martes, 22 de junio de 2010

NO NECESITAMOS MÁS MENTIRAS...



Que pasaría si hoy dijera hasta aquí he llegado, se acabó, se terminó, mis compromisos llegaron a su fin, ya no me interesa el ecologismo, el pacifismo, la solidaridad, la tolerancia, la igualdad… y tantas otras cosas que hasta ahora me preocupaban y formaban parte de mi vida y de mi modo de pensar. 

¿Y si he estado todo este tiempo equivocado? ¿Y si todo lo anteriormente mencionado era mentira? ¿Y si todo era marketing y poses? ¿Y si lo guay, lo snob, la modernidad, la vanguardia, lo progresista, lo último, lo in… formaba parte de todo eso?

Seudos hippies de diseños, sibaritas con pañuelos palestinos, piojosos enchaquetados con tarjetas de créditos, lujosos placeres en las manos de los showman de la política, princesas del pueblo que alcanzan altas cuotas de audiencias, sicarios y asesinos a sueldos fijos discípulos de Judas, sibilinos chaqueteros oscuros y misteriosos, ambiguos maniquís andantes víctimas del desamor, pirómanos empleados en un sex shop, colonos en la gran ciudad, amigos postizos, abrazos fingidos, besos sintéticos y caricias que te arrancan la piel, solo son margaritas para los cerdos...

Disciplinas impuestas por el partido, fe ciega en las religiones, cruzadas y guerras santas, muerte al enemigo, calumnias y alabanzas según soplen los vientos, suplicios, martirios, calvarios y travesías por el desierto, puros y recatados en los templos donde el humo del incienso oculta los bajos instintos, libidinosos y lujuriosos en los tugurios libres de impuestos, bufón de los señores por la bolsa de las 30 monedas, trovador del mejor postor de odas y poemas, gloria a los vencedores... perdedores al olvido, altares o cunetas, premios laureados o castigos sanguinarios, no necesitamos más mentiras ni más héroes. 

P.D. “A un náufrago le queda el horror de las olas, aunque estas sean tranquilas”, dijo el poeta romano Ovidio.

14 comentarios:

Eastriver dijo...

Redonda entrada, amigo. Pero si te pararas ahora estarías tirando la toalla de tus ideales. Y creo que en Chipiona no acostumbráis a actuar de semejante forma, ¿no e cierto? Pues nada. A seguir resistiendo y creyendo. Te quedará siempre el consuelo de que compartirás tardes inolvidables con otros muchos resistentes (que valen mucho más la pena que tantas cabezas pensantes, más hipócritas que otra cosa)

Eastriver dijo...

La e de "e cierto", naturalmente es una errata... se me perdió la s por el camino (tecleo rápido). Otro abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Odio las mentiras, las exageraciones y las tergiversaciones. Hay personas que , ante un hecho sencillo cuentan unas versiones alucinantes.
Y no sé si es porque quieren creérselas o porque quieren que las creamos los demás.

Princesa.triste.115 dijo...

Mamé me ha parecido una brillante entrada la que has hecho.
Pero tú sabes bien quien miente, eso se nota a la primera de cambio por sus formas.
Sigue creyendo en tus principios, en tus ideales, en lo que tú eres y en lo que puedes dar de si.
Que los demás mienten y son falsos, es cosa de ellos, al final el tiempo pone a cada cual en si sitio...aunque es duro vivir y sentir esas mentiras.

Te deseo lo mejor
Un abrazo cordial

Genín dijo...

En realidad dudo de que se crea en lo que se quiere, sino en lo que de verdad uno puede, porque es así lo que le dicta su intelecto, y ante la duda, es muy sano ejercer.. ¡LA LIBERTAD!
Salud

__MARÍA__ dijo...

Hay veces que,como bien dices, le entra a una la duda de si lo que se defiende a capa y espada es una forma de obcecación.
Y es que te lo ponen en bandeja: Gente que se supone son ecologistas y usan a la naturaleza como si de un estercolero se tratara, políticos que hace unos años brindaban conmigo por la justicia social y tienen en su casa hoy a emigrantes ilegales por dos duros o 6 céntimos.

Hay veces que pienso que me estoy quedando más sola que la una, que soy la rara...

¡Estupenda tu entrada!

caritabaston dijo...

Buena entrada mamé, la escuché esta mañana en el cámpo y me gustó mucho, pero ahora al leerla me ha gustado más...Un saludo...TONY

Isabel Martínez dijo...

Me sumo a tu indignación.
Me encantó esta entrada y esa retahíla de adjetivos certeros.
Un beso, Mamé.

Ceferina dijo...

Si los que creemos que las utopias se pueden hacer realidad, dejasemos de creer en ellas, el mundo sería mucho más sucio de lo que ya es. Así que sigue creyendo a pesar de todo. Yo creo y te necesito.

Un saludo.

AROBOS dijo...

A veces no hay más remedio que reaccionar como tú lo has hecho en esta entrada, renegando de muchas cosas que vemos que no son como aparentan ser; pero tampoco es bueno tirarlo todo por la borda, hay mucha verdad también en los postulados de los movimientos sociales y en las personas.

impresiones de una tortuga dijo...

Hola, Mamé, tienes derecho al pataleo, a veces, también hay que rebelarse, pero que no te dure demasiado. sin gente decente, como sin duda lo eres tú,ésa "gente" tendrían las cosas mucho más fáciles. Saludos.

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

La decepción es parte de ésta vida, Mamé, los ideales se vienen abajo, como las personas, nos defraudan, nos sentimos engañados, el interés por obtener algo, ya sea poder, dinero o fama nos hace traicionarnos y engañar...que te voy a decir que tu no sepas...pero ésto no debe ser una excusa para dejar de ser y hacer lo que en conciencia crees que debes hacer. Seguir adelante aún con mas ilusión si cabe! y no dejar que la desilusión te quite fuerzas.
Todo esto que te digo es porque en realidad también me lo digo a mi misma...

Un abrazo

sema miranda dijo...

Bueno, te propongo crear una protectora de animales en chipiona,es algo solidario y a la vez divertido porque podriamos admitir toda clase de "animales". ¡ah¡ al naufrago no,porque me suena a patera y de eso quede un poco jarto.Buena entrada,has conmocionado al mundo bloguero.

Maripaz Brugos dijo...

Mamé, te felicito por tu entrada. Tienes derecho a protestar con todas tus fuerzas, porque quizá un corazón como el tuyo, está la límite de su desilusión...
Grita, grita, todo lo que quieras y despues, sigue adelante llevando contigo tus ideales y tus sueños por los caminos donde pisas. Al final, suele triunfar la verdad.
Un abrazo