miércoles, 26 de mayo de 2010

PÓKER DE ASES...



Póker de ases a cuanto sabidurías y vivencias, de izquierda a derecha mi tío Antonio, mi Padre, mi Madre y mi tía Pepa, cuatro enciclopedias vivientes escritas con inteligencia, sensatez y profundidad, donde todas sus páginas están llenas de personalidad, experiencias y lecciones, historias reales de un pasado reciente y de otro lejano, de una dura y corta infancia, de una juventud casi perdida por la época que les tocó vivir, de una madurez impuesta por unos tiempos sufridos y crudos. 

Padres de familias que lucharon con todas sus fuerzas para que a sus hijos no les faltara todo de lo que ellos carecieron, luchadores incansables y anónimos como muchos otros, y que ahora disfrutan de algún modo de sus merecidos descansos, envueltos en miles de achaques de salud debidos a sus edades, achaques que hacen estragos en sus ajados cuerpos y para algunos desgraciadamente en sus mentes, viendo pasar el tiempo sentado en sus “Queridas butacas”, asomándose al balcón para ver pasar a los transeúntes como principal distracción, o sino viendo las noticias de la televisión desde donde un enchaquetado y serio presentador les asusta con el injusto e inmerecido recortes de sus pequeñas pensiones, y el gran premio cuando los visitamos sus hijos y como no… sus nietos, entonces es cuando sus sonrisas se dibujan en sus rostros dándonos las gracias a cambio… 

Sería bueno recordar que todos llevamos a un anciano dentro, todo será cuestión de tiempo…

12 comentarios:

juanito mellado dijo...

Foto entrañable. Lo de las pensiones, inaudito. Sobre todo por quienes lo ha hecho. Han tardado tiempo en quitarse la careta pero nunca es tarde si la dicha es buena.!Dios mio! en manos de quiénes estamos...

Maripaz Brugos dijo...

Mamé, emocionante ver las caras de esos seres tan queridos y emocionantes las palabras que les dedicas.

Muy bonito como describes su vida pasada y la actuál.

Es verdad que ese es nuestro futuro. Lo importante es tener alguien que nos quiera, como tu a ellos.

Me ha gustado de manera especial esta entrada.

Un abrazo

__MARÍA__ dijo...

¡Y que los disfrutes por muchos años!

Óscar Pardo de la Salud. dijo...

Que post, más currado, más emotivo y más cierto.
En esta sociedad donde todo es corriendo y a matacaballo, parece que los mayores nos molestan...; que inconscientes, cuanto podemos aprender de ellos.
Disfrútalos tú que puedes, un fuerte abrazo desde Valencia y cuídalos.

Anna Jorba Ricart dijo...

Si todos tuvieramos presente esto que tu has referido...que seremos ancianos(eso si llegamos) y todo es cuestión de tiempo, probablemente los tratariamos aún mejor....
¡¡que los disfrutes muchos años!!
Recibe un saludo.

Princesa.triste.115 dijo...

Bonita estampa.
Cuántas cosas han hecho nuestros mayores por nosotros, por sus hijos!!!
Pero la realidad es esa, que todos llegaremos (con suerte) a esa etapa de la vida.

Un saludo

Eastriver dijo...

Gran frase la de que todos llevamos un anciano dentro. Por cierto, tus cuatro enciclopedias favoritas tienen una pinta estupenda. Y tú también la tienes: porque honrar a nuestros mayores, no arrinconarlos sino valorarlos, habla muy bien de quien lo hace. En esta sociedad se valora tanto la juventud... y a mí la mayoría de los jóvenes me parecen un poco tontainas, en cambio, los viejos tienen experiencia, que sólo por eso ya es como para cederles la palabra.

Y tu tía Pepa, qué risa, tapándose con los faldones de la mesa camilla! Di que sí, para eso tienen faldones las mesas camillas, para taparse con ellos. Yo siempre lo hago también cuando pillo una.

caritabaston dijo...

Bonito homenaje a ese póker de ases como tu bien los has definido, ellos se lo merecen, por todo lo que han hecho por nosotros…Un saludo…TONY

Isabel Martínez dijo...

Toda una vida de duro trabajo para que, ahora, les recorten las pensiones. ¿No les dará vergüenza?

¡Qué majos tus mayores, Mamé! Un besico para ellos de mi parte y, para ti, otro.

Adelaida Ortega Ruiz dijo...

¡Qué bonito Mamé!

De lo más emotivo que te he leído.

AROBOS dijo...

Salvando las diferencias, con perdón, pero más sabe el diablo por viejo que por diablo. Son nuestros mayores un tesoro de sabiduría.

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

Que entrañable imagen y, como tu dices, tan llena de sabiduría.

Y no hay mejores momentos que sentarse entorno a la mesa camilla y charlar tranquilamente.

Un abrazo y buen fin de semana!
Tati