a menudo...
Aquí estamos contigo y espero que sea por mucho tiempo.

Liova dijo...

Holaaaaaaaa!!!! Uhmmmmmmm la noche!!! la noche conlleva muchas cosas y entre ellas, la llegada de las musas!!!! BRAVOOOOOOOOOO!!!! BESITOS Y SALUDITOS DESDE CÁCERES.

Dilaida dijo...

Las musas son muy personales y visitan a cada cual cuando les apetece.
Hay que aprovechar el momento, porque si lo dejamos escapar, vendrán otros, sin duda, pero no serán lo mismo.

Genín dijo...

Yo también soy noctámbulo, de alguna manera nuestro clima nos conduce a ello, aunque eso que he dicho, es una chorrada, porque en invierno soy igual de noctámbulo.
Salud

mariajesusparadela dijo...

El premio es el mío; poder leerte.

Da igual a qué hora, el caso es que lleguen.

Ricardo Miñana dijo...

Te deseo un feliz día de la amistad,
que tengas una bonita semana.
un abrazo.

Encarni dijo...

A mi ultimamente no me visitan las musas; o las tengo agotadas o se han ido de vacaciones sin decirme nada, pero siempre es bueno que te visiten a la hora que sea.

Un abrazo.

felicitat dijo...

Tienes razón Mamé... siempre hay un momento del dia que inspira más que otro! Bendito sea tu momento, :)

ARO dijo...

Cirtamente las musas pueblan la noche más que el día, parecen un tanto fotofóbicas.

emejota dijo...

Ya sabes que te entiendo muy bien, algunos sentimos igual, pero sin gin-tonic, o quizás con una infusión de ... boldo. Beso.

Jose Vte. dijo...

Para mi la inspiración, mejor dicho, el aporrear el teclado, me suele venir más bien por las tardes, cuando son calmadas y con una buena dosis de música relajante.
El tuyo tampoco está nada mal, jejeje


Un abrazo

caritabaston dijo...

Tu inspiración en la noche Mamé, es la que hace, que yo lea de madrugada, los resultados de la misma.Que esas ánimas, y esos duendes no te abandonen ninguna noche...Un saludo...TONY

Mos dijo...

Fuera como fuere aquí nos dejas parte de ti en cada renglón, Mamé. Es entonces cuando, nosotros tus lectores, nos empapamos de tu esencia y nos hacemos partícipes de tu mundo.
Un abrazo caluroso de Mos desde fuera de mi orilla.

Cristóbal S. dijo...

Si a veces no nos reconocemos en lo que escribimos es porque nos dedicamos poco tiempo a nosotros mismos. Vivimos en un constante ajetreo que no nos permite hacer introspectiva. En la noche y con un gin tonic, como bien acostumbras, todo es mucho más sencillo.

PD: Mamé, he vuelto (después de mil) a publicar en mi blog. Pásate y mira a ver si sigues sin poder comentar. Un saludo compañero!