viernes, 19 de marzo de 2010

LA NOCHE ES SÓLO LA AUSENCIA DEL DÍA...




Vuelvo apagar el televisor y el presentador tristemente me dice adiós mientras la pantalla se vuelve negra, y me enfrento de nuevo al folio en blanco, pero no… antes música, que no me falte la música, hoy le toca el turno a John Barry y la banda sonora de “Bailando con lobos” empiezan a sonar las primeras notas, e imagino las grandes llanuras del oeste americano llenas de bisontes, pero estoy en Chipiona, que mejor horizonte que una playa y una puesta de sol, donde poco a poco el astro rey se sumerge en las profundas aguas del océano, el cielo azul se vuelve naranja, rojo, rosa, amarillo y otros muchos colores que desconozco sus nombres, el silencio se rompe con las olas que chocan contra las rocas y juegan a esconderse entre sus ranuras y huecos, para luego volver a salir para recogerse de nuevo en el mar, su hogar. 

La arena por la que piso aún húmeda está, volviendo la vista atrás me siguen mis propias huellas y delante titubeante mi sombra que poco a poco se va desvaneciendo por la falta de luz, las farolas poco a poco como una hilera de estrellas se encienden y anuncian la llegada de la noche...

“El cante jondo canta siempre en la noche. No tiene ni mañana ni tarde, ni montaña ni llanos. No tiene más que la noche, una noche ancha y profundamente estrellada. Y sobra todo lo demás” (Federico García Lorca).

10 comentarios:

AROBOS dijo...

Un texto muy poético, muy bien escrito. Y el remate de Federico para poner la guinda al pastel.

mariajesusparadela dijo...

La noche y el cante. Buen dúo.

belijerez dijo...

El crepúsculo. Que palabra tan bonita, llena de misterio. Tu entrada es un precioso crepúsculo, hoy.

Preciosas fotos. Gracias.

Isabel Romana dijo...

Maravillosa descripción de tu tierra. Y esa idea del cante jondo en la noche... Su único lugar posible, según la cita de García Lorca. E intuyo que debe ser cierta. Saludos cordiales.

Anna Jorba Ricart dijo...

Me gusta tu escrito...el jugueteo de las olas escondiendose entre las rocas me parece una descipción poética y estética...y si en esas imagines que cerrando los ojos te vienen a la mente ese atardecer de sol rojizo, con el murmullo de las olas muy bajito para dejar oir ese "cante jondo"...respetandolo en su sentimiento.... me parece maravilloso el momento...¡¡hay que vivirlo!!...me apunto.
Un saludo.

caritabaston dijo...

Que bonita puesta de sol, vista desde las canteras, con el faro de fondo, y para remate esa bonita cita de Garcia Lorca...Un saludo TONY

maile dijo...

Puestas de sol... que por ser tan leves se repiten, a cual mas hermosa, cada noche.
Olas, que breves, van, vienen, y vuelven cada vez para dejarte arrullos.

Me gustan los atardeceres junto al mar... como sus letras, mi señor Mame.

Alfonso dijo...

Oye , en esa foto del faro se ve arriba un astro brillante. Para mí que es Venus. Ni te imaginas como se ve desde las viñas de Jerez en las noches claras, las ráfagas de luz del faro de Chipiona. Es impresionante.

Ramon.Eastriver dijo...

La noche, el cante, la playa, las estrellas, el horizonte, la música... me vengo a Chipiona ya mismo!

Maripaz Brugos dijo...

Mamé, la primavera a punto de entrar, te ha puesto poeta...

Bonitas fotos y muy bien descrito ese maravilloso rincón donde vives.