miércoles, 15 de septiembre de 2010

¿Y SI TE DIJERA QUE NO...?




Jamás prometió realizar aquellas cosas que sabía que no podría cumplir, se consideraba una persona honesta y fiel, su firma en un documento era siempre un puro tramite, su palabra valía más que cualquiera de aquellos garabatos hecho en un papel y un apretón de mano hacía de lo pactado un juramento como grabado a fuego sobre una dura roca, dando por seguro que todo lo prometido antes se cumpliría.
-
Desde hace ya algún tiempo descubrió que existía la posibilidad que en algunas ocasiones poder decir ¡NO! aunque esa postura pudiera ser molesta para aquellas personas que les hicieran esas proposiciones o propuestas, estaba cansado de intentar agradar a la gente a cambio muchas veces de nada, simplemente decía SI por no crear antipatía o malestar, hacía favores, prestamos o las más diversas ayudas, que pronto se convirtieron en costumbres que ya eran una rutina que sucedía casi a diario. 

La silaba NO comenzó a utilizarla en su vocabulario y poco a poco todos aquellas “amistades” que revoloteaban a su alrededor se fueron alejando y encima despotricando y maldiciendo su nombre, pronto olvidaron sus pasados junto a el, cuando en muchas ocasiones fue el quien les brindara su más profunda y sana amistad. Después de una dura y larga batalla para equilibrar la balanza entre el SI y el No, el NO le liberó…

14 comentarios:

toto dijo...

Buenisimo Mamé.

AROBOS dijo...

Decir NO es muy difícil cuando tu carácter es el propio de una persona amable. Pero las buenas personas deben también aprender a pronunciar ese monosílabo, con todas la explicaciones que conlleve, de lo contrario muchos desaprensivos querrán abusar de ellas.

__MARÍA__ dijo...

Me acuerdo de cuando Antonio Gala decía por todos los medios de comunicación aquello de ¡¡¡YO NO!!!
Me hice hasta un "sello" de cerámica (yo podía) con esas dos palabras.
En un momento de mi vida, decir que no fue fundamental y ahora leo en tu entrada que existe la misma coyuntura.
Es tan sano decir NO que tendría que existir una campaña promocionando esa palabra.
...Y yo soy de las que pienso siempre en positivo.

Besos zaragozanos

mariajesusparadela dijo...

Eso se estudia ahora en el colegio ( entre otras cosas para concienciar de la importancia de decir no a las cosas negativas como tabaco o drogas) y se llama ASERTIVIDAD. Se define como el derecho a manifestar nuestra disconformidad de forma no ofensiva.
Parece mentira: tantas cosas como se han estudiado y transmitido y no parece que los chicos sean mejores que antes.

Anna Jorba Ricart dijo...

Precisamente, Mamé, estoy leyendo un libro de Maria Jesus Álava Reyes, Psicologa, cuyo título es "el no tambien ayuda a crecer"...es de psicologia educativa y clínica trabajando con niños y orietando a padres...mariajesus, lo explica muy bien....
aprender a decir que no es promover una conducta positiva.

emejota dijo...

Vuelvo tarde y ya lo han dicho casi todo. Se me ocurre que nos educan para agradar, de este modo se recibe la aceptación de la tribu. Tener la capacidad de asomarse al "lado oscuro", indica el desarrollo de nueva fuerza interior, de asertividad, como dice M. Jesús. Lo que ocurre que algunos lo hemos tenido que aprender solos y con dolor. Un abrazo.

María dijo...

Es muy importante saber decir "No", a veces tanto como ser capaz de vivir en paz, contigo mismo o con la gente qu te rodea.

Besos, amigo

Genín dijo...

¡Te ha quedado redondo!
Uno se ve identificado con el problemático NO, a mi me cuesta una barbaridad y cuando lo dices ante peticiones imposibles, ya eres el perfecto cabrón, así y todo me sigue costando decir NO, lo paso fatal.
Salud

Maripaz Brugos dijo...

Pues si, es todo un arte saber decir que no. Cuesta un poco, pero se libera uno de gente aprovechada la mayoria de las veces.

A veces, nos echamos los problemas de la humanidad a la espalda, sin darnos cuenta que no podemos con todo.

Alfonso dijo...

Lo suscribo. Fui feliz el día en que dije mi primer NO.

Princesa115 dijo...

Cuesta mucho trabajo decir "NO" pero creo que es importante ir aprendiéndolo poco a poco...pero lo cruel de tu relato es la estampida de los que él pensaba eran sus amigos...una lástima, pero así es la vida.

Un saludo

Eastriver dijo...

A veces se alejan cuando uno aprende a ser uno mismo. Se alejan los que no desean respetarnos, respetar nuestra individualidad. Y respecto a lo que dice Maria Jesús, efectivamente se llama asertividad a la capacidad de decir no sin que los otros se molesten. Un abrazo.

caritabaston dijo...

Siempre es importante decir que “NO” en el momento preciso, y si por decir que “NO” se alejan de ti, y te critican, señal que no eran amigos de verdad…Un saludo…TONY

Abuela Ciber dijo...

Tal cual.

Pero por suerte quedan los mejores en nuestro entorno.

Cariños