martes, 21 de julio de 2009

LOS MOLINOS DE DON QUIJOTE


De la noche a la mañana en nuestro pueblo se ha creado una nueva polémica, son los famosos molinos eólicos que se supone se instalaran en nuestras costas, y de este tema como era de esperar ya han surgidos “técnicos en la materia” en ambas partes, los que están a favor intentándonos convencer de que esto es lo mejor que le puede suceder a este municipio y los detractores que nos lo anuncian como si de una de las nuevas plagas de Egipto se tratara.


Mientras los que están por el proyecto prometen muchos beneficios económicos e inclusive una gran cantidad de puestos de trabajos, los del otro bando nos afirman que solamente habrá perjuicios tanto en los turístico como en lo ecológico y nos aseguran que de nuestras playas se iran “hasta las lapas”.


A mi lo que me produce inquietud es que este mismo proyecto venga ya rechazado por otros ayuntamientos como los de Conil, Vejer y Barbate, así como por un pleno de la Diputación Provincial de Cádiz en el que se aprobó por unanimidad el más profundo rechazo a la instalación de un parque eólico marino frente al litoral del Cabo de Trafalgar.


La falta de información hace que genere más controversia de la que ya hay, porque desde mi modesta opinión, ¿Cómo lo que es malo o perjudicial para unos puede ser bueno para otros? ¿Qué apoyo tendrá desde las instituciones de Cádiz ahora esta empresa? ¿Y quién son realmente los vendedores de humos?


La verdad es me pierdo por falta de conocimientos en este asunto, siempre he pensado que la energía que produce el viento puede ser la menos contaminante y la más alternativa, lo que no tengo muy claro es que se tengan que instalar en medio del mar y en las costa de Chipiona, yo veo a estos molinos como a los gigantes que vio Don Quijote, ni estoy a favor ni en contra, simplemente no se… lo que va a pasar con el futuro de mi pueblo.




1 comentario:

Mame dijo...

Me gustaría conocer vuestras opiniones sobre este tema. No importan que sean ánomimas. MAMÉ.
Gracias a todos por vuestra colaboracion.