viernes, 12 de noviembre de 2010

YO, VENGO DE VUELTA DE TODO...



La frase “yo, vengo de vuelta de todo”, es una de las que más coraje me provoca cuando alguien la pronuncia en una conversación por muy poca importancia que esta tenga, siempre me ha producido la sensación que el que la dice va de prepotente o enterado, y los que estamos escuchando somos unos incultos o unos memos. 

Cuando ya hace tiempo que “peino canas”; pero realmente muchas veces mi mente actúa como si la “loca juventud” no me hubiese abandonado ya hace unos años, hay momentos en los que me comporto como un adolescente, cosa que ya me pasa cada vez con menos frecuencia por desgracia... pero lo que si tengo claro es que “yo, aún no vengo de vuelta”, porque me quedan muchísimos sueños que realizar y compartir, quizás tenga algo más de experiencia y de conocimientos, pero por supuesto espero seguir cometiendo errores y fallos por estos mundos de Dios.
.
Esa seguridad y sabiduría de la que presumen algunas personas en muchas ocasiones lo único que hacen es esconder y ocultar todo lo contrario, y se les van la vida en darnos consejos y asesoramientos incluso de temas que ellos mismo desconocen, como si fueran eruditos en cualquier materia por muy complicada que esta fuera, dándonos como respuestas que ellos ya han pasado por todo tipos de vivencias, porque claro, “están de vuelta de todo”. 

Otras veces les quitan o les dan importancia, esto depende de los que les convenga en ese momento a nuestras historias o las suyas, y poniendo de ejemplos siempre sus comentarios que como no... serán los más acertados ya que rozarán la veracidad absoluta e indiscutible, intentándonos convencer de que lo blanco es negro o viceversa, porque ellos como no “están de vuelta de todo” y de nuevo vuelve a salir la frasecita...
.
Yo espero vivir muchos años, cosa que intentaré por todos los medios sin prisa pero sin pausa, e iré acumulando muchos viajes, a ser posible siempre de idas, que será la señal de que aún estoy por la labor de adquirir conceptos y razonamientos nuevos, donde erraré y fallaré, me caeré y me levantaré, pero esperando nunca decir que “yo, ya vengo de vuelta de todo…”.

18 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Es una frase muy típica de la adolescencia y, generalmente se utiliza para reafirmarse en lo que todavía no nos acabamos de creer...
Nadie adulto, es su sano juício, dice esas cosas. Y el que las diga debe llevar en respuesta "peor para ti, con lo bonito que es seguir aprendiendo".
Y que nos dure.

Anusky66 dijo...

de vuelta de que??? anda que no quedan cosas por vivir ,ver y escuchar se tenga la edad que se tenga.
Un besazo

emejota dijo...

Hola amigo de ida. Ja,ja, esa frasecita siempre me ha indicado alguien bastante poco inteligente, por lo tanto limitado, aburrido, y aunque siga hablando, como soy muy malona, tiendo a no escucharle. Ufff, que aburrido.
Respecto al joven que nos habita, pues ya te digo, a veces un poquico cansado, pero por ahí anda, junto con el niño. Un fuerte abrazo y recordemos el refran: "A palabras necias....

Mari Carmen dijo...

No creo que nadie esté de vuelta de todo. Siempre te pueden pasar más cosas para las que, quizá, no estabas preparado. A mi la frase me repatea, me parece una completa memez. Yo no quiero estar de vuelta de nada, quiero seguir experimentando cosas en la vida :)

Un abrazo

belijerez dijo...

Amen, asi sea.

Lo bordas, Mame. Yo pienso lo mismo.

Besitos.

NINA dijo...

De esos yo pienso: "Dime de qué te jactas y sabré de qué careces..."

Anna Jorba Ricart dijo...

Mamé...primero de todo que ya he visto la web que me has indicado con los disfraces dedicados a Gaudí...se lo he comentado a Ramon Eastriver...
Y la misma frasede Nina te iba a decir..."mira de que presumes y tediré de que careces..."
la vida es un continuo aprendizaje....

Isabel Martínez Barquero dijo...

No me acuerdo exactamente cómo lo decía Antonio Machado, pero sí señalaba que los que están de vuelta de todo, es que no han ido a ninguna parte.

Que los dioses nos libren de estar de vuelta. Mamé. Yo siempre quiero marchar hacia delante, caminar, que son muchas las cosas por ver y las sensaciones por sentir.

Un beso y buen fin de semana.

Pasto dijo...

"Solo sé que no sé nada"
"Quien lo sabe todo, nada sabe"
"Al niño que tanto sabe..."

Son muchas las frases y muy variados los tonos que desconectan al niño de "vengo de vuelta de todo" o al ya metidito en años que espadea contra los argumentos de los demás con el consabido "más de treinta años llevo yo viendo que..."
Vienen a decir "voy sobrao", cuando en realidad están diciendo "no me interesan tus razones porque pueden demostrar que estoy equivocado".
Mamé, hay gente que discute para "ganar", que es una manera de reafirmarse sobre el otro...o la otra, sin argumentos.
Yo suelo dejarlos que se apunten un tanto.Y me va bien.Un saludo

María dijo...

Estoy con María Jesús en que una persona adulta e inteligente no diría eso nunca, pero hay quien lo dice y tiene muchos años.
Pues yo digo que se es viejo cuando se deja de aprender, así que el que esté de vuelta de todo va camino del "joyo"

Besos

Genín dijo...

jajajaja Te has mosqueado amigo, no hagas caso, cada quien a su aire, si se creen muy sabios, quien sabe, a lo mejor es que lo son.
Pues entre tu y yo, el menda, cada día que pasa se da mas cuenta de la carga de ignorancia que lleva consigo, pero tu, chitón, que no se entere nadie, que si no me hacen de menos y no lo podría soportar...jajaja
Salud

Jose Vte. dijo...

Yo creo que una frase como esa la dirá quién en realidad no está de vuelta de nada, personas que van de sobrados por nada, la vida es un continuo mirar hacia adelante, si te das la vuelta te puede atropellar el coche que viene de frente.

Saludos

Princesa115 dijo...

Yo también odio esa fracesita, me da la sensación de prepotencia y no soporto a los prepotentes...se creen algo y no son nada.
Todos tenemos aún mucho que aprender, mucho que caminar...todos los días se aprende algo aunque sea insignificante.

Yo no estoy de vuelta de todo por eso entro en tu blog para compartir y aprender...que me queda mucho aún.

Saludos

Alfonso dijo...

De todo, de todo, no vengo de vuelta, de hecho tropiezo muchas veces con la misma piedra. Pero en algunas otras cosas, por desgracia soy especialista :-P

Eastriver dijo...

Me sumo al desagrado general... efectivamente es una frase muy desafortunada. Y yo si me pregunto, de qué estoy de vuelta?, me cuesta mucho responderme. De una cosa se me ocurre. Yo había sido muy alocado, los fines de semana, toda la noche fuera, en pubs, hasta las tantas... Pues bien, no soporto los pubs ni las discotecas, llenas de humo, de ruido, de gente, de oscuridad... La última vez que fui, hará cosa de unos meses, por un aniversario, me agobié mortalmente. Sería, pues, lo único de lo que estoy de vuelta, por decirlo de algún modo.

Pero yo ahora quiero llamar la atención de un giro que usáis mucho en en Sur y que tú citas al principio... dar coraje. Eso y "es muy apañá" me parecen dos giros o frases hechas fantásticos, jajaja. Esto me da coraje y fulanito es muy apañao... no me digas, en pocas palabras lo dices todo, jajaja, lingüísticamente es admirable. Un abrazo.

Encarni dijo...

Yo tengo un vecino mayor que cada vez que me lo encuentro y charlamos de algo siempre me sueltaa aquello de: eso ya me lo sé, no ves que cuando tú vas yo ya he vuelto dos veces. Ainss, el pobre es esfervescente como las aspirinas, con la diferencia que a mi me produce dolor de cabeza cada vez que me lo encuentro.

Estoy totalmente de acuerdo contigo.
Un abrazo.

ARO dijo...

Hay quien viene de vuelta de todo porque no ha llegado a ninguna parte. Lo importante, como dices, es estar siempre yendo, abriendo nuevos caminos, pensando en el futuro.

Cristóbal S. dijo...

Muy acertada tu entrada Mamé, y esperemos que tengamos espíritu de aprendiz mientras nos quede vida por delante. Cada segundo son nuevas vivencias, nuevas experiencias y nuevos aprendizajes...tanto es así, que hasta el más curtido en mil batallas, un sólo imprevisto o acto que lo ponga frente a situaciones nuevas o al borde del abismo, puede hacerle cambiar completamente su visión del mundo. Puede que para él, todo lo que antes era tan cierto y tan correcto, después de eso deje de tener sentido y que piense que ha estado haciendo el idiota toda su vida...Entonces, se dará cuenta de que no venía tan de vuelta como pensaba...

PD: A los que dicen que es propio de la juventud, creo que se equivocan. Es PROPIO DE LA GENTE DE VUESTRA EDAD 40-50...

Antes no nos atrevemos a decir eso porque sería totalmente incoherente (¡somos jóvenes y estamos descubriendo la vida, cómo vamos a venir de vuelta!) y cuando seamos maás mayores seremos suficientemente sabios para ser conscientes de que, nunca se está de vuelta. Que siempre quedan cosas para aprender, y que lo que creíamos sabido, luego nla vida noos ha demostrado que es de otra manera. Ya sabes, eso de los palos, las vueltas que da esta ruleta del mundo, y todo lo que enseña esa hija de la gran puñeta que es la calle...