domingo, 7 de noviembre de 2010

¿DÓNDE ESTÁ LA LIBERTAD...?



Libertad es la capacidad del hombre de hacer o no una cosa y de realizarla de una manera o de otra, condición o estado de la persona, animal o entidad que no está sujeto, preso o sometido a otro. 

Existe la libertad de acción, económica y política, hay libertad de expresión y de pensamiento, también sexual y religiosa, y como no la condicional y provisional para el reo. La libertad no tiene barrotes ni cadenas, tampoco cesuras ni cortapisas. Son los libros en blanco a escribir, es la poesía y la prosa, las letras de las canciones que ya están y las que vendrán, los versos del poeta y la voz del cantor. Son los muros derribados, las prisiones vacías, las fronteras sin alambres de espinos, las pistolas destruidas, las mordazas desatadas.

Es una pena que nos olvidemos tan pronto de cuando carecíamos de ella, y de toda esa gente que luchó por conseguirla costándole la cárcel, la tortura, el exilio o incluso la muerte, y ahora ni siquiera lo valoramos pensando que esa situación siempre fue así y que nos cayó del cielo, viviendo una democracia no participativa ni reivindicativa, conformándonos tan solo con el pan y el circo que nos ofrecen los gladiadores de turnos.

Cuando aún la Memoria Histórica no es ni siquiera pasado sino presente, porque sigue reciente en nuestras mentes, cuando aún no se perdona ni se olvida, cuando los ganadores también perdieron y los vencidos perdieron dos veces finalizada la miserable contienda, cuando algunos de los gobernantes sienten delirios de grandeza, creyendo que son imprescindibles pensando que siempre poseen la verdad absoluta de su parte, en esos momento, irremediablemente la libertad se tiene que refugiar en las trincheras.

Cuando los discursos políticos se transforman en monólogos repetitivos y actuaciones de karaoke cegados por el poder intentando buscar el aplauso fácil, vendiendo su justicia e inocencia divina a una sociedad apática y desilusionada. Esto que os cuento hoy ocurre en casi todos los municipios de este país, sean de las ideologías que sean, es un virus contagioso que se transmite cuando nuestros mandatarios se sientan en sus escaños, olvidando rápidamente porque están realmente en ese sillón, esta “enfermedad” tiene su antídoto a suministrar, se llama humildad y modestia, dosis que cada cierto tiempo deberían de tomar para bajar sus soberbias, cosa que casi ninguno hace, y así nos va. 

Y para terminar como decía Tip y Coll la próxima semana, hablaremos del gobierno…

18 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

De vez en cuando también debemos recordar que no todos son iguales y que nosostros somos culpables también , por callar.
Nuestro voto es nuestra voz. Usémosla.

felicitat dijo...

Jajajaja, pero que discreto eres, Mamé!
También estoy con mariajesus, quien calla, otorga, pero callar siemrpe no es bueno. Somos hijos de la conformidad pasivista y pasotista, a los que todo les vino sobre ruedas. Créeme, Mamé. Se creen que la gerra civil, es cosa de la prehistória, muchos jóvenes, y tan solo hace dos días que terminó!

Encantada con la entrada y saludos.

Pasto dijo...

Buena entrada, Mamé. La Libertad es un bien que se vende caro y hay que conquistarlo día a día porque no tiene dueño.

yraya dijo...

Me uno a las palabras de Mariajesus.
Cuantas veces tendríamos que salir a la calle y alzar nuestras voces, por comodidad unas veces y por miedo otras, estamos dejando que nos "coman" estos gobernantes de pacotilla.
Saludos

Adelaida Ortega Ruiz dijo...

Los que tienen el poder transforman fácilmente su uso con abuso. Ese es el cáncer de los gobernantes.

La hermosa libertad también tiene un cáncer: el libertinaje.

Habría que mantener el equilibrio siempre.

emejota dijo...

Para mi el concepto de libertad es relativo puesto que nacemos condicionados desde la cuna, el país, la cultura, circunstancias en definitiva. Dentro de ese marco, no puedo sino estar de acuerdo contigo. Un fuerte abrazo.

Princesa115 dijo...

La libertad es cosa de todos, la libertad se consigue luchando y trabajando por ella, pero ésta no va a venir sola. Todos tenemos que lanzar nuestros gritos y que no nos hagan callar.
Una interesante entrada Mamé.

Un saludo

Genín dijo...

Que casualidad, compartimos tema.
Salud

Maripaz Brugos dijo...

Pues te aplaudo con ganas Mamé!!

Tambien pienso como MªJesus, que no nos movemos, nos conformamos casi casi como ellos...apoltronados en la inercia de nuestra propia vida cómoda. Mientras no les paremos los piés, seguiran haciendo lo que quieran

Ibso dijo...

Muchos han soñado y sueñan con la LIBERTAD. En la mayoría de los casos es un grito de unos pocos para despertar las conciencias anestesiadas por el egoísmo, el poder, la ambición y la indiferencia.

La necesidad de libertad, como sentimiento subjetivo, es muy complicado transmitirlo: solo un pueblo que se sienta esclavizado luchará por su libertad, y esto, mientras el sueño de la sociedad del bienestar perdure, nunca llegará a producirse.

Un saludo.
Ibso.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Bien, Mamé, que somos muchos los que estamos hasta las narices, con perdón.
Abrazo fuerte.

Encarni dijo...

Yo personalmente estoy muy decepcionada con los políticos sean doonde sean, todos/as necesitan una cura de humildad bajando hasta el pueblo, que ellos son los que votan, pero deberiamos tener un libro de reclamaciones o algo parecido para exigir lo que hemos votado y lo que tenemos.

Buena entrada, gracias por expresarte tan bien.

Un abrazo.

Ceferina dijo...

Suscribo cada una de tus palabras.
El bienestar nos hace bagos y es muy fácil callar bocas. nadie lucha por lo que tiene, o nos hacen creer que tenemos, que en definitiva no tenemos nada. Así somos de tontos. Falta mucho espíritu crítico.
Muy buena entrada, felicidades y gracias por hacerme pensar.

Un abrazo.

Jose Vte. dijo...

Libertad, dicen que es la palabra mas prostituida que existe, los politicos no tienen ningún reparo en usarla solamente para sus propios intereses.
Con lo que costó conseguirla, olvidamos rápico.

Eastriver dijo...

Sí señor, toda la razón. Conviene no olvidar el pasado, es cierto, y conviene también seguir construyendo el futuro. Para ello conviene denunciar y votar, como dice María Jesús. Y no olvidar que, a pesar de esos abusos, no todos son iguales.

María dijo...

Que tengas buena semana.

Besos

Alfonso dijo...

Pero no olvidemos que los políticos están ahí porque los ponemos nosotros. Hay que implicarse. Hacer más política, que los ciudadanos/as somos muy pasotas.
Y también de lo que cuentas, le echo mucha culpa a los medios de comunicación, la gran mayoría ya sabemos al servicio de quién.

Anna Jorba Ricart dijo...

Estoy de acuerdo Mamé....no callemos por defender lo conseguido...y más por lo que hay que conseguir....