viernes, 24 de septiembre de 2010

LA GRAN FAMILA Y UNO MÁS



En nuestro pensamiento hacía bastante tiempo que deseábamos tenerte, pero pasaban las semanas y meses y siempre surgía una excusa y lo íbamos retrasando, cuando no era un problema económico era la de la carencia de un espacio más amplio para tu disfrute y una vez que le dimos solución, todo ha sido cuestión de tiempo. 

Hasta que por fin decidimos ir a por ti, con toda seguridad después de mucho meditarlo, ya había llegado ese momento tan esperado, y cuando esto sucedió, no llenaste a todos de ilusión y deseo. 

A mi memoria viene el recuerdo de la primera vez que te vimos, estabas tan precioso y hermoso como imaginamos en nuestras mentes. Cuando llegaste a nuestro domicilio, te acogimos en el mejor sitio de la casa, y desde ese día eres el centro de atención de nuestro dulce hogar no se como lo consigues, pero siempre tienes al lado tuyo alguien de nosotros, estas rodeado de una gran familia, colmando nuestras vidas de alegría, luz y color. Hoy día no seríamos nadie sin tu estimada presencia, no sabes cuando te queremos, nuestro querido y anhelado… nuevo televisor de plasma de 42 pulgadas.
-
Atrás quedaron aquellos tiempos de las primeras televisiones en blanco y negro, con sólo dos opciones, la primera y la segunda, que como decían los antiguos la “guache-fe” o aquel primer mundial de fútbol en color “el del Naranjito” España-82, o cuando a finales de los años 80 aparecieron las cadenas privadas y no olvidarnos de la época de los videos comunitarios, luego pasamos a los años 90 con el estreno de las satélite, Vía Digital y Canal Plus.
-
Y recordar aquellos grandes y pesados aparatos de televisión, que en más de alguna ocasión en los momentos más interesantes del partido o la película, nos dejaba tirados con una de sus más diversas averías, que a veces dándole un golpe seco arriba o en un lateral dependiendo del usuario o modelo, se producía el milagro del arreglo, todo eso después de un gran sofocón e insultos varios. Hoy día si esto sucede el aparato va directamente al contenedor más cercano, y sin consultar la opinión de un técnico; teniendo la excusa perfecta para realizar nuestro gran sueño, adquirir una gran pantalla de plasma, hacer posible la más grande que se despacha en el mercado. Como nos cantaba Joaquín Sabina, “Tele Españolito que ves la tele te guarde Dios”.

14 comentarios:

Mari Carmen dijo...

¿Sabes? La primera tele que hubo en casa la compramos allí, en Chipiona. Era una Emerson. Yo estaba encantada, encandilada, entusiasmada, enfervorecida, por poseer aquella caja maravillosa en la que podía ver Viaje al Fondo del Mar, mi serie favorita. Creo que la 2 casi nunca se veía, pero la 1 sí, y a ella nos entregábamos con pasión en cuanto terminábamos de hacer los deberes. Ay, la tele en blanco y negro... qué recuerdos...

Un abrazo :)

Mari Carmen dijo...

Por cierto... a mi madre le hizo mucha gracia un término que se usaba cuando llegamos allí y que imagino se debe seguir usando. Me refiero a la argofifa, o arrofifa, no recuerdo muy bien cómo era exactamente, para referirse al trapo de limpiar el suelo. ¿Se continua usando?

Mari Carmen

__MARÍA__ dijo...

El "pogreso" es el "pogreso" Mamé y como se ve ese televisor, ninguno.

Besos y a disfrutarlo con mucha salud.

felicitat dijo...

Jajajajaja!!, muy buena la entrada, primero pensé que habiais adoptado una criatura... en fin, nosotros hace a penas un año que disfrutamos de ella, teníamos también una viejísima, pero valga la retundancia, de verdad de verdad, es el centro de atención y muchas veces no soporto su presencia, pues me cuesta un chillido o un castigo sacar a los niños de allí delante.

Abrazos.

Ceferina dijo...

Al igual que Felicitat creí que habiais tenido un hijo... que bueno.
Mi primera tele era un armatoste increible en blanco y negro. Con una caja de formica y una especie de transformador con una clavija que dependiendo del día había que pincharla en uno u otro agujero para verla bien.
Siempre recordaré las meriendas viendo los dibujos animados.
Y lo mejor de todo, el paño de croché que mi madre le puso por encima.

Que la disfrutes con salud.

Marta dijo...

Mamé
yo me acuerdo de cuando era pequeña, en mi calle solo había dos familias que tenían tele.
Las tardes de verano pasábamos muchos ratos en casa de mi amiga(por suerte pa mi), viendo los dibujos animados Dios que de recuerdos, y esas pelis de los sábados por la tarde, sábados de indios y vaqueros....
Y los días de fútbol, con los vecinos de la lado.....
Como han cambiado las cosas, niño.

Molts de petonets, sempre

mariajesusparadela dijo...

Me he quedado "plasmada"

emejota dijo...

Ja,ja,ja.¡Que bien has dirigido el discurso para luego darnos esquinazo con todo lo demás. Un abrazo.

AROBOS dijo...

Y yo pensando que era tu primer hijo... Me he quedado, como dice Mª Jesús, "plasmado".

Anna Jorba Ricart dijo...

¿No habia otra más grande en el mercado?...¡quillo!! ¡vaya tele!!
Si los contenidos fueran más buenos...

Genín dijo...

jajajaja Pensé que iba a ser un perro...
Salud

Princesa115 dijo...

Tienes razón...cómo avanza todo!!! Recuerdo todos los pasos que has ido describiendo y el que más gracia me ha hecho es el del video comunitario, pufff lo que se lió en la comunidad cuando lo pusieron, por aquel entonces yo vivía en Algeciras, en un bloque enorme.

Una entrada muy original y graciosa. Gracias Mamé.

Saludos

pedro12 dijo...

Que sría de nuestras vidas sin una pantalla delante de nuestros ojos jejeje. Por cierto ayer puse un comentario para la entrada de Sweet, pero por errores de directo me confundi y lo puse uno más abajo jejeje.
¿O es que ya me estoy haciendo mayor? jajaja

Un saludo

Alfonso dijo...

Yo sigo con mi tele de 26 pulgadas firstlane comprada en Pryca hace trece años. A ver cuánto dura jj