miércoles, 19 de mayo de 2010

LOS SEAT 600






El pasado sábado en mi habitual paseo, me sorprendió una concentración de SEAT 600 en la mismísima Plaza de la Catedral Gaditana, cámara en ristre como si un reportero de National Geographic se tratara y antes que desaparecieran en estampidas hice estas instantáneas. Y me vino a la memoria el recuerdo de estos coches, que durante varias décadas eran sinónimo de status social, cuando la renta per cápita de este país empezaba a subir como la espuma en una empobrecida España desde hacía muchos años, con el paso del tiempo tan “Preciados y anhelados trofeos” fueron pasando de jefes a empleados y de padres a hijos, cuantas historias guardarán los coches de las fotos, estos y todos los de su “Especie”. Por fin las humildes y trabajadoras familias Españolas poseían sus propios vehículos “Familiares”, en estos “Pequeños utilitarios” donde cabían 8 personas…, el perro y todos los utensilios para pasar un día en la playa más cercana: 150 Km. de ida y 150 Km. de vuelta, parando de vez en cuando para que este no se calentara. Creo que todos hemos vivido historias y anécdotas centradas en el hoy recordado “Seiscientos”. P.D. (Los había decorados con cortinillas en las ventanas y en la parte trasera un perrito de plástico moviendo incansable la cabeza, encima de un “Pañito de croché” que había tejido la abuela, que tiempos).

11 comentarios:

juanito mellado dijo...

Pues hace unas semanas en Trebujena hicieron la fiesta de "La Vespa se casa con el 600", jate.

mariajesusparadela dijo...

Me compré mi seiscientos en 1970.
Su matrícula era "OR-28542".
Con él fui hasta Málaga de un tirón, aunque reconozco que luego pasé el día siguiente entero durmiendo, para reponerme. Y vuelta con parada en Badajoz. En eso de descansar cada 150 quilómetros, alguien te engañó.
Aun lo echo de menos.

Anna Jorba Ricart dijo...

Mis recuerdos del 600 se remontan a hace muchos años que en casa habia uno...es y será la esencia del "coche nacional"...de todos los tiempos...

Adelaida Ortega Ruiz dijo...

Mi padre tuvo uno, aunque a lo mejor recuerdas que lo conté en mi blog, en una entrada muy divertida, titulada "Anécdotas de mi pueblo. El pulpo".

Je je...

¡Cuánta guerra dieron esos cochecillos!
Y todavía siguen danzando.
Mi vecino tiene uno amarillo claro y duerme en la calle cada noche.

Pero al día siguiente arranca como si nada.

Saludos.

SOMMER dijo...

Pues fíjate que mi abuelo tuvo uno de esos perrillos que movían la cabeza... ¡¡¡¡¡ y a mi me encantaba¡¡¡¡
Lo reconozco...

josefina dijo...

Uffff, si yo te contara, que tiempos, tener un seiscientos era todo un lujo.
Un abrazo

Princesa.triste.115 dijo...

Pues vaya, me perdía la concentración, debió ser bonita.

Recuerdo uno de esos perritos moviendo la cabecita y yo no paraba de mirarlo. Bellos recuerdos y bonito blog.

Un saludo

Alfonso dijo...

El último comentario que me has puesto, no ha salido. Da error, no sé qué pasa, el otro día también fallaba.

Genín dijo...

A mi la época de los 600 no me pilló en España, nunca fui propietario de uno, pero un buen amigo tenia uno muy bien conservado en Mallorca, y me lo dejó durante un mes que estuve en la isla de vacaciones, recuerdo que era insaciable tragando gasolina, pero guardo muy buen recuerdo del cacharro, de hecho uno el recuerdo de las playas isleñas con el 600...
Salud

caritabaston dijo...

Que bonita estampa, todos los 600 en la plaza, y la suerte de estar usted allí con la maquina, para que nosotros podamos disfrutar de esos maravillosos coches que fueron los 600..Un saludo..TONY

belijerez dijo...

Mi historial en coches;
1º un seiscientos blanco.
2º un 133 amarillo (mala pata)lo regalé.
3º un opel corsa blanco
4º un peugeot blanco.

El mejor el 600 con 100 pesetas a la semana tenía suficiente, que alegría jomio.