viernes, 18 de junio de 2010

48 HORAS SIN TI...



Como ha cambiado todo en tampoco tiempo, me refiero al uso de la informática y es que utilizamos el ordenador para todo, convirtiendo la pantalla del mismo como si se tratara de una ventana abierta al universo. 

Antes para ver nuestras fotos teníamos los álbumes familiares, para escuchar música introducíamos los CD en la mini cadena, hacíamos nuestros escritos a bolígrafo o en la máquina de escribir, mandábamos correos desde el móvil y en algunas ocasiones muy especiales enviábamos una carta o una postal, veíamos películas en TV con los DVD y las viejas cintas de VHS, las notas las incluíamos en una agenda anuario, jugábamos a los solitarios con una baraja encima de la mesa, buscábamos datos en las pesadas enciclopedias y diccionarios, nos informábamos en los periódicos y diarios, etc… y muchos más etc…

En estos momentos tenemos el mundo a nuestros pies gracias a un teclado, pero todo esto tiene sus ventajas y sus pormenores, como me ocurrió el pasado fin de semana, mi portátil cogió unos días de asuntos propios y sin avisar, de pronto dejó de funcionar o de “Operar” por cuenta propia. 

Enchufo, desenchufo y de nuevo vuelvo a enchufar, introduzco clavijas, aprieto mil y una teclas, on y off, enciendo y apago, pero el milagro no sucede, y mi cabreo y mi malhumor van en aumento a pasos agigantados y no hay solución prodigiosa. 

Nunca pensé que esto me pudiera estar pasando, mi existencia depende de una máquina, ¡Dios mío estoy “enganchadooooo”!!!!.

14 comentarios:

Magdalena Barreto dijo...

Completamente de acuerdo contigo. Nos acostumbramos a depender de las últimas tecnologías y cuando por un motivo u otro, no podemos acceder a ellas, parece que no somos nadie.
Sin ir más lejos, yo ya no me acuerdo de hacer una operación matemática de lo más simple. A veces reviso mentalmente las tablas de multiplicar y me preocupo. Tan acostumbrada a una calculadora!!!
Saco a pasear a mi perra, y me llevo el móvil, como si mi vida dependiera de ello. Qué absurdo!!!
Llego a casa, y lo primero que hago, es sentarme tras la pantalla del portátil...Al final, nos hacemos completamente dependientes de las últimas tecnologías y nos hemos olvidado de aquellos tiempos en los que nada de esto existía.
Un saludo.

maile dijo...

Yosoy de las que siempre han renegado de todos estos chismes. Decia que nunca tendria un movil o un ordenador.
Mantengo la linea del telefono de toda la vida, "el fijo", y cada una de las entradas de mi blog pasan antes por el lapiz y el papel, la mayoria. Pero tengo movil y ordenador, y me compre un libro ("internet para torpes"), y algun que otro temario sobre Word, Escel, Acces y no se cuantas cosas mas, que me prestaron me los empape y aprendi a manejar este trasto que fue un regalo de los Reyes Magos (¡traidores...!).
Ahora, por mas agotada que llegue el trabajo, y sea la hora que sea, abro la pantalla y... magia potagia... estoy en el mundo.
Pero tengo que agradecer a mis Reyes la posibilidad que me dieron de conocer a personas increibles... como a usted señor Mame.

__MARÍA__ dijo...

¡Bienvenido al club de la enganchaera!
Supongo que lo habrás visto http://www.youtube.com/watch?v=2OBZHB5I89A
(es de hace dos años) pero te pongo el enlace porque me has recordado a E.Mojamuto.
Bueno que peor es estar enganchao a otras cosas ¿que no?

Besos

almalaire dijo...

Hace poco leí(en otro blog) que éramos "inmigrantes digitales", que nunca terminaríamos de ser "bilingues" que nos pesaba la herencia de la tele con dos canales, de la época (parece el puro pleistoceno) sin telefono movil, sin internet y jamás estaríamos a la altura de un niño que nazca hoy, en la "era digital". Recuerdo haber pensado que no creía que ningún otro inmigrante ame con la misma pasión que yo el lugar de destino....pero si, pasan estas cosas, que de repente se apaga la pantalla y ay, ay, ay...

Me hizo gracia el post y también me hizo pensar. Saludos.

josefina dijo...

Yo tambien estoy enganchada, ademas de solitarios yo juego al Monopoli.
Un abrazo

caritabaston dijo...

Yo creo que he sido el ultimo en llegar a esto de la informática, pero me parece que soy el que más enganchado está, pero por lo menos es una enganchaera “sana” nos vemos en el Chusco Mamé…Un saludo..TONY

Genín dijo...

No se, mas que enganchados yo creo que es una herramienta que nos proporciona tantas cosas que difícilmente ya podemos estar sin ella...
Salud

AROBOS dijo...

La verdad es que nuestra vida no se entiende ya sin cosas que hace unos años no existían.

Princesa.triste.115 dijo...

Es interesante esto de las nuevas tecnologías porque puedes hacer miles de cosas con ellas...buscar, aprender, leer, comunicarte etc.
Somos unos enganchados, pero...así es la vida.

Un saludo

Maripaz Brugos dijo...

Mamé me uno al grupo de los "enganchaos" lo primero que hago antes de hacer el café por las mañanas, es encender el ordenador...me desayuno leyendo mis correos y visito a mis amigos blogeros, entre los cuales te encuentras tú.
Es una ventana a lo desconocido, un hacer amistades desde muy lejanos lugares, es otra manera de comunicarse. Personalmente, no se vivir sin internet.

Eastriver dijo...

jajaja, me has hecho reir. Te iba leyendo preguntándome a dónde irías a parar. Jamás me imaginé tu último lamento... Bueno, yo también estoy enganchado, auqnue procuro que no sea de forma enfermiza. Para mí esto es una ventana, es cierto, me conecto, me informo, comparto... es demasiado apetecible para no estar aquí atado. De todas formas es importante decirse siempre que es más importante la vida... Un abrazo.

Isabel Martínez dijo...

No podemos ya vivir sin el ordenador, nos hace más fáciles infinidad de faenas.
Eso sí, hay que poner un límite por nuestra salud mental, familiar y social, que no se puede estar todo el día colgado al mismo.
En su justa medida, una maravilla.
Besos.

Eastriver dijo...

Mamé, yo también estoy preocupado por Anna. Una mujer tan activa, que actualizaba tanto, tan encantadora.. En fin, si sigue sin dar señales de vida procuraré investigar de otra manera. Nos comunicamos. Gracias.

Alfonso dijo...

jaja pero eso te pasa, por no tener internet en el móvil, por lo menos te quita el mono :-P