sábado, 27 de marzo de 2010

LA PUERTA...


¿Qué se esconde detrás de la puerta? ¿Qué misterio encierra? La luz sale por sus ranuras y la llave en la cerradura está puesta, solo tienes que girarla, alargas la mano y tembloros@ con mucho cuidado lo haces, poco a poco sin el más mínimo ruido la vas empujando, el enigma está aún por resolver, que se oculta tras aquel pórtico, el sigilo ahora es tu aliado pero el tiempo juega en tu contra para descifrar la incógnita, las velas encendidas entre dos luces hacen que sus destellos no disipen por completo la oscuridad, fuerzas la vista pero no consigues desentrañar lo que te produce tanto desasosiego e inquietud, lo desconocido te asusta pero no lo suficiente como para no seguir avanzando, despacio con paso seguro te vas adelantando, ya no hay retroceso ni vuelta atrás, las tinieblas van desapareciendo y te dejan ver los que tanto anhelabas descubrir y por fin lo tienes delante de ti…

.

El final de esta historia lo escribes tú, ¿Qué fue lo que viste…?

11 comentarios:

María N. Arteaga dijo...

Hola amigo.

Veo una gran sala llena de amigos sentados por cuarquier parte, charlando, y entre ellos estamos tú y yo.

Un beso.

María.

juanito mellado dijo...

Ojú que plan. Yo lo que veo es el fiel reflejo de la España en blanco y negro. Tristeza. Dentro, frio, mucho frio. A lo mejor quizás una "copa" de cisco...

AROBOS dijo...

Una vieja desgreñada, con cara de bruja, las uñas largas, descifrando misterios con una baraja de cartas.

mariajesusparadela dijo...

Te veo a ti, sentado, en semipenumbra, sonriente y diciéndome "No te esperabas ésto ¿eh?"

__MARÍA__ dijo...

Pues yo veo mucha mierda (con perdón) y muchos bichos: arañas, lagartijas, ratoncillos...y mucho trabajo para "meterla en color" y poderla alquilar aunque sea ya para "las motos" ;)

Isabel Martínez dijo...

Veo un lugar abandonado, con cacharros sucios, muebles llenos de polvo, una bicicleta enrrobinada..., qué sé yo.

Anna Jorba Ricart dijo...

Caminaba hacia la estancia, tal como la dejé años atrás, cuando por su ausencia, no fuí capaz de seguir viviendo en aquella casa... tal vez todo descuidado por la apatía que entonces me envolvía... y allí seguia la mesa, el sofá, su sillon preferido, sus libros,su pipa y su tabaco de liar,aquel jersey gris colgando del respaldo de su silla, y aquella nota última que me escribió...poco antes de que se lo llevaran para nunca regresar...

...por eso entraba con miedo, los recuerdos me golpeaban de nuevo,sin darme cuenta que esos recuerdos venian conmigo y no estaban dentro,en aquella fria estancia, detrás de esa puerta...
Ahora sigue tu, Memé...
Buena forma de hacernos participar.
Un saludo.

caritabaston dijo...

Yo veo una puerta vieja, situada en el barrio, y si la abro,veo, a Isidro,(El Carnuso), con su banco y su caja para limpiar zapato...Un saludo TONY...

Alfonso dijo...

Pues yo veo campo, y libertad. Esa puerta es la salida del infierno :)

Ramon.Eastriver dijo...

jeje, siguiendo el tono de terror que tú le has dado, yo abro la puerta y veo una feria en miniatura, vacía, sin nadie, solamente solo la música circense y los caballitos dando vueltas.

Maripaz Brugos dijo...

Mamé, con la imaginación que tengo, veo secretos de vida que guardan sus habitantes. Me pongo al lado de cada uno, y escucho sus historias, únicas personales...

Me apasiona contar y escuchar historias...