miércoles, 20 de octubre de 2010

YA ESTÁ AQUÍ...



No soy muy mucho de Navidad pero tampoco la aborrezco como algunas personas, lo que no soporto es que la traten como un burdo negocio al que exprimen al máximo, ayer mismo 19 de octubre me llevé una sorpresa cuando fui al Carrefour hacer las compras, unos grandes carteles nos desean Feliz Navidad y un poco más a bajo nos ofrecen ya los clásicos producto de esas fechas polvorones, mazapanes, turrones… y en las estanterías de enfrente aún están a la venta los bronceadores y las cremas solares para seguir tomando el sol en la playa, aún ando en camisetas y solo ver dichos “estantes” me dio no se si un escalofríos o un ataque de calor repentino, que sensación más rara y extraña.

.

Cuando lo que realmente tenían que ofrecer en estos días son los productos de los “Tosantos” castañas, nueces y huesitos de santos, pues nada ya nos vemos rodeados de bolas, guirnaldas y lucecitas de colores. Todavía faltan más de dos meses y pronto ya estaremos hartos y cansados de escuchar villancicos por todas partes y de ver Santa Claus o Reyes Magos por las calles, que esa es otra que no entiendo ¿O una cosa o la otra? Y la nueva forma de celebrar los “Tosantos” que ahora los modernos llaman Halloween y en vez de visitar cementerios el Día de los Difuntos se van de discotecas y bares de copas, disfrazados de brujas y fantasmas todo ello alrededor de las calabazas, que por estas tierras solo la utilizábamos para hacer la berza o el potaje, “Los tiempos están cambiando” como decía Bob Dylan ¡Viva el Americanismo! ¿Dónde vamos a llegar?

16 comentarios:

maile dijo...

Pues fijese a donde hemos llegado señor Mame, que no se donde he leido que la iglesia pide que para los disfraces con los que se celebra Hallowen elijamos los de Santos y Martires en lugar de los de Dracula o Spiderman, cuando se han pasado años diciendonos que esto del Hallowen no era cristiano.
Por algo dicen aquello de que "si no puedes contra tu enemigo, unete a el", o algo asi. Asi es que ya que no podemos parar el ataque navideño adelantado por las grandes superficies, unamonos a ellos y pongamonos de mantecados hasta las trancas que algo nos endulzaran la vida.

Besos pre-navideños.

Mari Carmen dijo...

Bueno, a mi me encanta la Navidad y es cierto, los productos de Navidad ya los tenemos en las tiendas, sí, que parece que se van a acabar y hay que hacer acopio de ellos. Por Dios, qué agonías... Pues no, yo me niego. Nunca compro nada de Navidad (y cada vez compro menos) hasta que no falta una semana para el 24 de diciembre. ¡Que se chinchen!

Hasta luego :)

Pasto dijo...

Pues sí. Parece que este año hay ganillas de vender. Los polvorones rellenos de brotes verdes van a hacer estragos.

emejota dijo...

No puedo sentirme más de acuerdo contigo y eso que una servidor nació por esas fechas. Por tanto de pequeña la navidad siempre me pareció la gloria bendita, siempre unida a mi cumple. Ahora ya, me da lo mismo, solo me dedico a mirar las caritas de los niños durante esos días.
En otro orden de cosas, Losantos, pues, como nunca ha resultado ser tradición familiar esta fiesta, siempre la tomé como un día de "vacatas". Que los floristeros hicieran su agosto en Noviembre me parece bien, cada cual procura por su mendrugo.
La fiesta de Halloween pues, tanto más me da, si se lo pasan bien, mejor reir que llorar. Lo que te puedo asegurar es que en USA, con 16 años descubrí esta fiesta y a esa edad, viviendo en el origen de la ceremonia, me lo pasé "chanchi piruli". Ahora queda el recuerdo y me siento agradecida de haber tenido el privilegio de haberlo vivido. Un fuerte abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Llegaremos a que, en enero "ya es primavera en..."(ya sabes dónde).

__MARÍA__ dijo...

A mí me gustan los polvorones cuando no es navidad ¿seré yo rara?

Besos

impresiones de una tortuga dijo...

¡Que mayores somos, Mamé! sentimos nostalgia de cosas que ya pasaron a la historia y sólo quedan en el recuerdo de cada uno.
Todo cambió casi sin darnos cuenta, ¡hasta el clima!, porque por estas fechas hacía un frío que pelaba.
De hecho, en los "tosantos" estrenábamos los abrigos, pero, tampoco hay fechas para estrenar, porque estrenamos cada día.
Saludos.

Genín dijo...

Por eso llega uno a Navidad ya bastante hartito..
Y en lo del Jalogüin, tambien influye la cantidad de imitamonas que proliferan por ahí...
Salud

Víctor Hugo. dijo...

Hace tres semanas que llevan vendiendo ya polvorenes y mazapanes en lso supermercados de mi barrio... Se pasan de listos.

Anna Jorba Ricart dijo...

Pronto quieren empezar a "hacer el agosto"..jajaja si es que nos quejamos de todo...
Ahora de que las castañeras asan las castañas por todos los santos, en manga corta...adiós a aquella imagen de la castañera y el frio y la nieve...
Eso si un boniato a 3 euros en Barcelona...¿será posible¿....
Yo tengo,desde hace no sé cuantos meses la loteria de Navidad comprada...y si no corres te quedas sin...
jajaja..de todo hay que decir,Mamé...

Alejandro Kreiner dijo...

En esta sociedad de consumo siempre "estamos en temporada".

Saludos.

felicitat dijo...

Yo, ya no digo nada. Está todo dicho... Feliz Navidad y prospero Año Santo! jajaja

Un saludo.

ARO dijo...

No te enteras, Mamé; los ritmos festivos y las estaciones del año las marcan los grandes almacenes. Nosotros, a comprar y a callar, que para eso nos pagan.

Abuela Ciber dijo...

Uhau no la tenía.....ya Navidad!!!!!!

Por acá estan con el feo hallowen (nosse si se escribe así)

Cariños

Cristóbal S. dijo...

Pues sí, Mamé, por desgracia la Navidad también se ha convertido en una forma más de exprimirnos el zumito de esa naranja consumista que todos llevamos dentro.

Y desde luego, que en Octubre ya se hable de Navidad y que haya niños (me consta) escribiendo ya la carta a los Reyes, no es más que la constatación del triunfo de ese modelo y de la conquista de nuestro territorio mental que han obrado. Al menos, hay quienes aún no vemos esto como algo normal.

En cuanto a Halloween, es una fiesta estupenda en los países de tradición anglosajona, pero aquí es algo esperpéntico. Supone una infravaloración para nuestra cultura y una aceptación de esa uniformidad cultural que quiere imponerse en este mundo globalizado.

No hay que cerrarse a nuevas cosas. Al contrario. Tenemos que estar abiertos y aprender a apreciar lo distintivo de otras culturas. Pero lo bueno y valioso es precisamente eso: LO DISTINTIVO. No podemos traerlas aquí. Es un esperpento. Sería como si en vez de hacer Moscatel, hiciéramos Whisky.

Tampoco veo yo a los anglosajones cantando cupleses de Carnaval ni con capirotes por Semana Santa. Allí, por cierto, hacen unos huevos (Easter Eggs, que se llaman) pintaditos que supongo tardarán poco en llegar. Como el árbol de Navidad también llegó en su momento. En fin... que todo nos conduce a una uniformidad que particularmente, me produce algo de asquito...No podemos cargarnos la diversidad ni olvidar lo que nos ha hecho distintos!

Lo que distingue a una cultura, si todos la adoptan ya no distingue a nadie y pierde su valor de originalidad.

Princesa115 dijo...

La sociedad de consumo Mamé, ella es la que nos marca el ritmo.
Yo soy más de los Reyes Magos.
No me gustan para nada Las Navidades, pero hay que pasarlas.

Un saludo