miércoles, 5 de febrero de 2014

NO SIN MIS LLAVES...




Responsabilidad es lo que me inspiran las dos fotos que acompañan a este texto, son las llaves que utilizo en Chipiona y en la otra el llavero de las de Cádiz.

El gran número de puertas que tengo que abrir con el primero, me hacen sentirme responsable y consecuente con lo que ello representa, el segundo es igual de importante, pero para mí significa el asueto y sosiego que me produce las estancias que realizo en la capital gaditana.

Es increíble que tan insignificantes objetos puedan esconder tanto simbolismo, expresando y revelando mi estado de entusiasmo y ánimo.

Aun recuerdo cuando de pequeño no tenía llaves y mis padres cuando yo salía, me decían “no tardes mucho…”, porque la puerta siempre permanecía abierta hasta que yo llegaba...

4 comentarios:

María dijo...

Vamos que San Pedro a tu lado un mindundi.
¿Cucha Mamé y no se te caen los pantalones del peso?

Genín dijo...

Pues yo detesto las llaves cordialmente, cuantas veces tengo que regresar a casa por que se me han olvidado, pero claro, son imprescindibles...
Salud

mariajesusparadela dijo...

¡San Pedriño!

Alicia sánchez dijo...

Nunca lo había visto así, bien mirado tener las llaves de algo es tener el poder, no???