lunes, 13 de septiembre de 2010

ADIOS-ESPOSA




Vuelvo a recuperar una instantánea de mi archivo fotográfico esta vez de agosto del 2006, esta foto la realicé haciendo la bajada desde Benamahoma hasta El Bosque por el río Majaceite, durante el recorrido del mismo pude ver un conjunto de árboles más concretamente un grupo de eucaliptos y en sus troncos habían bastantes palabras y frases esculpidas a golpes de navajas: corazones atravesados por flechas, nombres unidos, frases y promesas de amor eternas... 

Pero la que me llamó más la atención fue esta que os presento hoy, una leyenda tan rara como extraña “ADIOS-ESPOSA” ¿Quién la haría? ¿Un ex-esposo despechado o un desgraciado viudo? ¿A qué persona se le ocurriría tal idea para una despedida tan triste? 

Esas y otras muchas preguntas han rondado mi cabeza desde que volví a recuperar esta fotografía.

¿Cómo terminaría esta historia…?

18 comentarios:

AROBOS dijo...

Es un tema para empezar a contar una historia. Podría empezarse así:

"Aquel buen hombre bajaba apesadumbrado por la vereda del río. Una llamada acababa de anunciarle que su esposa había sufrido un accidente mortal en las inmediaciones de Arcos de la Frontera. Un guardia civil que había atendido a su mujer herida, había visto en el móvil de ella el primer nombre de la agenda telefónica: "AA Manuel". Era la señal de que esa era la persona que había que avisar en caso de accidente. Manuel no pude continuar la ruta. Llamó a su hijo para que viniera a recogerle y, mientras llegaba, para tranquilizar la terrible tensión que vivía, se dedicó a esculpir una frase de adiós."

Continúala tú o que la continúen tus lectores, a ver si entre todos escribimos un buen relato.

Genín dijo...

Seguido de lo que dice Arobos, poco después encontraron al pobre Manuel, bamboleándose colgado de una cuerda atada al eucalipto donde habia escrito su despedida...
Ya se que es un dramón, pero mientras leía tu post y antes de leer el comentario de Arobos, estaba listo para leer que decías lo que yo he escrito...
Salud

mariajesusparadela dijo...

Sois unos tristes.
Antonio estaba preso en Alcalá -Meco. Un buendía se organizo una fuga masiva.
Él era natural de El Bosque y hacia allá se fue, más alegre que unas castañuelas.
Se quitó, sin demasiado trabajo la esposa de la mano izquierda, pero la derecha, como la muñeca es más gorda, se le resistía. Al fin, cuando llegó al bosque cercano a su pueblo, la enganchó en una rama, dió un tirón seco y se vió libre del engorro. Tan contento se puso que decidió plasmarlo sobre la corteza del árbol.
Hala, una sonrisita.

AROBOS dijo...

La continuación de Genín, por trágica, me ha hecho soltar una carcajada. Este Genín es genial.

La continuación de Mª Jesús tampoco es muy alegre, porque se trata de alguien que se ha escapado de la cárcel y que viene huyendo de la policía.

emejota dijo...

Vaya, primero había pensado en viudez, porque quien se toma el tiempo de hacer semejante esfuerzo: un viudo. Luego se me ocurrió lo de las esposas metálicas y el final de María Jesús cuadraba la mar de bien, pero ya solo me queda la tercera opción que la hiciera un hombre separado, que odiara a su esposa, lo cual no tiene sentido porque en ese caso nunca se habría tomado el tiempo de despedirse de esa manera, en el mejor de los casos se habría cogido una cogorza celebrando con unos amigos el divorcio, salvo que....tuviera un hermano gemelo que se la pegaba con su mujer y la considerara suya, entonces "la obra" sería mérito "del otro". Un abrazo.

Eastriver dijo...

Mucha melancolía veo yo entre las letras de ese mensaje de despedida. Quien lo hizo no supo que se llevaba la despedida y los recuerdos consigo.

Anusky66 dijo...

El autor pensaba poner "ADIOS EX " pero en un "lapsus" puso "ADIOS ES" y otro viandante atacado por la falta de ortografía o lo inconcluso de la frase , con trazo mas firme escribió "POSA" .
y el resultado ADIOS ESPOSA .

sema miranda dijo...

Pues nada de eso,el que lo escribio lo hizo despues de arrojarla al rio Majaceite,hartito que estaba de aguamtarla primero la mato, luego la descuartizo y luego la quemo (ya no queda mas,no? ) y arrojo sus cenizas al rio, jejeje que de peliculas de terror he visto. ¡ah¡ y como al final le dio algo de pena escribio la frasecita.

yraya dijo...

Me has hecho recordar que en Semana Santa dejé en una piedra de una montaña de Tenerife, unas palabras a mi hermana, hace 6 años que sus cenizas están esparcidas por allí.
Saludos

Anna Jorba Ricart dijo...

¡qué va, qué va!
...estaban comiendo después de una mañana de paseo por el bosque buscando setas...cuando a ella le entró sueño con la cervecita que tambien habian tomado y se quedó dormida al pié del arbol.....el marido queria seguir buscando más "bolets" para poder enseñar la cesta llena y demostrar que era el mejor y le dejó la nota en el arbol,pero.... lo que no se vé es la parte de atrás del tronco que sigue diciendo:"..no te muevas de aquí que vendré a buscarte..."
aquí está la prueba

Alfonso dijo...

Pues a mí la frase me parece rara de narices, porque si despides a tu esposa, dirías 'adiós amor', no adiós esposa.
Sí que es raro, pero hay gente pa tó :)

impresiones de una tortuga dijo...

La esposa era inmigrante y se tuvo que ir a su país de origen, pero, antes tuvieron una comida romántica bajo el arbol, élla pidió que no la olvidara y el prometió cumplir su promesa, fué por éso que escribió dicha frase en el arbol, para que quedara constancia y nunca olvidara que fué allí donde se despidieron.

Maripaz Brugos dijo...

Realmente aquí hay una buena cantera de escritores...que facilidad para crear historias y guiones de peliculas!!

Eso si, me he reido una "jartá"

Muchas gracias por vuestro buen humor.

Mamé, me encantó la entrada anterior y tu ingenuidad.

josefina dijo...

Bueno no pienses demasiado, a lo peor es aquel que fue a comprar tabaco y no volvió.
Gracias por tu sensibilidad.
Un abrazo

__MARÍA__ dijo...

Se fue como dice Josefina a comprar tabaco muy lejos y quiso despedirse por si tardaba.
Lo que pienso siempre en estos casos es que los árboles no tienen culpa de nada, pero esa es ya otra historia.

Saludos

Princesa115 dijo...

Bueno hay historias de todos los colores...
Pero quizás esas letras fueran de un soldadito que marchó a la mili y después de un acto romántico quiso dejar las huellas de la despedida allí mismo donde se amaron por última vez antes de la partida.

Un poco romanticón, no?

Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Te todas formas pensadas el final... seria una desilucion o tristeza no???

Cariños

Anónimo dijo...

Creo que fue uno que sintio la llamada de la naturaleza y abandono todas sus ataduras ,encontro paz y libertad!!
Cabe un buen o un mal final,pero que cada cual lo imagine,ya que no sabemos,puede que quien lo escribió ahora se ría, o puede que no!
Regli